home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Tristeza de los cítricos


La tristeza, CTV (acrónimo de Citrus Tristeza Virus en Inglés) es una enfermedad viral que afecta a los cítricos, pero su efecto desvastador se produce cuando se usan ciertos patrones para injertar otras variedades. Es sin duda la peor de todas las enfermedades de los cítricos desde el punto de vista económico y ha causado enormes pérdidas a las plantaciones de cítricos en casi todo el mundo.

El virus de la tristeza, al igual que el de la gripe humana, tiene diferentes variantes, algunas más benignas, y otras muy severas, por eso, el comportamiento y la sintomatología de la enfermedad puede ser muy variable en dependencia de las variedades de cítricos y la variante del virus involucradas.

Los siguientes cultivares resultan afectados por la enfermedad cuando crecen en patrones de naranja agria, pomelo o limón real (pero no "rough lemon"): naranja dulce, mandarina (incluyendo Satsuma y Ponkan), Tangor, muchas variedades de tangelo, y toronja.

Cuando un cítrico resulta infestado con una variante benigna del virus, muestra una elevada resistencia a la contaminación con cepas más severas, este método de inmunización, tal cual si fuera una vacuna, se usa en algunas áreas para evitar la infección de los árboles con cepas severas y desvastadoras y así sostener a flote la industria citrícola, aun a espensas de una cierta disminución del rendimiento producida por los virus benignos. Este método es práctico en aquellas plantaciones ya establecidas, donde no pueden sustituirse los árboles que mueren por otros injertados en patrones resistentes, debido a las distancias de siembra, la tolerancia al tipo de suelo y a otras razones. Para lograr las plantas resistentes lo que se hace es utilizar injertos portadores de las cepas de virus benignos.

No obstante, lo mas común, práctico y seguro es utilizar patrones inmunes al virus e injertos certificados "libres del virus" en las nuevas plantaciones. De hecho en muchos países está prohibido utilizar los patrones de naranja agria como portainjertos de otras variedades, otros van aun mas lejos, y solo permiten crear nuevas plantas suseptibles a viveros certificados.

Los primeros síntomas externos de las plantas afectadas por CTV son; hojas de coloración verde opaca y abarquilladas, clorosis de la nervadura central, consistencia coreácea y defoliación. La brotación es numerosa, débil y de hojas pequeñas. La planta a partir del segundo año después de la infección comienza a mostrar pérdida de vigor. Todos estos síntomas son consecuencia de la acción del virus en la zona de la unión injerto-patrón. El virus afecta los vasos conductores y sus células acompañantes. Estos, al perder tensión se aplastan, produciendo una disminución del flujo de los líquidos vitales en la zona de unión del injerto. El daño al tejido conductor, impide que el agua y los nutrientes puedan llegar normalmente a las partes altas de la planta, y a su vez que los productos de la fotosíntesis no puedan bajar a alimentar la raíces. Dependiendo de los grados de resistencia o susceptibilidad de las diferentes combinaciones de injerto-patrón, y a la severidad de la variante de infección la planta colapsará más o menos rápido.

Otras plagas y enfermedades aquí.
Para ir al íncide general del portal aquí.