home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Acerola o Cereza de Barbados

Malpighia punicifolia L.

Malpighia glabra Millsp.

Contenido del artículo
Descripción
Origen y distribución
Variedades
Clima
Suelo
Propagación
Cultivo
Polinización y fructificación
Temporada
Cosecha
Rendimiento
Mantenimiento de la calidad
Enfermedades y plagas
Usos como alimento
Efectos nocivos
Otros usos

Acerola o cereza tropical


La cereza de Barbados, un miembro de la Malpighiaceae, es un ejemplo interesante de una fruta que se levantó, como la Cenicienta, de una relativa oscuridad de cerca de 40 años. Fue en aquel momento tema de mucha confusión taxonómica, habia sido descrita y comentada anteriormente bajo el binomio Malpighia glabra L., que pertenece propiamente a un pariente silvestre que habita en las Antillas, América tropical y las tierras bajas de México hasta el sur de Texas, y que tiene las hojas más pequeñas y puntiagudas, flores más pequeñas en umbelas pedúnculares, los estilos casi iguales, y pequeños frutos. Ha sido aprobado en general el nombre de M. punicifolia L. (M. glabra Millsp. NO Linn.) como el nombre botánico correcto para la cereza de Barbados, que también se llama Barbados cherry, West Indian cherry, native cherry, garden cherry, French cherry en Inglés; en español, acerola, cereza, cereza colorada, cereza de la Sabana, o grosella; en francés, cerisier, cerise de St. Domingue; en portugués, cerejeira. El nombre de Venezuela es semeruco, o cemeruco, en las Antillas Neerlandesas, shimarucu, en las Filipinas, malpi (una abreviatura del nombre genérico).

Descripción

La acerola es un arbusto grande, denso o un árbol pequeño que alcanza hasta 20 pies (6 m) de altura e igual de ancho, con ramas más o menos erectas o caídas, minuciosamente pubescentes, un tronco corto y de 4 pulgadas (10 cm) de diámetro. Sus hojas son perennes, elípticas, oblongas, obovadas, o estrechamente oblanceoladas, algo onduladas, de 3/4 a 2 3/4 pulgadas (2-7 cm) de largo y de 3/8 a 1 5/8 pulgada (9.5-40 mm) de ancho, obtusas o redondeadas en el ápice, agudas o acuminadas en la base, teniendo pelos blancos, sedosos e irritantes cuando muy jóvenes, sin pelos, de color verde oscuro y brillantes cuando maduran. Las flores, son sésiles o en la cima de un corto pedúnculo, con 5 pétalos como flecos de color rosa o lavanda, en forma de cuchara. Los frutos, crecen solos o en grupos de 2 o 3 en las axilas de las hojas, son oblatos a redondos, como la cereza real, pero con lóbulos más o menos obvios; 1/2 a 1 pulgada (1.25-2.5 cm) de ancho, de piel fina de color rojo brillante, y pulpa de color anaranjado, muy jugosa, ácida o sub-ácida. Contiene 3 pequeñas semillas redondeadas las que presentan 2 alas estriadas grandes y 1 pequeña, formando así lo que generalmente se considera un núcleo pétreo y coreáceo triangular, de color amarillento, no comestible.

Origen y Distribución

La acerola es nativa de las Antillas Menores desde St. Croix a Trinidad, también de Curazao y Margarita y las tierras vecinas del norte de Sudamérica hasta el sur de Brasil. Se ha naturalizado en Cuba, Jamaica y Puerto Rico después de su cultivo, y se cultiva en patios en las Bahamas y las Bermudas, y en cierta medida en Europa Central y América del Sur.

Se cree que la planta llegó por primera vez a la Florida desde Cuba llevada por Pliny Reasoner, porque apareció en el catálogo de la "Royal Palm Nursery" en 1887-1888. Se llevó al extranjero probablemente más temprano ya que se sabe que daban frutos por primera vez en las Filipinas en 1916. En 1917, H.M. Curran entró semillas desde Curazao al "United States Department of Agriculture". La planta creció casuamente en el sur y centro de la Florida después de la Segunda Guerra Mundial cuando se plantó con mas frecuencia. En Puerto Rico, justo antes de la guerra, el "Federal Soil Conservation Department" plantó árboles de cereza de Barbados para controlar la erosión de las terrazas en el "Rio Piedras Experiment Station". Durante la guerra, 312 plantas de semillas de las frutas mas grandes y agradables se distribuyeron a las familias. Más tarde, varios miles de árboles fueron proporcionados para plantar en los patios de las escuelas para aumentar la ingesta de vitaminas de los niños, quienes son naturalmente gustosos de comer los frutos.

Una explosión de interés ocurrió como resultado de algunos análisis de alimentos que se llevaron a cabo en la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras en 1945. La emblica (Emblica officinalis L.) resultó tener un extremado alto contenido de ácido ascórbico. Esto inspiró a uno de los ayudantes de laboratorio a incorporar a los análisis algunas cerezas de Barbados, que los habitantes locales estaban acostumbrados a comer cuando tenían resfriados. En estos frutos se encontró que contienen mucho más ácido ascórbico que las emblicas, y, debido a su aspecto atractivo y su sabor superior, el interés cambió rápidamente de la emblica a la cereza de Barbados. Mucha publicidad se produjo con la fruta bajo el nombre Puertoriqueño de acerola. Una plantación de 400 árboles se estableció en Río Piedras en 1947 y, desde 1951 hasta 1953, 238 árboles fueron establecidos en la Subestación de Isabela. En 1954, había 30,000 árboles en plantaciones comerciales de la isla. Varias plantaciones se han hecho en la Florida y una de 2,000 acres (833 ha) en Hawai. Hubo un gran revuelo de actividad. Los horticultores estaban ocupados haciendo selecciones de clones de alto ácido ascórbico y la mejora de los métodos de propagación vegetativa, y los agrónomos estaban estudiando los efectos de las prácticas culturales. Plantaciones más pequeñas se estaban desarrollando en Jamaica, Venezuela, Guatemala, Ghana, India, Filipinas y Queensland, Australia, e incluso en Israel. Muchos productores de los llamados "alimentos naturales" promovieron diversos modos de venta de "vitamina C", de las frutas; en polvo, comprimidos, cápsulas, jugo, jarabe.

A la larga el entusiasmo disminuyó cuando se cayó en cuenta que la fruta no podía convertirse en una superestrella, debido a su contenido de ácido ascórbico solamente, ya que el ácido ascórbico a partir de una fuente natural, económicamente no podía competir con los productos sintéticos más baratos, y que la investigación demostró que el ácido ascórbico de la cereza de Barbados se metaboliza de manera idéntica a la asimilación del ácido ascórbico cristalino.

Las grandes plantaciones de la "Hawaiian Acerola Company" (filial de "Nutrilite Products Company") fueron abandonadas por este motivo, por la baja producción de frutos, y tambien porque se decía que el bajo contenido de ácido ascórbico era debido a las altos niveles de cobre en el suelo. La producción de Puerto Rico a partir de entonces se dirigió principalmente a la utilización de la fruta en alimentos infantiles especiales.

Variedades

En 1956, los trabajadores de la "University of Florida's Agricultural Research and Education Center", en Homestead, después de hacer las selecciones y evaluaciones preliminares, eligió como superior la llamada 'Florida Sweet', un clon del que se observó que tienen un hábito de crecimiento vertical, frutos grandes, piel gruesa, parecida a la manzana, con sabor semi-dulce y alto rendimiento.

Las primeras selecciones prometedoras en Puerto Rico, sobre la base de tamaño de los frutos, el rendimiento y el contenido de vitaminas, fueron identificados como 'A-l' y 'B-17', pero se encontró más tarde que eran inferiores a 'B-15' en el nivel de ácido ascórbico y la productividad. Los rendimientos de 10 clones ('A-l', 'A-2', 'A-4', 'A-10', 'A-21', 'B-2', 'B-9', 'B-15', 'B-17', y 'K-7') se compararon por un período de mas de 2 años (1955-56) en Puerto Rico y la 'B-15' superó con creces a los demás en ambos años.

Una variedad hortícola en St. Croix, antes conocida como M. thompsonii Britton & Small, ha mostrado hojas inusualmente grandes y flores y frutos más abundantes que la cepa común de cereza de Barbados.

Clima

La cereza de Barbados pueden ser calificada como tropical y subtropical, los árboles maduros pueden sobrevivir a una exposición breve a 28 ºF (-2,22 ºC). Las plantas jóvenes mueren por cualquier caída por debajo de 30 ºF (-1,11 ºC). Está naturalmente adaptada a regiones con precipitaciones de medias a bajas; puede tolerar largos períodos de sequía, aunque puede no producir frutas hasta la llegada de la lluvia.

Suelo

El árbol crece bien en piedra caliza, marga y arcilla, siempre que tengan buen drenaje. El pH debe ser de al menos 5,5. El incremento a 6,5 mejora significativamente el desarrollo radicular. Los suelos ácidos requieren la adición de cal para evitar la deficiencia de calcio y aumentar el rendimiento. La cal debe ser mezclada en el suelo a una profundidad de 8 pulgadas (20 cm) o más.

Propagación

Si se usan semillas para la siembra, deben ser seleccionadas a partir de clones deseable no expuestos a la polinización cruzada de tipos inferiores. Deben estar limpias, secas y espolvoreadas con un fungicida. También debe tenerse en cuenta que las semillas de una misma fruta se desarrollan individualmente de forma desigual y sólo las que están plenamente desarrolladas cuando el fruto está maduro germinarán satisfactoriamente. Las tasas de germinación puede ser sólo del 50% o tan bajo como el 5%. Las plántulas deben ser transferidas de los canteros de germinación a contenedores cuando tienen de 2 a 3 pulgadas (5-7.5 cm) de alto.

Los acodos (en verano) y los injertos laterales de parche y los de púa son viables, pero no son populares porque es mucho más fácil levantar el árbol a partir de esquejes. Las estacas de ramas de 1/4 a 1/2 pulgada (6-12.5 mm) de espesor y de 8 a 10 pulgadas (20-25 cm) de largo, con 2 o 3 hojas adjuntas, tratadas con hormonas y puestas en arena u otros medios adecuados, bajo niebla constante o intermitente, enraízan en 60 días. Luego se trasplantan a  filas en el vivero o en contenedores y se mantienen en la sombra durante 6 meses o un año antes de ser establecidas en el campo. Algunas frutas se producirán un año después de la siembra, pero una buena cosecha no se puede esperar hasta el año 3 o 4. El árbol seguirá produciendo bien durante unos 15 años. Hay un lapso de sólo 22 días entre la floración y la maduración completa de las frutas.

El injerto se practica generalmente sólo cuando las estacas de un clon deseado son escasas o si un patrón resistente a los nematodos está disponible en el que se puede injertar un cultivar preferido, o cuando se recorta drásticamente un árbol que da frutos de baja calidad.

Cultivo

El árbol de acerola crecerá y fructificará bastante bien con poco cuidado. Para un mejor rendimiento, los agrónomos de Puerto Rico han recomendado una fórmula fertilizante 8-8-13 dos veces al año durante los primeros 4 años a razón de 1/2 a 1 lb (0.22-0.45 kg) por árbol. Los árboles adultos deben recibir de 3 a 5 libras (1.35-2.25 kg) por árbol. Además, debe agregarse materia orgánica en el hoyo de siembra y también suministrarla en cantidades de 10 a 20 libras (4.5-9 kg) por árbol. En las condiciones de la Florida, una fórmula 10-10-10 se da en febrero, 1 lb (0.22 kg) por cada año de crecimiento. En mayo, julio y septiembre, una fórmula 4-7-5-3 se recomienda, a razón de 1 lb (0.22 kg) por cada año de edad hasta el año 10. A partir de entonces, una mezcla 6-4-6-3 se le da a razón de 5 libras (2.25 kg) por árbol en invierno y 10 libras (4,5 kg) por árbol para cada una de las tandas de verano. En los suelos de piedra caliza, los aerosoles de elementos menores con cobre, zinc y, en ocasiones manganeso aumentarán el crecimiento y la productividad. Los árboles jóvenes necesitan riego regular hasta que estén bien establecidos; los árboles más viejos requieren de riego sólo durante las sequías. Las plantas adultas producirán mejor si se aclaran con una poda juiciosa después de la cosecha tardía y, a continuación fertilizado una vez más.

Polinización y cuajado de frutas

En la Florida, las abejas visitan las flores de la cereza de Barbados en gran número y son las principales polinizadoras. El mantenimiento de colmenas cerca de los árboles mejora sustancialmente la producción de frutos. En Hawai, se encontró que el transporte de polen por el viento es muy bajo, y la polinización por insectos es insuficiente. Por consiguiente, a menudo las frutas son sin semillas. Las investigaciones han demostrado que los reguladores de crecimiento (IBA a 100 ppm; PCA a 50 ppm) inducen un cuajado de frutos mucho mas alto, pero estos productos químicos pueden ser demasiado costosos para comprarse y aplicarse.

Temporada

En la Florida, las Bahamas, Puerto Rico y Hawai la temporada de fructificación varía con el clima. Puede haber una cosecha de primavera que madura en mayo y luego sucesivas pequeñas cosechas de vez en cuando hasta diciembre, pero a veces, si faltan las lluvias de primavera, puede que no produzcan frutos hasta diciembre en una cosecha abundante. En Zanzíbar, la temporada de maduración se dice que es durante los meses de diciembre y enero.

Cosecha

Para uso doméstico, como postre, los frutos se recogen cuando están completamente maduros. Para el tratamiento y conservación, pueden ser recogidos algo inmaduros, cuando están pasando de amarillo a rojo. Como hay fructificación continua durante largos períodos, la recogida se realiza diariamente, un día sí y otro no, o cada 3 días para evitar pérdidas por caída.

Los frutos son generalmente recogidos manualmente en el fresco de la mañana, y deben manejarse con cuidado. Para el procesamiento de inmediato, algunos productores sacuden el árbol y dejan caer los frutos maduros sobre hojarasca distribuida en el suelo. Las frutas cosechadas deben mantenerse en la sombra, hasta que sean transportadas desde el campo, lo que debe hacerse con menos de 3 horas, y los recipientes de colección se deben cubrir con una lona para retardar la pérdida de ácido ascórbico.

Rendimiento

Existe una gran variación en la productividad. Los árboles individuales puede producir de 30 a 62 libras (13.5-28 kg) en Puerto Rico. En Jamaica, el rendimiento máximo a los 6 años es de aproximadamente 80 libras (36 kg) por árbol; 24,000 libras por acre (24,000 kg / ha). Los productores venezolanos han informado de 10 a 15 toneladas/ha, el promedio en Puerto Rico es de 25 toneladas/ha/año. La 'Florida Sweet' en la Florida ha producido 65 toneladas/ha. Una parcela de 300 árboles de la 'Florida Sweet' ha dado una cosecha de 6,300 a 51,300 libras (2,858-23,270 kg) de fruta de marzo a noviembre, en Homestead, Florida.

En Puerto Rico, una plantación de 200 árboles se puede esperar que produzca de 3,600 a 5,400 libras (1,636-2,455 kg) de jugo. Desde el jugo pueden extraerse por lo menos 120 libras (54,5 kg) de vitamina C, expresada en ácido ascórbico y deshidroascórbico, por lo que el contenido puede ser el 2%. En Puerto Rico, se calcula que 10 toneladas de fruta deben producir 435 libras (197 kg) de ácido ascórbico.

Mantenimiento de la calidad

Las acerolas maduras se moretean con facilidad y son muy perecederas. Los procesadores las almacenan no más de 3 días a 45 ºF (7.22 ºC). Los frutos medio-maduros se puede mantener por unos días más. Si es necesario un almacenamiento más largo, los frutos deben ser congelados y mantenidos a 10 ºF (-12.22 ºC) y posteriormente descongelados para su uso. En un tiempo se creía que los frutos pueden ser transportados a plantas de transformación en tanques de agua (como se hace con las cerezas reales), pero se descubrió que pierden su color y el contenido de ácido ascórbico en el agua.

A temperatura ambiente, 85 ºF (29.44 ºC) en Puerto Rico las acerolas y su jugo enlatados en conserva pierden el color y sabor fresco y del 53% al 80% de su contenido de ácido ascórbico en un mes, y las latas de metal se hinchan debido al desarrollo de CO2. La refrigeración a 44.6 ºF (7 ºC) reduce considerablemente el deterioro. El jugo en el refrigerador doméstico perderá el 20% de su ácido ascórbico en 18 días. Por lo tanto, el jugo y el puré no deben mantenerse allí más de una semana.

Enfermedades y plagas

Uno de los principales obstáculos para el cultivo exitoso de la aceroa es la susceptibilidad del árbol a los nemátodos productores de nudos de raíz, Meloidogyne incognita var. acrita, especialmente en suelos ácidos de arena. La fumigación del suelo, la cubierta vegetal y el riego regular ayudarán a mantener este problema bajo control. El nematodo barrenador, Radopholus similis, es también una causa de la declinación de los árboles sanos.
En la Florida el follaje es atacado por varias cochinillas, la mosca blanca, un arrollador de hojas, y áfidos. En Guatemala, el áfido, Aphis spiraecola, ataca las hojas y las ramas tiernas. Esta plaga y la oruga Hespéride, Ephyriades arcas, requieren control químico. En Puerto Rico, el árbol es dañado por el crisomélido azul de la acerola, Leucocera laevicollis. Algunas frutas pueden quedar deformadas. Ninguno de estos depredadores son de gran importancia.
La plaga principal en la Florida es la mosca de la fruta del Caribe, Anastrepha suspensa, que parece atacar a todos los frutos y sus larvas se encuentran comúnmente en el interior. En Guatemala, un gusano de la fruta, Anthonomus florus, deposita sus huevos en el ovario floral y también en los frutos, las larvas se alimentan de los frutos causando deformidad y la ruina total. Medidas drásticas de control se han empleado en contra de este depredador, incluida la incineración de todos los frutos caídos, los frutos infestados y la eliminación de todas las especies relacionadas que actúan como anfitriones.
Pocas enfermedades se han reportado. Sin embargo, en la Florida, hay casos de antracnosis causada por Colletotrichum gloeosporioides, y las manchas puntuales en las hojas debidas al hongo Cercospora bunchosiae, son una enfermedad grave en la Florida, Puerto Rico y Hawai. La costra verde, identificada con el alga, Cephaleuros virescens, se produce en Puerto Rico.

Usos como alimento

Las cerezas de Barbados se consumen frescas, sobre todo por los niños. Para el uso como postre, son deliciosas simplemente guisadas con la cantidad de azúcar que se desee para modificar la acidez de los tipos disponibles. Al comerlas, las semillas se separan de la pulpa en la boca y se retornan con la cuchara al plato. Muchos pueden pensar que es una molestia, pero se ve compensaa por el placer de disfrutar el jugo y el sabor de la pulpa. De otro modo, las frutas cocidas se cuelan para eliminar las semillas y la salsa o puré resultante se puede utilizar como cubierta o relleno en pasteles, pudines, helados o bananas en rodajas, o utilizarse en otros productos culinarios. Comercialmente el puré preparado se seca o congela para uso futuro. El jugo fresco evita el oscurecimiento de las rebanadas de bananas en las ensaladas de frutas. Puede ser utilizado para postres de gelatina, ponches, o sorbetes, y se ha añadido como un suplemento de ácido ascórbico a los zumos de otras frutas. El jugo se secó y pulverizó comercialmente en Puerto Rico durante una década hasta que el costo de producción causó el cierre de la fábrica.

Las frutas pueden hacerse en almíbar o, añadiendo pectina, una excelente jalea, mermelada, u otras conservas. Al cocinarlas el brillante color rojo cambia a rojo pardusco. El proceso de pasteurización en el enlatado del jugo cambia el color a rojo anaranjado o amarillo, y el envasado en latas produce aún más el deterioro de color. Las latas recubiertas de esmalte preservan mejor el color.

Los vinos fabricados de las cerezas de Barbados en Hawaii, retienen el 60% del ácido ascórbico.
Valor alimenticio por 100 g de la porción comestible*
Calorías 59
Humedad 81.9-91.10 g
Proteína 0.68-1.8 g
Extracto etéreo 0.19-0.09 g
Fibra 0.60-1.2 g
Grasa 0.18-0.1 g
Carbohidratos 6.98-14.0 g
Cenizas 0.77-0.82 g
Calcio 8.2-34.6 mg
Fósforo 16.2-37.5 mg
Hierro 0.17-1.11 mg
Caroteno 0.003-0.408 mg
(Vitamina A) 408-1000 I.U.
Tiamina 0.024-0.040 mg
Riboflavina 0.038-0.079 mg
Niacina 0.34-0.526 mg
Ácido ascórbico**




*De acuerdo a análisis hechos en Hawai, Guatemala, y otros lugares.

** De acuerdo a los análisis en el "Massachusetts Institute of Technology" de frutas cultivadas en Barbados: 4,500 mg (verde), 3,300 mg (medio maduro), 2,000 mg (muy maduras). El nivel de ácido ascórbico de frutas verdes puede ser de hasta 4,676 mg la que es sólo superada por los frutos de Rosa rugosa Thunb., que pueden tener hasta 6,977 mg/100 g. Este componentes  varía tanto como el 25% con el clon, la localidad, los métodos culturales y el grado de exposición a la luz solar durante las etapas de desarrollo y después de la cosecha. En el INCAP (Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá), en ensayos de Guatemala en el período 1950-1955 mostró niveles preocupantemente bajos, un promedio de 17 mg/100 g, mientras que las frutas enviadas al INCAP vía aérea y en hielo seco desde la Florida fueron analizadas y contenían 1,420 mg/100 g. En experimentos de campo, el tratamiento de los frutos jóvenes en el árbol con 200 ppm de ácido giberélico ha provocado un marcado aumento en el contenido de ácido ascórbico en los frutos maduros.

El ácido ascórbico no es totalmente destruido por el calor, la jalea puede contener 499-1,900 mg/100 g. Otros constituyentes son dextrosa, levulosa, y un poco de sacarosa.

Efectos nocivos

Los médicos de Curazao reportan que los niños a menudo requieren tratamiento para la inflamación y obstrucción intestinal causada por comer cantidades de frutas enteras, incluidas las semillas, de las acerolas silvestres que abundan en la isla.
Las personas que recogen cerezas de Barbados, sin guantes ni mangas largas pueden sufrir irritación de la piel por el contacto con los diminutos pelos urticantes en las hojas y pecíolos.

Otros usos

Corteza: La corteza del árbol contiene 20-25% de tanino y se ha utilizado en la industria del cuero.

Madera: La madera es sorprendentemente dura y pesada. Los ensayos han demostrado que se niega a encender aun tratada con líquidos inflamables, a menos que esté perfectamente seca.

Usos medicinales:
Los frutos son considerados beneficiosos para los pacientes con dolencias del hígado, diarrea y disentería, así como aquellos con tos o resfriado. El jugo puede usarse para hacer gárgaras y aliviar el dolor de garganta.

Otros frutales aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.