home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Jaboticabas

Myrciaria cauliflora Berg.

Eugenia cauliflora DC.

Poco conocidos fuera de su área de distribución natural, estos miembros de la familia del mirto, Myrtaceae, son tal vez las frutas nativas más populares entre los árboles frutales de Brasil. En general, identificados como Myrciaria cauliflora Berg. (sin. Eugenia cauliflora DC.), los nombres jaboticaba, jabuticaba o yabuticaba para el fruto; jaboticabeira para el árbol abarcan en realidad 4 especies de árboles y frutas muy similares: M. cauliflora, jaboticaba sabará, también conocida como jabuticaba sabará, jabuticaba de Campinas, guapurú, guaperu, hivapuru o ybapuruM. jaboticaba Berg., gran jaboticaba, conocida también como jaboticaba de Sao Paulo, jaboticaba do mato, jaboticaba batubajaboticaba graudaM. tenella Berg., Jaboticaba macia, también conocida como guayabo colorado, cambui Preto, murta do Campo, camboinzinhoM. trunciflora Berg. jaboticaba de tallo largo, también llamada jaboticaba de Cabinho, o jaboticaba do Pará.

La palabra "jaboticabas" se dice que se ha derivado del término Tupí, jabotim, para la tortuga, y significa "como grasa de tortuga", probablemente refiriéndose a la pulpa del fruto.

Descripción

Los árboles de jaboticabas son de crecimiento lento, los de M. tenella. son arbustos, de 3 1/2 a 4 1/2 pies (1-1.35 m) de alto, los de M. trunciflora. de 13 a 23 o hasta 40 pies (4.7 o 12 m); las otras especies por lo general alcanzan los 35 a 40 pies (10.5-12 m). Todos son profusamente ramificados, empezando cerca de la tierra y  orientados hacia arriba y hacia afuera de manera que la densa copa redondeada puede alcanzar una amplitud máxima de 45 pies (13.7 m). La corteza externa es delgada, como la de la guayaba, con parches sueltos en escamas de la fina piel, permitiendo manchas mas claras. Las hojas y ramitas jóvenes son pubescentes.
Contenido del artículo
Descripción
Origen y distribución
Variedades
Polinización
Clima
Suelo
Propagación
Cultivo
Temporada
Cosecha y empacado
Mantenimiento de la calidad
Enfermedades y plagas
Usos como alimento
Toxicidad
Usos medicinales

Fruta jaboticabas



Las hojas son perennes, opuestas, en peciolos muy cortos y vellosos, lanceoladas o elípticas, redondeadas en la base, agudas o romas en el ápice; de 1 a 4 pulgadas (2.5-10 cm) de largo, 1/2 a 3/4 pulgada (1.25-2 cm) de ancho, coriáceas, de color verde oscuro y brillante. Las flores múltiples surgen de manera espectacular de los troncos y ramas, en grupos de 4, en pedicelos muy cortos y gruesos, tienen 4 pétalos blancos pubescentes, y alrededor de 60 estambres de 1/6 pulgada (4 mm) de largo. Los frutos, se producen en abundancia, individualmente o en grupos, en tallos cortos y en gran parte ocultos por el follaje y la sombra de la bóveda, pero visibles en las partes inferiores de los troncos. Son redondos, ligeramente achatados, piriforme amplio, o elipsoide, con un pequeño disco y los vestigios de los 4 sépalos en el ápice, los frutos varían en tamaño según la especie y variedad, van desde 1/4 pulgada (6 mm) en M. tenella hasta 5/8 a 1 1/2 pulgada (1.6-4 cm) de diámetro en las otras especies. La piel es lisa, dura y muy brillante, de color verde brillante, rojo-púrpura, granate, o más o menos púrpura oscuro como para parecer casi negra, ligeramente ácida y algo insípida; encierra una pulpa gelatinosa, jugosa, translúcida, de color blanco o rosa, que se aferra firmemente a las semillas. El fruto tiene un sabor en general de sub-ácido a dulce, que recuerda la uva, con un leve o hasta desagradable tono resinoso, y es a veces muy astringente. Puede tener de 1 a 5 semillas ovales a casi redondas pero aplanadas, de duras a blandas, de color marrón claro, 1/4 a 1/2 pulgada (6-12.5 mm) de largo, pero con frecuencia algunas son abortivas. El fruto ha sido comparado con la uva moscatel, excepto por las grandes semillas.

Origen y Distribución

La M. cauliflora es nativa de la región montañosa alrededor de Río de Janeiro y Minas Gerais, Brasil, también en torno a Santa Cruz, Bolivia, Asunción, Paraguay, y el noreste de Argentina. La M. jaboticaba. crece en forma silvestre en los bosques de los alrededores de Sao Paulo y Río de Janeiro; M. tenella. se produce en la zona de Bahía y las montañas de Minas Gerais, en los estados de Sao Paulo, Pernambuco y Rio Grande do Sul, también en torno a Yaguarón, Uruguay, y San Martín, Perú. La M. trunciflora es indígena en las cercanías de Minas Gerais.

Las jaboticabas se cultivan desde la sureña ciudad de Río Grande a Bahía, y desde la costa de Goiás y Mato Grosso, en el oeste, no sólo por los frutos, sino también como árboles ornamentales. Son más comunes en parques y jardines en Río de Janeiro y en pequeñas plantaciones alrededor de Minas Gerais. Muchas formas de cultivo se cree que son híbridos interespecíficos.

Uno de los primeros "rumores" acerca de las jaboticabas de Brasil fue publicada en Amsterdam en 1658. Fue introducida en California (Santa Barbara) sobre 1904. Algunos de los árboles estaban vivos en 1912, pero todos habían desaparecido en 1939. En 1908, la Sociedad Nacional de Agricultura de Brasil envió al "United States Department of Agriculture" 3 plantas de las variedades, 'Coroa', 'Murta', y 'Paulista'. Las 2 primeras murieron pronto, pero la 'Paulista' vivió hasta 1917. Un Dr. W. Hentz compró 6 plantas injertadas pequeñas en Río de Janeiro en 1911 y las plantó en City Point, Condado Brevard, Florida. Sólo una, la variedad 'Murta', sobrevivió y se trasladó a Winter Haven en 1918. Comenzó la fructificación en 1932 y continuó produciendo con gran abundancia. Otra introducción se hizo por el "United States Department of Agriculture" en 1913, en forma de semillas recolectadas por los exploradores de plantas, P. H. Dorsett, A. D. Shamel, y W. Popenoe de frutas vendidas en Río de Janeiro, de las cuales la mejor se decribió de 1 1/2 pulgada (3.8 cm) de grueso. En 1914, el "United States Department of Agriculture" recibió semillas de 40 libras (28 kg) de fruta comprada en el mercado público de Río de Janeiro, las que parecían diferentes de las anteriores, eran de color púrpura-marrón, redondas o ligeramente achatadas, y, a lo sumo de 1 pulgada (2,5 cm) de diámetro. Las plantas cultivadas de estas semillas, se cree que representan a más de una especie y se distribuyeron en Florida, California y Cuba. Una planta de M. trunciflora de este lote, se sembró en la finca Charles Deering, Buena Vista, Florida, y luego transferida a continuación al "U.S.D.A. Plant Introduction Station" (ahora el "Subtropical Horticulture Research Unit") en Old Cutler Road. Creció pobremente en la piedra caliza, pero sobrevivió.

En 1918, se presentaron semillas al "U.S. Department of Agriculture" por el Director de la Escuela Agrícola de Lavras, en Minas Gerais, y la mayoría de los árboles resultantes crecieron en el Jardín de la "Brickell Avenue", hasta 1926, cuando murieron por los 3 pies (1 m) de agua salada, empujada al jardín por un huracán desastroso de ese año. El Dr. David Fairchild se alegró de que, en 1923, había sembrado dos de las plantas de semilla en su casa, "The Kampong", en Coconut Grove y estas vivían, fructificaron por primera vez en 1935. Las plántulas del mismo lote fueron cultivadas con éxito y fructificaron en gran medida en el "Atkins Garden of Harvard University" (hoy Jardín Botánico de Cienfuegos), en Soledad, cerca de Cienfuegos, Cuba.

En 1920, el Dr. Fairchild y P.H. Dorsett tomaron varios árboles jóvenes de Panamá y los plantaron en Juan Mina, Colombia, a nivel del mar los que crecieron bien y fructificaron por muchos años. Más tarde, las jaboticabas se establecieron en el "Summit Botanic Garden", de Panamá. Entre 1930 y 1940, las plantas presumiblemente desde el "Summit Garden", se llevaron a la Estación Agrícola de Palmira, en el sur de Colombia.

Un lote de semillas fueron enviadas desde Washington a las Filipinas en 1924. Otro de plantas se mandaron a Puerto Arturo, Honduras, y transferidas al jardín experimental de Lancetilla, en Tela, en 1926 y nuevamente en 1929. Otras plantas se transfirieron desde el "Summit Botanic Garden" en 1928. Los árboles florecieron y fructificaron bien en Honduras. El Dr. Hamilton P. Traub, de la sucursal de Orlando, Florida, del "U.S. Department of Agriculture", estableció una plantación experimental de jaboticabas en 2 1/2 acres (cerca de 1 ha) en 1940 para pruebas y estudio. En ese momento sólo había unos pocos árboles productivos en el estado. Pronto, los viveros comenzaron a vender árboles injertados y empezaron a aparecer en los jardines de las casas.

Variedades

La M. cauliflora difiere fundamentalmente de las otras especies en el gran tamaño del árbol y de los frutos. La conocida variedad 'Coroa' se cree que pertenecen a esta especie, también 'Murta', que tiene las hojas más pequeñas y frutos más grandes. Este último fue uno de los enviados a California en 1904.

Entre las clases comerciales en Brasil están:

'Sabará', una forma de M. cauliflora, es la más apreciada y a menudo plantada. El fruto es pequeño y dulce de piel fina. El árbol es de tamaño medio, precoz y muy productivo. Tempranero, produce 4 cosechas al año. Susceptible a la roya en las flores y frutas.

'Paulista' la fruta es muy grande, con piel gruesa y coreácea. El árbol es muy fuerte y muy productivo, tiene una sola cosecha. Mas tardío en temporada que 'Sabará'. Las frutas son resistentes a la roya. Fue introducida en California en 1904.

'Rajada' fruta muy grande, la piel verde-bronce, más delgada que la de 'Paulista'. El sabor es dulce y muy bueno. El árbol es muy similar al de 'Paulista'. De media temporada.

'Branca' fruto grande, no blanco, sino verde brillante; delicioso. El árbol es de tamaño medio y prolífico; recomendado para jardines de las casas.

'Ponhema' fruto con forma de nabo, con ápice agudo; grandes; con la piel algo coreácea. Debe estar plenamente maduro para poder ser consumidos crudos, es la más utilizada para las jaleas y conservas. El árbol es muy grande y muy productivo.

'Rujada' fruta de rayas blancas y violetas.

'Roxa' un viejo tipo mencionado por Popenoe como mas rojizo que púrpura.

'Sao Paulo' (probablemente M. jaboticaba) el árbol tiene hojas muy grandes.

'Mineira' fue introducido en California en 1904.

Polinización

Se reporta desde Brasil, que los árboles solitarios producen mal en comparación con los plantados en grupos, lo que indica que la polinización cruzada aumenta la productividad.

Clima

En Brasil, las jaboticabas crecen desde el nivel del mar a altitudes de más de 3,000 pies (910 m). En Minas Gerais, la temperatura raramente cae por debajo de 33ºF (0.56ºC). Los árboles en el centro de Florida han vivido en zonas de congelación. En 1917, un árbol de jaboticaba muy joven en Brooksville sobrevivió al descenso de temperatura de 18ºF (-7,78ºC), sólo el follaje y las ramas murieron. En el sur de Florida, las jaboticabas no se han dañado por breves períodos de 26ºF (-3,33ºC).

Suelo

Los árboles de jaboticaba crecen mejor en suelos profundos, ricos y bien drenados, pero han crecido y han producido bien en arena en el centro de Florida y han sido bastante satisfactorios en la parte sur del estado con piedra caliza oolítica.

Propagación

Las jaboticabas usualmente crecen de semillas en América del Sur. Estas son casi siempre poliembriónicas, produciendo de 4 a 6 plantas por semilla. Germinan en 20 a 40 días.

Las cepas seleccionadas pueden reproducirse por injerto de aproximación o acodos. Los injertos de yema no son fáciles de lograr debido a la delgadez de la corteza y la dureza de la madera. Los injertos de parche tienen bastante éxito. Y los trabajos experimentales han demostrado que la propagación por cultivo de tejidos puede ser factible.

En el "Agricultural Research and Education Center" en Homestead, Florida, se trataron como portainjertos en experimentos, 6 géneros relacionados, incluyendo 10 especies, pero ninguno tuvo éxito. Sin embargo, las púas de M. cauliflora fueron satisfactoriamente unidas al patrón de la misma especie con 1/8 a 1/4 pulgada (3-6 mm) de espesor, apretados con parafilm y en bolsas de plástico bajo niebla.

Cultivo

Las plantaciones de árboles de jaboticaba deben espaciarse al menos 30 pies (9 m) de distancia en cada sentido. El Dr. Wilson Popenoe escribió que en Brasil casi siempre se plantaron muy cerca, a unos 15 pies (4,5 m) de distancia, lo que restringe en gran medida el desarrollo normal.

El crecimiento es tan lento que una semilla puede tardar 3 años para llegar a 18 pulgadas (45 cm) de altura. Sin embargo, un árbol de semilla en la arena en Orlando, Florida, era de 15 pies (4,5 m) de alto, a los 10 años de edad. Otros en la piedra caliza en el "United States Department of Agriculture's Subtropical Horticulture Research Unit" eran arbustos de sólo  5 a 6 pies (1.5-1.8 m) de alto a la edad de 10-11 años. Las plantas de semillero no fructifican hasta los 8 a 15 años de edad, aunque una selección de semillas floreció de 4 a 5 años. Los árboles injertados tienen frutos en 7 años. Una planta cerca de Bradenton, Florida, en suelo enriquecido con bagazo comenzó a producir el 6º año. El fruto se desarrolla rápidamente, de 1 a 3 meses, después de la floración.

Tradicionalmente, no se han empleado fertilizantes en Brasil para las jaboticabas, hay una creencia prevaleciente de que podría ser más perjudicial que beneficioso, debido a la sensibilidad del sistema de raíces. Algunos agrónomos han defendido como beneficioso la excavación de una serie de hoyos alrededor de la base del árbol, los que luego se rellenan con materia orgánica enriquecida con 1 parte de sulfato de amonio, 2 partes de superfosfato y 1 parte de clorato de potasio. El material almacenado en estos "pozos", poco a poco liberan los nutrientes con el agua de las lluvias de otoño.

En 1978, E.A. Ackerman de "Rare Fruit Council International, Inc.", informó sobre los experimentos de fertilización con 63 árboles de un año de edad y 48 de dos o tres años, en macetas. El mejor crecimiento se obtuvo con las plantas en una mezcla de cantidades iguales de arena ácida, vermiculita y turba, que recibieron alimentación a razón de 32 g de fertilizante 14-14-14 de liberación lenta, aproximadamente cada 2 1/2 meses, y 3 galones (11,4 litros) de agua de pozo (pH = 7,20) por un sistema de goteo cada 2 días en un período de 18 meses. La adición de hierro quelado no dio ninguna ventaja; el zinc quelado retraso la tasa de crecimiento, el  manganeso quelado detuvo el crecimiento y fue causa de defoliación. El uso de abundante agua resultó ser esencial para la supervivencia. El riego para promover la floración en la estación seca se recomienda en Brasil para evitar los efectos perjudiciales de la floración en la estación de lluvias.

Temporada

El momento de la fructificación varía con la especie y/o la variedad y, por supuesto, la localización regional. En Río de Janeiro, M. cauliflora fructifica en mayo y M. jaboticaba en septiembre. Si los árboles se riegan intensamente en la estación seca, pueden producir varias cosechas al año. Los árboles en el sur de Florida por lo general producen 2 cosechas al año.

Cosecha y empacado

En Brasil, las jaboticabas cosechadas se envían sin tratamiento en cajas de madera de segunda mano para los mercados urbanos. La dureza de la piel evita las contusiones graves si las cajas se manejan con cuidado.

Mantenimiento de la calidad

Las jaboticabas, una vez cosechadas, fermentan rápidamente a temperaturas ordinarias.

Enfermedades y plagas

Si la jaboticaba florece durante el período de sequía, muchas flores se desidratan. Si la floración se produce durante las lluvias fuertes, muchas flores se verán afectadas por la roya causada por un hongo. La variedad 'Sabará' es particularmente susceptible a los ataques de la roya en las flores y las frutas. Esta es la enfermedad más grave de la jaboticaba en Brasil. Los signos iniciales son manchas circulares, primero amarillas y luego de color marrón oscuro.
Las aves frugívoras constituyen un problema a los productores de jaboticaba en Brasil. Para proteger los cultivos, dos páginas de periódico dobladas se colocan alrededor de los racimos individuales y se atan en la parte superior. Si las aves son muy agresivas, o si hay vientos fuertes, el papel debe ser asegurado con una cuerda en la parte inferior también. Para facilitar esta operación, puede ser necesario en invierno o a principios de primavera hacer alguna poda para que sea más fácil subir a los árboles y esto se traducirá en la protección de una porción más grande de la cosecha. Por otra parte, la reducción del número de frutas tiene el efecto de aumentar el tamaño de las que quedan. En Florida, los mapaches y las zarigüeyas hacen incursiones en las jaboticabas.

foto



Usos como alimento

Las jaboticabas en su mayoría se consumen directamente en América del Sur. Se aprieta el fruto entre los dedos pulgar e índice, hasta hacer que la piel se rompa y la pulpa entre en la boca. Los exploradores de plantas, Dorsett, Shamel y Popenoe, escribieron que los niños pasan horas en Brasil "buscando y devorando los frutos maduros". Los niños se tragan las semillas junto con la pulpa, pero, lo mejor es que las semillas se desechen.

Los frutos se utilizan a menudo para hacer jaleas y mermeladas, con la adición de pectina. Se ha recomendado que la piel se elimine por lo menos de la mitad de las frutas para evitar un fuerte sabor a tanino. En vista de la inconveniencia de los taninos en la dieta, sería aún mejor pelar todos, o por lo menos la mayoría de ellas. Lo mismo debe aplicarse a la elaboración de zumo para usos en bebidas, frescas o fermentadas. Los aborígenes hacían vino de la jaboticaba, y este vino se hace todavía en forma limitada en Brasil.

Valor alimenticio por 100 g de la porción comestible*
Calorías 45.7
Humedad 87.1 g
Proteína 0.11 g
Grasa 0.01 g
Carbohidratos 12.58 g
Fibra 0.08 g
Ceniza 0.20 g
Calcio 6.3 mg
Fósforo 9.2 mg
Hierro 0.49 mg
Caroteno
Tiamina 0.02 mg
Riboflavina 0.02 mg
Niacina 0.21 mg
Ácido ascórbico** 22.7 mg
Amino Acids:
Triptofano 1 mg
Metionina
Lisina 7 mg

*Análisis hechos en 1955 en los Laboratorios FIM de Nutricion, Habana, Cuba.

**Algunos han mostrado 30.7 mg.

Toxicidad

El consumo regular de las pieles debe evitarse por el alto contenido de tanino, ya que el tanino es antinutricional y cancerígeno si el consumo es frecuente y durante un largo período de tiempo.

Usos medicinales

La decocción astringente de las pieles secadas al sol se prescriben en Brasil para el tratamiento de la hemoptisis, asma, diarrea y disentería, también para hacer gárgaras para la inflamación crónica de las amígdalas. Ese uso también puede conducir a un consumo excesivo de tanino.

Otros frutales aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.