home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Cultivo del maní o cacahuete

El maní (Arachis hypogaea L.) es popular en los huertos de climas moderados y tropicales, las vistosas flores amarillas nace en las ramas, pero el ovario maduro y fertilizado se alarga como un "estolón" y baja hasta el suelo, donde se desarrolla y forma las semillas subterráneamente dentro de una vaina.

El maní, de origen sudamericano, fue llevado a Europa y África por los primeros navegantes y fue usado como reserva de comida a bordo, durante el tráfico de esclavos.

Como "repleto" se puede llamar al contenido alimenticio y energético del cacahuete, se pueden comer frescos, hervidos, vaporizados y tostados. Los manís crudos y maduros son ricos en proteínas vegetales y aceites y tiene unas 564 calorías por cada 100 g. De acuerdo a la variedad, pueden contener entre 2 y 6 semillas en cada vaina y estas ser de tamaño mayor o menor.

Ambiente

Los cacahuetes requieren una temporada cálida larga de crecimiento (110 a 120 días), florecen entre 6 y 8 semanas después de sembradas las semillas.

Suelos

Los mejores suelos para el maní son los francos de textura gruesa con adecuada cantidad de calcio y un pH de 5.8-6.2. Agregue cal al suelo si el pH es menos de 5.8. Hay variedades que se desarrollan muy bien en suelos francos de textura fina.

Siembra y cultura

Dependiendo del tamaño de la variedad, las semillas se pueden sembrar separadas entre 10 y 20 cm en filas de 60 a 90 cm aparte. Siembre solo las semillas que conservan su piel y es preferible extraerlas de las vainas justo antes de sembrarlas. Con 0.5 kg de semillas se pueden sembrar unos 60 m de fila. La profundidad de siembra es de 3 a 5 cm en suelos de textura gruesa y de 2.5 cm en los de textura fina. En zonas de heladas, las semillas se pueden sembrar unas 2 semanas después del peligro de estas.

Prepare el terreno muy bien antes de sembrar, los residuos de la cosecha anterior se deben enterrar volteando en el otoño la capa superficial para promover su descomposición. No plante el maní mas de dos veces seguidas en el mismo terreno, esto promueve la proliferación de enfermedades.

Los cacahuetes jóvenes son sensibles al contacto con fertilizantes, de forma que es mejor distribuir estos en toda el área, que hacerlo cerca de las plantas. Para fertilizar, es mejor hacer un análisis de suelo, los cacahuetes son buenos colectores de nutrientes y probablemente crezcan bien sin fertilizar, o si ya ha fertilizado cosechas anteriores.

Una carencia de agua cuando las plantas están floreciendo vigorosamente o durante el tiempo en que las clavijas están penetrando en el suelo reduce el rendimiento. Cuando la recogida se acerca no riegue las plantas, los excesos de agua se traducen en la germinación de las semillas desde debajo de la tierra.

Para evitar las vainas vacías el suelo debe disponer de calcio abundante. En los suelos que ya se sabe que tienen poco calcio, distribuya 1 kg de yeso por cada 30 m de fila sobre las plantas cuando estas comiencen a florecer.
Mantenga control sobre las malezas, y blanda la capa superior del suelo, para que las clavijas puedan penetrar con facilidad, una vez que se están formando las vainas dentro del suelo la limpieza se hace casi imposible. No aporque las plantas durante el crecimiento esto puede matar las ramas o interferir con la floración.
Planta de maní





Cosecha

Cuando el maní madura las hojas se tornan amarillentas, pero como las flores surgen durante varias semanas no todas las vainas maduran al mismo tiempo, pero si usted espera que las últimas vainas maduren, probablemente las primeras se hayan podrido o hayan nacido, o se queden en el suelo cuando arranque las plantas. Esto implica una situación de compromiso.

Lo mejor es arrancar las plantas completas cuando la mayor parte de las vainas han madurado y las hojas amarillean. Déjelas en la fila con las vainas hacia arriba. En ese momento separe las vainas menos maduras para consumirlas hervidas (estas tiene un 50% de humedad y se sienten sonar dentro de la vaina cuando se sacude). Después de algunos días en buenas condiciones de secado en el terreno, la humedad de las vainas desciende a un 15% y las plantas se pueden recoger para llevar a un lugar cálido y ventilado por unas 2 o 3 semanas, para completar el curado antes de quitar las vainas de la planta.

Enfermedades y plagas

El cacahuete es susceptible a distintas enfermedades y plagas, las que reducen la cosecha o matan las plantas. Ciertos gusanos se alimentan de follaje, y otros insectos lo hacen de las partes subterráneas, algunos hongos manchan las hojas o las decoloran, dando la sensación falsa de madurez. Use los fungicidas e insecticidas apropiados o quite a mano los gusanos del follaje. Voltear el terreno durante la preparación, y la rotación del cultivo son las mejores armas contra estos enemigos.

Tema principal sobre hortalizas aquí.
Otras plantas de hortaliza aquí.
Índice general del portal aquí.