home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Cocotero

Cocos nucifera L. Arecaceae

Descripción

Palmera de 27 m de altura o más, con la corona de grandes hojas pinnadas; tronco sólido, 30-45 cm de diámetro, ligeramente curvo o recto, saliendo de una base hinchada rodeada de una masa de las raíces; raramente ramificado, marcado con anillos producto de las cicatrices de las hojas; hojas de 2 a 6 m de largo, los volantes de 0.6 a 1 m de largo, estrechos, afilados; las inflorescencias nacen en las axilas de cada hoja en una espata de 1.3-2 m de largo, como un racimo robusto, de color paja o anaranjado, simplemente ramificado; las flores femeninas son numerosas, pequeñas, de olor dulce, dirigidas hacia arriba en la panícula; frutos ovoides, con tres caras, de 15 a 30 cm de largo, conteniendo una sola semilla; el exocarpo es grueso y fibroso, en cuyo interior hay un endocarpio duro y óseo. Adherido en la pared interior del endocarpio hay un endospermo albuminoso, fino y suave en la fruta inmadura, pero grueso y sólido en la fruta completamente madura conocido como copra; Debajo de los tres poros al final de la fruta hay un embrión, la cavidad del endocarpio está llena en las frutas inmaduras con un líquido acuoso, el agua de coco, cuando madura, esta cavidad estará solo parcialmente llena.
Contenido del artículo
Descripción
Origen y distribución
Variedades
Clima
Cultivo
Cosecha
Rendimiento
Usos como alimento
Otros usos
Valor alimenticio
Plagas y enfermedades
Usos medicinales
Valor energético

Origen y distribución

Ahora pantropical, especialmente a lo largo de las costas tropicales, donde los cocos llegan flotando y germinan expontáneamente, el origen del coco está rodedo de misterios y se ha debatido enérgicamente. Según Purseglove (1968-1972), el centro de origen de la palma cocoid, la más estrechamente relacionada con el cocotero está en el noroeste de América del Sur. En el momento del descubrimiento del Nuevo Mundo, el coco estaba confinado a áreas limitadas en la costa del Pacífico de Centroamérica, y ausente en la costa atlántica de las Américas y África. Los cocos a la deriva tan al norte como Noruega siguen siendo capaces de germinar. La amplia distribución del coco ha sido, sin duda, ayudada tanto por el hombre como por las corrientes marinas.

Variedades

Muchas clasificaciones se han propuesto para los cocos, ninguna es totalmente satisfactoria.

Las clasificaciones de las variedades se basan en:
  • altura: altos (27 metros o menos), o enanos (2 m).
  • color de las plantas o frutas.
  • tamaño del fruto (algunas palmeras producen frutos muy grandes, otros tienen un gran número de frutos pequeños).
  • la forma de los frutos secos, que varían de globulares a largos y estrechos o con secciones triangulares
  • el espesor de la cáscara fibrosa o concha dura interior.
  • el tipo de inflorescencia, y tiempo necesario para alcanzar la madurez.
Muchas formas y variedades botánicas han sido reconocidas y nombradas, utilizando algunas de las características antes mencionadas.

Ciertos cultivares han sido desarrollados en diferentes ámbitos. Las palmeras enanas en la India han sido procedentes de Malasia, viven unos 30-35 años, crecen en suelos ricos y en las regiones húmedas, florece y fructifica mucho antes que las variedades altas, comienzan a producir en el cuarto año después de plantada. Sin embargo, las variedades enanas no se  cultivan comercialmente, y sólo se hace en una escala limitada debido a su precocidad, frutos de cáscara suave y que producen abundante agua de coco. Son altamente susceptibles a las enfermedades y se ven afectadas negativamente por breves periodos de sequía.

foto

foto
Las palmeras altas son los que se cultivan con fines comerciales, viven 40-90 años, son resistentes y prosperan en una diversa variedad de suelos, condiciones climáticas, y condiciones culturales, comienzan a florecer a los 8-10 años después de la plantación.

Clima

Clasificados desde subtropical seco a húmedo, tropical muy seco hasta bosque húmedo, el cocotero ha sido reportado desde localidades con una precipitación anual de 7-42 m, temperatura media anual de 21-30°C, con 4-12 meses consecutivos libres de congelación, cada uno con al menos 60 mm de precipitación, y pH de 4.3-8.0.

Cultivo



La propagación es por semillas de frutos plenamente maduros. Seleccionadas a partir palmeras de alto rendimiento con rasgos deseables. El rendimiento de copra es un criterio definitivo, basado en el tamaño y el número de frutos secos por la palma. Los árboles para semilla deben tener el tronco recto, y alto crecimiento, con las hojas sanas, cortas, poco espaciadas, y bien orientadas en la corona, y de palmeras que crecen en condiciones favorables. Las inflorescencias deben tener alrededor de 100 flores femeninas, y la corona debe tener un gran número de hojas y, por consiguiente, de inflorescencias. La semilla debe ser de tamaño mediano y en forma casi esférica; los cocos largos suelen tener demasiada cáscara en relación con el núcleo. Debido a que el progenitor masculino es desconocido y las hembras heterocigotas, las semillas de palmeras de alto rendimiento no necesariamente reproducen mismo rendimiento en la prole, de modo que estas medidas solo tienen carácter limitado.

Después de la plena madurez se recogen los frutos secos antes de que caigan por si mismos, se prueban por agitación a la escucha de agua dentro. Los inmaduros, echados a perder, los que no tienen agua, o con daños de insectos o enfermedades se descartan. Estos frutos secos se plantan de inmediato en el vivero o se almacenan en un lugar fresco, seco y bien ventilado hasta que puedan ser plantados. Las semillas plantadas en el vivero facilitan la selección de las mejores palmeras a sembrar en el campo, ya que sólo la mitad producen una planta de alto rendimiento. Además, el riego y el control de insectos es mucho más fácil de administrar en el vivero. El suelo debe ser de arena o ligeramente limosos, libre de inundaciones, pero cercano a la fuente de agua y fuera de la sombra intensa. El sustrato en los canteros de siembra del vivero debe subirse aproximadamente 22 cm, y deben ser largos, separadas por un pasillo de desagüe para drenar el exceso de agua. En la preparación de los canteros de vivero, se debe remover y aflojar una profundidad de suelo de 30 cm. La tierra removida se mezcla con hojas secas o podridas y cenizas de cáscaras de coco fresco quemadas a razón de 25 libras de ceniza de cáscara por 225 pies cuadrados de espacio. Las semillas se colocan en los canteros a  22 x 30 cm, una hectárea de vivero puede acoger a 100,000 semillas.

Las semillas sembradas horizontalmente producen mejores plantas que las que se ponen verticalmente. La semilla se coloca de manera que el ojo de germinado quede en la parte superior, en un surco, a unos 15 cm de profundidad, y se aporca con la tierra de alrededor, pero no se tapa completamente, dejando expuesto el ojo. El remojo de los frutos secos en agua durante 1-2 semanas antes de plantar puede beneficiar de germinación; pero períodos más largos de remojo son progresivamente desfavorables. La siembra a pleno sol es lo mejor para que las plantas que brotan de la semilla sean robustas y resistentes. El riego regular en el vivero es fundamental en clima seco, la cantidad y la frecuencia del riego está en función de las condiciones locales.

A veces para conservar la humedad y suprimir las malezas se utiliza cubrir el terreno con mantillo o desechos vegetales. Paja de arroz u hojas de coco desmenuzadas; no obstante esta práctica podría alentar a las termitas. El fertilizante de potasio ayuda al crecimiento de las plántulas, y probablemente no necesite de otros fertilizantes debido a que la propia semilla proporciona la mayor parte de la nutrición necesaria. Alrededor de 16 semanas después de que el coco se planta, aparece el brote a través de la cáscara, y en alrededor de 30 semanas, cuando las semillas han desarrollado 3 hojas, las plantas de semillero deben plantarse en los sitios permanentes. Una rigurosa selección de las plantas es esencial. Todas las que hayan germinado tarde o crecido muy lento se descartan. Se plantarán solamente aquellas plantas robustas, mostrando un rápido crecimiento normal, con tallos rectos, hojas ámplias comparativamente cortas y verde oscuro con venas prominentes extendiéndose hacia el exterior y no directamente hacia arriba, y libres de síntomas de  enfermedad. El mejor espaciamiento depende del suelo y la topografía.

Por lo general, se plantan 9-10 m en cuadros, unos  70-150 árboles/ha, con espaciamiento triangular de 10 m, 115 palmeras/ha. El sembrado se hace en agujeros de 1 m de ancho y profundidad, el que debe ser excavado 1-3 meses antes del trasplante de las plántulas. En la India y Sri Lanka, 300-400 hojas se queman en cada hoyo, lo que provee 4-5 kg de ceniza por agujero. Esta ceniza se mezcla con tierra vegetal. Dos capas de cáscaras de coco se ponen en el fondo del hoyo antes de llenar con la mezcla de ceniza y tierra vegetal. Muriato de potasio, 1 kg por cada agujero, es mejor que la ceniza, pero aumenta los costos de la plantación. La tierra se echa de manera que quede 15-30 cm debajo del nivel del suelo cuando se siembra la plántulas. Al plantar, el suelo debe estar bien distribuido alrededor de la semilla, pero no debe cubrir el cuello de las plántulas, ni entrar en las axilas de las hojas. A medida que se desarrolla la planta, el tronco se engruesa y puede hacer ascender el nivel de la tierra dentro del hueco, de forma que quede a nivel del terreno. Por lo general, las plantas de semillero se trasplantan con 7-8 meses de edad. En algunos casos plantas de hasta 5 años de edad se utilizan, ya que son más resistentes a las termitas. Si se utilizan plantas de más edad, se debe tener cuidado de no dañar las raíces, ya que son de lenta recuperación.

La época conveniente para el trasplante es en la temporada de lluvias. En las áreas con sólo una temporada de lluvias por año, es más sencillo sembrar las semillas en el vivero en una temporada de lluvias, y transplantarlas un año más tarde en la misma temporada. Las plantaciones jóvenes deben estar cercadas para proteger las plantas de daños por vacas, cabras u otros animales salvajes. Zonas enteras se pueden cercar, o los árboles individuamente, o, como en Sri Lanka y el sur de la India, los montones de cáscaras de coco se colocan alrededor del árbol. Al final del primer año después del trasplante, las vacantes deben cubrirse con las plantas de la misma edad que se mantuvieron en reserva en el vivero. También debe ser reemplazada cualquier palmera de crecimineto lento, dañada o enferma. Durante los 3 primeros años, las plántulas deben regarse durante la sequía, una aplicación de aproximadamente 16 litros/árbol dos veces a la semana es suficiente. Los árboles deben mantenerse libres de malas hierbas, especialmente de las enredaderas trepadoras.
Por lo general, se limpia con azadón un círculo de 1-2 m de radio varias veces al año, las malas hierbas se dejan como mantillo. Se pueden usar cultivos de cobertura, como Centrosema pubescens, Calopogonium mucunoides, o Pueraria phaseoloides. También cultivos de corto ciclo como la yuca (Manihot utilissima), frijoles (Vigna aureus) y caupí (Vigna unguiculata), plátanos y piñas. A veces se usan como abono verde, además, o en lugar de los cultivos de cobertura, arbustos tales como Tephrosia candida, Crotalaria striata, C. uraramoensis, C. anagyroides, todos de rápido crecimiento. Gliricidia sepium y Erythrina lithosperma pueden cultivarse como cercas vivas, sus recortes y partes caídas se utilizan como abono verde. Por lo general siempre se utiliza, la forma más barata de materiales fertilizantes para una zona determinada.

De forma general se puede recomendar (con modificaciones locales adecuadas), la formulación de 230-300 g de Nitrógeno, 260-460 g de P2O5 y 300-670 g de K2O por palma.

No hay pruebas de que la sal sea beneficiosa, como a veces se dice. Pero las palmeras pueden soportar un cierto grado de salinidad, aproximadamente un 0.6%, lo que es letal para muchos otros cultivos. El cocotero parecen necesitar algo de magnesio, pero es extremadamente sensible al exceso.

Cosecha



Los árboles comienzan a dar frutos en 5-6 años en buenas tierras, más probable en 7-9 años, y alcanzan la plena producción en 12-13 años. Las frutas llegan a la madurez en 8-12 meses, a partir de la floración. Los cocos se cosechan completamente maduros para producir copra o coco desecado. Para la producción de fibra se recogen aproximadamente un mes antes de la madurez, de modo que las cáscaras estén verdes.

La cosecha normalmente se hace escalando el cocotero, o cortando los cocos con cuchillas adjuntas al final de largas varas de bambú, siendo éste último el método más barato. Con la vara, un hombre puede cosechar los cocos de 250 palmeras en un día, escalando sólo 25 de ellas. En algunas zonas, los frutos secos se dejan hasta que caigan naturalmente, y se recogen con regularidad. Los frutos secos se descascaran en el campo, un buen operario pelador de cocos puede descascarar unos 2,000 por día. Entonces se parte el núcleo óseo interior (el coco pelado). Para facilitar la separación de la copra de la corteza dura que la envuelve y para curarla se somete a un proceso de secado. El secado puede ser al sol, o con un horno de secado, o por una combinación de ambos. El secado al sol requiere 6-8 días consecutivos de buen sol para secar la masa sin que se afecte. El secado reduce el contenido de humedad del 50% hasta menos del 7%. Finalmente la copra separada se almacena en lugar bien ventilado y seco.

Del prensado y filtrado de la copra molida se obtiene un líquido de color blanco lechoso que se conoce como leche de coco. La cantidad relativa de aceite en la leche de coco dependerá del grado de secado de la copra antes de la molienda, con la copra fresca sin secar, la leche de coco tendrá mas proporción de agua y otros jugos de la copra que si se ha sometido esta a un secado previo. La torta resultante suele utilizarse como alimento del ganado doméstico o bien en las industrias conserveras para elaborar dulces azucarados, conocidos como coco rayado o turrones de coco, también se puede usar como fertilizante.
La extracción del aceite de la copra se hace después de un buen secado y es una de las más antiguas industrias de trituración de semillas del mundo.
Otra forma de utilización de la copra se conoce como coco desecado para ello se utiliza solamente la parte blanca de la masa, la piel color café que la recubre se elimina. Por lo general, se ralla, pero puede ser cortado en hilos o en virutas. Se seca en secadores similares a los del té. El buen coco desecado debe ser de color blanco, crujiente, dulce, con un sabor a nuez, y debe contener menos del 20% de humedad y 68-72% de aceite, el aceite extraído tendrá un contenido inferior al 0,1% de ácidos grasos libres, como el láurico.

La harina de coco se hace partiendo de coco desecado y sin aceite, el residuo se seca y se muele. Sin embargo, no se conserva bien.

La fibra de coco se obtiene de las cáscaras de cocos algo verdes por inmersión en agua ligeramente salada, la que se cambia con frecuencia (requiere hasta 10 meses) y, a continuación, las cáscaras se lavan con agua limpia y las fibras se separan golpeándolas con mazos de madera. Tras el secado, la fibra se limpia y clasifica. La mayor parte de las fibras de coco producidas en la India se usan para hacer hilados, una industria artesanal, y luego con ellas se fabrican alfombras y cuerdas.

Rendimiento

Para la producción de 1 tonelada de copra, será necesaria una media de 6,000 cocos ; la que podrá rendir el 50% en peso de aceite. A su vez el rendimiento medio de copra por hectárea es de 3-4 toneladas. En buenas condiciones climáticas, una palmera en plena madurez produce de 12-16 racimos de cocos por año, cada racimo con 8-10 frutos secos, lo que significa  60-100 cocos/árbol/año. Con un prensado eficiente se producirán 62.5 Kg de aceite de coco por cada 100 kg de copra, y 35 kg de torta de coco, que contiene 7-10% de aceite. El factor del 63% se utiliza generalmente para la conversión de la copra en aceite equivalente.

Rendimientos de copra tan altos como 5 TM/ha se han reportado, así como rendimientos de aceite entre 900-1,350 kg/ha. Sin embargo son comunes producciones de 600 kg/ha de aceite. La producción mundial de aceite de coco es superior a 2 millones de toneladas al año, aproximadamente la mitad va a parar al comercio internacional. Los mayores productores de coco desecado son Sri Lanka, Islas Filipinas, Papua y Nueva Guinea. Los Estados Unidos y el Reino Unido cada uno importa por lo menos 50 millones de libras al año.

Sólo alrededor del 40% de la copra producida se exporta, el 60% restante se transforma en aceite en el país de origen. Estados Unidos cada año importa 190 millones de libras de aceite de coco y más de 650 millones de libras de copra.

El aceite de coco ocupa el tercer lugar, después del de soja y del aceite de cacahuete, en la producción mundial de aceites.

Usos como alimento.

El cocotero está entre los diez árboles de mas utilidad en el mundo, suministrando alimentos para millones de personas, especialmente en los trópicos. En cualquier momento un cocotero tiene 12 diferentes estadíos de frutos, desde flores recien abiertas hasta cocos secos. En la parte superior del árbol cuidadosamente embaladas hay unas hojas amarillo-blanquecinas, (como las hojas de col), que son el único punto de crecimiento, si se dañan, todo el árbol muere, pero si el árbol va a ser eliminado, este centro es muy sabroso y se considera , una "ensalada de millonario".

Las flores sin abrir están protegidas por una vaina que a menudo se usa para suelas de zapatos, gorras y otros objetos artesanales. Después de abiertas, las flores ofrecen una buena fuente de miel para las abejas. Un racimo de flores sin abrir pueden amarrarse juntas bien apretadas, luego se dobla hacia abajo y se magulla la punta. Pronto empieza a "llorar" un goteo constante de jugo dulce, hasta un galón por día. Este jugo contiene 16-30 mg ácido ascórbico por cada100 g. El líquido es marrón turbio y fácilmente puede concentrarse por ebullición a un jarabe, llamado melaza de coco, la que luego se puede cristalizar en verdadera azúcar morena, casi exactamente como el azúcar de arce. Si se abandona, se fermenta rápidamente en una cerveza con contenido alcohólico de hasta un 8%, llamado 'toddy' en India y Sri Lanka; 'tuba' en Filipinas y Mexico, y 'tuwak' en Indonesia. Después de unas semanas, se convierte en un vinagre. 'Arak' es el producto de la destilación del 'toddy' y es un común entre las bebidas alcohólicas consumidas en el Oriente.

Los retoños de las semillas recien germinadas se pueden comer como el apio. Cuando la semilla comienza a germinar, la cavidad que anteriormente contenía el agua de coco, se llena con una masa esponjosa llamada manzana o pan de coco que se come cruda o tostada con la cáscara sobre el fuego. 
El agua de coco está a punto en una fruta de 5 meses de edad, aproximadamente 2 tazas de un líquido cristalino, fresco y dulce (sacarosa + azúcar invertido), tan puro y estéril que durante la Segunda Guerra Mundial, se utilizó en situaciones de emergencia en lugar de solución estéril de glucosa, para poner directamente en las venas de un paciente. También contiene otras sustancias, minerales y vitaminas.
El 'toddy' hervido, conocido como jaggery, con cal es un buen cemento.

La masa de los cocos inmaduros es como un flan en sabor y consistencia, y se come directamente raspándola con una cuchara, si se cuela a través de una malla fina se produce una "crema" o "leche", utilizada en diversos alimentos. Cocida con arroz produce el famoso arroz con coco de Panamá.

Otros usos

Concha interior: La concha interior es dura y de grano fino, y puede ser tallada en todo tipo de objetos, como vasos, cucharas, tazones, pipas, y para tazas de recolección del látex de caucho. El carbón vegetal hecho a partir de estas conchas tiene propiedades adsorbentes especiales y se utiliza en, filtros de aire, máscaras de gas, submarinos, y fabricación de cigarrillos.

Tanto esta concha dura como la corteza fibrosa se usan muy a menudo como combustble para los hornos de secado de la copra.
Corteza fibrosa: Las fibras de la corteza se utilizan como materia prima para el tejido de un bramante fuerte o cuerdas, y se utiliza además para relleno de colchones, tapicería y como camas de plantado de orquídeas y otras plantas en macetas. La fibra es resistente al agua de mar y se utiliza para cables y aparejos en los buques, para hacer alfombras, tapetes, bolsas, escobas, cepillos, y filtros del aceite de oliva en Italia y Grecia; también se queman para espantar los mosquitos y como generador de humo durante la extracción de la miel en las colmenas de abejas.

Endospermo albuminoso:  Cuando los núcleos se abren y secan, la masa se convierte en copra, que se presiona para extraer el aceite, este aceite es rico en glicerina y se utiliza para hacer jabones, champús, cremas de afeitar, pasta de dientes, lociones, lubricantes, fluidos hidráulicos, pinturas, caucho sintético, plásticos, margarina, y en helados. En la India, los hindúes hacen una mantequilla vegetariana llamada 'ghee' del aceite del coco. Cuando se calienta la copra, el aceite claro se separa fácilmente, y de esta manera se obtiene para uso doméstico en los países productores. Utilizado en las lámparas.

El pastel de residuos del prensado del aceite se utiliza como pienso del ganado, porque es rico en proteínas y azúcar, no se debe dar más de 4-5 lbs/animal/día, pues la mantequilla obtenida de la leche tendrá sabor a sebo. Como la torta es deficiente en calcio, se debe usar en combinación con alimentos ricos en este elemento.

Madera: La madera exterior del tronco es de grano compacto, dura, y pesada, y cuando se cura bien, tiene un grano atractivo, de color oscuro, bueno para la talla, especialmente de adornos. Los troncos de coco se degradan rápidamente en contacto con la tierra por lo que no encuentran mucha aplicación como postes o columnas. Sin embargo se utilizan para hacer balsas. Secciones del tallo, después de sacada la médula fibrosa, se utilizan como canales o canaletas para el transporte de agua.

Hojas: Las hojas enteras del cocotero se utilizan como techos temporales para dar sombra en áreas festivas o de cultivo. Los volantes de las hojas separados en tiras se usan para tejer multitud de objetos artesanales de corta vida, ropa, muebles, pantallas, sombreros, abanicos, bolsas y paredes de edificios de carácter temporal. Las venas de los volantes se utilizan para hacer pinchos de cocina, flechas, escobas, cepillos, trampas para peces y otras muchas aplicaciones donde se requiera un elemento fino, largo, rígido y resistente.

Raíces: Las raíces del coco proporcionan un tinte, un enjuague bucal, un medicamento para la disentería, y deshilachadas se pueden usar como cepillo de dientes; tostadas se usan como sucedáneo del café.
Árbol: La palmera es muy útil como ornamental, su único inconveniente es el gran tamaño y altura de los frutos secos, los que pueden causar daño al hombre, animales, o los techos, cuando golpean al caer.

Valor alimenticio

Valor alimenticio por cada100 g de la porción comestible.
Masa de coco seco:
36.3 g agua
4.5 g proteína
41.6 g grasa
13.0 g carbohidratos totales
3.6 g fibra
1.0 g ceniza
10 mg Calcio
24 mg Fósforo
1.7 mg Hierro
trazas de beta-caroteno.
Masa de coco tierno (verde)
68.0-84.0 g agua
1.4- 2.0 g proteína
1.9-17.4 g grasa
4.0-11.7 g carbohidratos totales
0.4-3.7 g fibra
0.7-0.9 g ceniza
11-42 mg Calcio
42-56 mg Fósforo
1.0-1.1 mg Hierro
257 mg Potásio
trazas de beta-caroteno
0.4-0.5 mg tiamina
0.03 mg riboflavina
0.8 mg niacina
6-7 mg ácido ascórbico.
Aceite de coco.
El aceite de coco es una de las menos variables entre las grasas vegetales, contiene:
0,2-0,5% caproico
5.4-9.5% caprílico
4.5-9.7% cáprico
44.1-51.3% láurico
13.1-18.5% mirístico
7.5-10.5% palmítico
1,0 -3,2% esteáricos
0-1.5% araquídico
5.0-8.2% oléico
1.0-2.6% linoleico
La torta de copra exprimida.
10.0-13.3% humedad
6.0-26.7% aceites
14.3-19.8% proteína
32.8-45.3% carbohidratos
8.9-12.2% fibras
4.0-5.7% cenizas.
La llamada agua de coco.
95.5% agua
0.1% proteína
<0.1% grasa
0.4% ceniza
4.0% carbohidratos.
Por cada100 g de agua,hay:
105 mg Sodio
312 mg Potasio
29 mg Calcio
30 mg Manganeso
0.1 mg Hierro
0.04 mg Cobre
37 mg Fósforo
24 mg Azufre
Hojas.
8.45% humedad
4.282 cenizas
0.56% K2O
0.25 P2O5
0.28 CaO
0.57% MgO.






Plagas y enfermedades

Los cocoteros son objeto de numerosas enfermedades debido a hongos, infecciones bacterianas, y la mas grave debida a virus, la enfermedad cadang-cadang. Los cocoteros son también atacados por numerosos nematodos y algunas plagas de insectos, el insecto más perjudicial es el escarabajo negro o escarabajo rinoceronte (Oryctes rinoceronte), que daña la yema terminal, lo que reduce el rendimiento de frutas, y puede incluso hasta producir la muerte de la planta. Para conocer las enfermedades y plagas en una zona determinada, deben consultarse la literatura especializada para esa zona y así conocer los agentes locales que puedan producir las enfermedades y saber como lidiar con ellos.

Usos medicinales

Los usos medicinales del cocotero y sus frutos son inumerables si nos atenemos a los reportes que provienen de diferentes zonas geográficas. Una decripción detallada de esos usos se sale de las posibilidades de esta página. Ha sido reportado como antihelmíntico, antídoto, antiséptico, laxante, afrodisíaco, astringente, bactericida, diurético, hemostatico, pediculicida, purgante, antihemorrágico, supurativo, y vermífugo, remedio para los abscesos, alopecia, amenorrea, asma, blenorragia, bronquitis, contusiones, quemaduras, caquexia, cálculos, resfriados, estreñimiento, tos, debilidad, hidropesía, disentería, dismenorrea, dolor de oídos, erisipela, fiebre, gripe, gingivitis, gonorrea, hematemesis, hemoptisis, ictericia, menorragia, náuseas, tisis, el embarazo, erupción cutánea, sarna, escorbuto, hinchazón, sífilis, dolor de muelas, tuberculosis, los tumores, la fiebre tifoidea, y las heridas.

Valor energético

El coco de comercio pesa 0,5-1,0 kg. Según Purseglove, el número promedio cocos por hectárea varía de 2,500 a 7,500, indicando el rendimiento de aproximadamente 1,200 a 7,500 kg/ha. Por un lado, los cocos 'Jamaica talls' pesan como promedio 1,7 kg, 0,7 kg el núcleo, del cual 50% es endospermo (0.35 kg) y, por otro, los cocos 'Malayan Dwarfs' promedian 1,1 kg, 0,6 kg de nuez, con un rendimiento 0,2 kg de copra (6,000 nueces/ton de copra). Los rendimientos promedio de producción de copra (3-8 nueces por kg de copra) oscilan entre 200 kg/ha en la Polinesia a 1,200 kg/ha en las Filipinas, lo que sugiere que los cocoteros producen entre 1,000 a 8,000 kg/ha.

Dado que aproximadamente el 60% de la fruta está constituído por la cáscara fibrosa y la concha dura, se calcula que el índice de paja en el 0,6.
Cuando se craquea el aceite de coco a altas temperaturas produce casi el 50% de combustible de motor.
Una patente de Australia sugiere que los cocos por destilación destructiva (pirólisis) a 550° dan; 11.5% carbón, 11% de gas combustible, 37.5% de espíritu de copra, 12.5% de oleína destilada, 12.5% de aceite negro, 1% de ácido acético, 0.15% de glicerol, y el 0.85% (acetona + metanol), que fermentados de manera natural producen 2.7-5.8% de etanol.

Otras palmeras aquí.
Otros cultivos aquí.
Índice general de portal aquí.