home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Estructuras accesorias del ojo

Anatomía superficial del ojo
Figura 1. Anatomía superficial del ojo y las estructuras asociadas.


Aparato lagrimal

Figura 2. El aparato lagrimal

Músculos extrísecos del ojo

Figura 3. Músculos extrísecos del ojo derecho


Para el funcionamiento y la protección adecuadas de los ojos, el cuerpo humano presenta algunas estructuras accesorias vinculadas con ellos. Estas son:
  1. Las cejas: son unas filas de pelos cortos y gruesos que yacen sobre los margenes superiores de las órbitas oculares las que ayudan a dar sombra a los ojos reduciendo la  incidencia de luz solar y además retienen las gotas de sudor que corren de la frente evitando su entrada en los ojos.

  2. Los párpados: son estructuras protectoras móviles anteriores a los ojos que están separadas por la fisura palpebral pero que convergen en las comisuras laterales y medias (figura 1), son finos pliegues con piel soportados internamente por una lámina de tejido conectivo, la que a su vez está anclada a los músculos encargados de cerrar el ojo. En la comisura media hay una elevación carnosa llamada carúncula lagrimal que porta glándulas sebáceas y sudoríferas y cuyas secreciones blanquecinas y aceitosas en ocasiones se acumulan en la comisura media, especialmente cuando se duerme. Los músculos de los párpados los cierran y abren por un reflejo automático cada 3 a 7 segundos para evitar el secado de los ojos, ya que cada vez que los párpados se mueven por encima del globo ocular distribuyen en su superficie las secreciones de las estructuras accesorias (aceites, moco y soluciones salinas). En el borde de los párpados se proyectan las pestañas, los folículos pilosos de las pestañas están abundantemente invadidos por terminales sensoriales nerviosas, y cualquier cosa que las toque, aunque sea una corriente de aire, dispara el parpadeo. Otras glándulas sebáceas modificadas están presentes en los párpados y estas producen una secreción aceitosa que se vierte al exterior por unos conductos que brotan justo detrás de las pestañas.
  3. La conjuntiva: es una membrana mucosa transparente que recubre los párpados como conjuntiva palpebral y se pliega para recubrir la superficie anterior del globo ocular como conjuntiva ocular. La conjuntiva solo cubre la parte banca de los ojos, no la córnea, que es la ventana transparente que está en la zona de la pupila y el iris. Sobre el globo ocular la conjuntiva es muy fina y los vasos sanguíneos se ven claramente detrás de ella. La función principal de la conjuntiva es producir un moco lubricante que previene que el ojo se seque +.

  4. Aparato lagrimal: este sistema (figura 2) está compuesto por las glándulas lagrimales y los conductos que drenan las secreciones en exceso a la cavidad nasal. Las glándulas lagrimales están situadas en la parte alta lateral del ojo y son visibles a través de la conjuntiva cuando el párpado se invierte. Estas glándulas producen constantemente una solución salina, conocida comúnmente como lágrimas, que se vierte debajo del párpado superior a través de varios pequeños conductos excretores, luego la secreción baja y se mueve por el globo ocular hasta la comisura media desde donde pasa a través de unos pequeños orificios pareados (puntos lagrimales) a los canalículos lagrimales que conducen hasta el saco lagrimal que drena en la cavidad nasal inferior+.

  5. Los músculos oculares extrínsecos: los movimientos del globo ocular los producen seis tirantes musculares que nacen en la órbita ósea del cráneo y se insertan en la superficie exterior del globo ocular, y son conocidos como músculos oculares extrínsecos. Además de proporcionar a los ojos la posibilidad de seguir objetos en movimiento, estos músculos ayudan a mantener su forma y lo mantienen dentro de la órbita. Cuatro de estos músculos llamados rectos, superior, inferior, lateral y medial nacen en un anillo tendonoso en el fondo de la órbita ósea (figura 3) y corren rectos hasta su inserción en el globo ocular, de su ubicación y alineación se deduce con facilidad que cada uno de ellos mueve el globo ocular hacia una de las cuatro direcciones posibles, hacia arriba, hacia abajo, lateralmente y medialmente. Existen otros dos músculos llamados oblicuos que mueven el ojo en el sentido vertical cuando este ha sido girado a la posición medial por el músculo recto. Estos músculos son el músculo oblicuo superior que se origina en el mismo anillo que los músculos rectos, corre medialmente por la pared de la orbita ocular y luego gira al pasar por un lazo de cartílago suspendido del hueso frontal llamado tróclea. El otro es el músculo oblicuo inferior que nace en la pared medial de la órbita ocular y corre lateralmente y de forma oblicua para insertarse en la superficie lateral inferior del globo ocular. Los músculos esqueléticos oculares extrínsecos están entre los que tienen movimientos más rápidos y precisos en el cuerpo+.
Hay varias condiciones médicas relacionadas con las estructuras accesorias de los ojos, las más comunes son:

Relacionadas con la conjuntiva.
  1. La conjuntivitis.
Relacionadas con los músculos extrínsecos.
  1. La diplopia.
  2. El estrabismo.
Artículo relacionado: Globo ocular.

Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.