home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Panorama general de la columna vertebral
Los ligamentos vertebrales
Discos intervertebrales
Estructura general de las vértebras
Diferencias regionales entre las vértebras
Características y movimientos de las regiones mayores de la columna vertebral
Características especiales de ciertas vértebras
Región sacra
Coxis

Columna vertebral
Figura 1. La columna vertebral

La columna vertebral humana

La columna vertebral, lejos de ser una estructura rígida, está formada por 26 huesos irregulares conectados de forma tal que producen una estructura curvada y flexible (figura 1 a la derecha). Es el soporte axial del tronco y corre desde la cabeza hasta la pelvis, lugar en el que transmite el peso corporal superior a las extremidades inferiores. Además tiene otras funciones muy importantes que son: rodea y protege la delicada médula espinal; proporciona los puntos de aseguramiento de las costillas; y los de anclaje de los músculos de la espalda y del cuello.
En el desarrollo humano la columna vertebral sufre cambios importantes: en el feto y durante el período de infante, la columna vertebral tiene 33 huesos separados, las vértebras, las últimas 9 inferiores, en algún momento después, se funden para formar dos huesos compuestos: el sacro y el pequeño coxis, mientras el resto de los huesos (24) se mantienen como vértebras individuales separadas por discos intervertebrales.

Panorama general de la columna vertebral.

La columna vertebral es de uno 70 cm de longitud en un adulto promedio y tiene cinco regiones mayores (figura 1):
  1. Región cervical: tiene las primeras 7 vértebras superiores que pertenecen al cuello y se numeran de C1 a C7.

  2. Región torácica: está formada por las siguientes 12 vértebras inferiores, nombradas desde T1 a T12.

  3. Región lumbar: contiene las cinco vértebras inferiores a las torácicas que soportan la espalda baja y se nombran de L1 a L5.

  4. Región sacra: que está formada por un hueso producto de la fusión de 5 vértebras, y articula con los huesos pélvicos de las caderas.

  5. Región del coxis: este diminuto hueso producto de la fusión de 4 vértebras es el final de la columna vertebral.
Otro aspecto que puede distinguirse en el panorama general de la columna vertebral es que tiene cuatro curvaturas que le dan el aspecto de una S alargada o de sinusoide. Las curvaturas cervical y lumbar son cóncavas posteriormente, mientras que las curvaturas torácica y sacra son convexas posteriormente. Esas curvaturas incrementan la flexibilidad de la columna vertebral para que funcione como un resorte en lugar de una columna rígida+.

Los ligamentos vertebrales

Ya sabemos que la columna vertebral está formada por unos 26 huesos individuales (hay casos de personas con un número diferente) puestos unos sobre otros para formar un cuerpo largo a modo de columna de soporte de carga, pero esa "estiba" de huesos no se puede soportar como una unidad vertical por sí misma sin la ayuda de elementos de sostén o de unión. Para asistir a la estabilidad de la columna vertebral, esta está dotada de una serie de ligamentos como correas, y además participan en ello los músculos del tronco.

Los principales ligamentos de soporte son los ligamentos longitudinales exterior e interior que corren hacia abajo desde el cuello al sacro como bandas continuas por las superficies frontal y dorsal de la columna (figura 2).

El ancho ligamento anterior está fuertemente anclado tanto a las vértebras como a los discos intervertebrales y junto con su función de soporte impide el excesivo doblado (hiperextensión) de la columna hacia atrás. Por su parte el más débil y estrecho ligamento posterior, resiste la hiperflexión hacia adelante de la columna y está solo adherido a los discos intervertebrales. Algunos ligamentos cortos conectan cada vértebra a las inmediatamente por encima y por debajo.

Discos intervertebrales

Ligmentos y discos de la columna vertebral
Figura 2. Ligmentos y discos que unen la
columna vertebral

Cada disco intervertebral es como un cojín acolchado compuesto de dos partes:
  1. Núcleo pulposo: constituye el núcleo gelatinoso del disco que actúa como un cuerpo de goma blanda que le da la elasticidad y compresibilidad.

  2. Anillo fibroso: rodea al núcleo pulposo como un fuerte collar compuesto de fibras de colágeno superficialmente y de fibrocartílago en el interior. Este anillo contiene el núcleo pulposo para limitar su expansión cuando la columna vertebral se comprime, también mantiene juntas las vértebras contiguas y resiste tensiones de la columna.
Los discos intervertebrales absorben los cambios de carga que se producen cuando se camina o se salta y permiten que la columna vertebral se doble o extienda, principalmente hacia adelante pero también en menor medida lateralmente. La carga aplana y abulta lateralmente un tanto a los discos entre las vértebras, de modo que la longitud de una persona es algunos centímetros más pequeña cuando ha estado de pie que cuando ha estado acostada. Esto hace que su estatura será menor al acostarse después de un día de actividad donde los discos han soportado carga, que cuando se levanta en las mañanas.

El grosor de los discos es mayor en las regiones cervical y lumbar para mejorar la flexibilidad de esas regiones, y colectivamente cuentan como el 25% de la longitud total de la columna vertebral+.

Estructura general de las vértebras.

Medula y nervios espinales
Figura 3. Medula y nervios espinales.

Estructura de una vértebra

Figura 4. Estructura de una vértebra
típica

Las vértebras siguen un patrón estructural común y en ellas se pueden distinguir dos regiones principales:
  1. Cuerpo o centrum: que tiene forma de disco, está situado anteriormente y es el que soporta la carga. Los discos intervertebrales están ubicados entre los cuerpos de las vertebras sucesivas.

  2. Arco vertebral: saliente del cuerpo y ubicado posteriormente forma junto con el cuerpo el foramen vertebral (vea la figura 3 a la derecha y la tabla 1 abajo). Los forámenes de las vértebras sucesivas articuladas dan lugar al canal vertebral a través del cual se extiende la medula espinal. El arco vertebral es una estructura compuesta formada por dos pedículos y dos láminas. Los pedículos se proyectan posteriormente como dos pilares óseos cortos y constituyen los lados del arco. Las láminas son placas aplanadas que se funden en el plano medio completando el arco posteriormente. Del arco vertebral surgen 7 apófisis. La apófisis espinosa se proyecta posteriormente y nace en la zona de unión de las dos láminas y sirve como sitio de anclaje de músculos y ligamentos que mueven y estabilizan la columna vertebral. Una apófisis transversal se extiende a cada lado del arco vertebral con una función similar a la apófisis espinosa. Las últimas cuatro apófisis son las pareadas apófisis articulares superiores e inferiores las que sobresalen de forma superior e inferior respectivamente en la zona de unión de los pedículos y las láminas. Los extremos de las apófisis articulares forman una placa lisa llamada faceta y están cubiertas de cartílago hialino. Las facetas superiores de una vértebra forman articulaciones móviles con las inferiores de la vértebra inmediatamente superior, de modo que las vértebras sucesivas están unidas por sus cuerpos y por sus apófisis articulares (vea la figura 2). Los pedículos tiene muescas en sus bordes superior e inferior las que generan aberturas entre las vértebras adyacentes, los forámenes intervertebrales (figuras 1 y 2), y estos forámenes permiten el paso de los nervios que salen de la médula espinal (figura 3).

Diferencias generales regionales entre las vértebras

No todas las partes de la columna vertebral reciben las mismas cargas y además existen ciertas diferencias en cuanto a función y movimientos entre unas regiones y otras. Un resumen de los movimientos y características por regiones se muestra a continuación en la tabla 1. Se ha considerado como flexión el acto de doblado de la columna, como extensión el movimiento que tiende a enderezar la columna y rotación cuando una vértebra rota sobre la otra.

Movimientos y características de las regiones mayores de la columna vertebral.

Tabla 1. En las dos filas inferiores de la tabla se muestran dibujos ilustrativos de cada caso, apóyese en ellas para comprender mejor.
Características
  Región cervical
   (vértebras C3 a C7)
Región Torácica
Región lumbar
Cuerpo
Pequeño; más ancho lateralmente que en la dirección posterior-anterior.
Más grande que el de las cervicales;
acorazonado; cuenta con dos semifacetas.
 Macizo, arriñonado.
Apófisis espinosa
Corta; bífida (dividido en dos en la punta); se proyecta
directamente posterior.
Larga; aguda; se proyecta
inferiormente.
Corta; roma; se proyecta directamente posterior.
Foramen vertebral
Triangular
Circular
Triangular
Apófosis trasversales
Contienen forámenes
Tienen  facetas para las costillas
(excepto T11 y T12)
Finos y ahusados
Apófisis articulares superiores
e inferiores

Las facetas superiores dirigidas posterosuperiormente.


La facetas inferiores dirijias anteroinferiormente.
Las facetas superiores directamente posteriores.


Las facetas inferiores directamente
anteriores.
Las facetas superiores posteromedialmente o medialmente.

Las facetas inferiores anterolateralmente o lateralmente
Movimientos permitidos
Flexión y extensión; flexión lateral; rotación; grandes rangos de movimiento.
Rotación; la flexión lateral es posible pero limitada por las costillas; la flexión y la extensión impedidas.
Flexión y extensión; alguna flexión lateral; rotación impedida.
Vista superior
Vértebra cervicale

Vértebra torácica
Vértebra lumbar
Vista lateral derecha





En la tabla se han representado las características más generales de las vértebras de las regiones principales de la columna vertebral, pero debe haber notado que se han excluido las dos primeras vértebras superiores cervicales (C1 - C2), y esto se ha hecho por que estas dos vértebras presentan características distintivas tan especiales que les han valido un nombre propio. La C1 se llama atlas y la C2 axis.

Características especiales de ciertas vértebras

Atlas y axis

Figura 6. Las dos primeras vértebras cervicales


En la región cervical existen tres vértebras con particularidades distintivas:
  1. C7: la apófisis espinosa de esta última vértebra de la región es más larga que las del resto de las vértebras cervicales y además no es bífida. Como esta apófisis es visible desde el exterior en la piel, ella se usa como marca de conteo de las vértebras y se le llama vértebra prominente.

  2. Atlas (C1): es una vértebra muy modificada, no tiene disco intervertebral con la vértebra que le sigue (axis) y tampoco apófisis espinosa ni cuerpo. Es esencialmente un anillo óseo consistente en los arcos anterior y posterior desde donde salen las masas laterales a cada lado. Cada masa lateral tiene facetas articulares en cada una de las superficies superior e inferior. La faceta articular superior recibe el cóndilo del hueso occipital del cráneo, por lo que "acarrea" el esqueleto de la cabeza, y la articulación formada nos permite girar la cabeza como cuando cabeceamos un "si". Las apófisis articulares inferiores se articulan con el axis.

  3. Axis (C2): esta vértebra no es tan especializada como el atlas y presenta un cuerpo, espina y las otras apófisis típicas de las vértebras, pero tiene una particularidad distintiva, la apófisis odontoides, una protuberancia en forma de picaporte que corre superiormente desde el cuerpo. Esta apófisis es en realidad el "cuerpo perdido del atlas"  que se fundió con el axis durante el desarrollo embrionario. Acunado en en el arco anterior del atlas por el ligamento transversal, el odontoides sirve de punto de pivote del atlas para permitir su rotación siendo una articulación que nos deja decir "no" con la cabeza.
En la región torácica existen pocas diferencias estructurales entre las vértebras, se pueden señalar:
  1. T1: La primera vértebra torácica se parece mucho a la última vértebra cervical C7.

  2. T9 a T12: Las últimas cuatro vértebras torácicas van cambiando su estructura de forma progresiva acercándose a la de las vértebras lumbares.

Región sacra

Sacro y coxis
Figura 7. El sacro y el coxis.

La región sacra está formada por un hueso triangular nacido de la fusión de cinco vértebras (S1 a S5) y ocupa la pared posterior de la pelvis. Está articulada a diferentes huesos, tanto superior, como inferior y lateralmente. Superiormente articula con la vértebra L5 por la vía de sus apófisis articulares superiores (figura 7) e inferiormente lo hace con el coxis. Lateralmente el sacro articula a través de sus superficies auriculares con dos huesos de las caderas para formar las articulaciones sacroilíacas de la pelvis.

El promontorio sacro, que es el margen anterosuperior de la primera vértebra sacra se abulta anteriormente dentro de la cavidad pélvica. En la cara anterior sacra existen además cuatro rebordes cóncavos conocidos como lineas transversales que marcan la zona de unión de las vértebras sacras. Lateralmente a las lineas transversales están los forámenes sacros ventrales, que penetran el sacro lateralmente a las lineas, y por los que atraviesan vasos sanguíneos y nervios. Las zona lateral a los forámenes ventrales sacros se expande superiormente para formar extensiones denominadas alas.
La linea media de la superficie dorsal del sacro presenta una rugosidad, la cresta sacra media que corresponde a la fusión de las apófisis espinosas de las vertebras sacras. A los lados de la cresta media están los forámenes dorsales sacros y aun más lateralmente, las crestas sacras laterales que son los remanentes de las apófisis transversales.
El canal que baja por la columna vertebral y que contiene la médula espinal, continua por el sacro como canal sacro que encuentra la salida inferiormente en la quinta, o a veces cuarta, vértebra sacra donde existe una abertura grande llamada hiato sacro producto de la falta de fusión medial de la vértebra correspondiente.

Coxis

El coxis es "nuestro rabo", es un pequeño hueso triangular consistente en la fusión de cuatro vértebras (a veces son tres o cinco) y que articula superiormente con el sacro. Prácticamente es un hueso inútil y solo proporciona un leve soporte a los órganos pélvicos.

Otros temas de anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.