home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Glándulas endocrinas
Glándulas exocrinas
Glándulas exocrinas multicelulares
Modos de secreción

Anatomía de las glándulas

Una glándula es una célula o un grupo de células que producen un producto en particular llamado secreción, generalmente es un fluido acuoso (en base a agua) que usualmente contiene proteínas, aunque hay casos de glándulas que segregan lípidos o un fluido rico en esteroides (un tipo de lípido). Las células de la glándula toman la "materia prima" para su trabajo del torrente sanguíneo, luego lo transforman químicamente en la secreción y lo descargan de la célula.

Las glándulas del cuerpo se clasifican según dos criterios:

1.- De acuerdo al lugar en que vierten sus secreciones: se clasifican en glándulas endocrinas; que liberan sus productos en el espacio extracelular; y glándulas exocrinas las que envían sus secreciones a una superficie epitelial lo mismo dentro que fuera del cuerpo.

2.- De acuerdo al número de células que la conforman: se clasifican en glándulas unicelulares: las que están constituidas por células individuales dispersas dentro de láminas epiteliales; y multicelulares: que como su nombre indica están formadas por múltiples células formadas por crecimiento celular dentro o fuera de una lámina de tejido epitelial, y con el cual, muchas de estas glándulas mantienen una conexión en forma de conducto.

Glándulas endocrinas



Las glándulas endocrinas segregan hormonas, reguladores químicos que ellas segregan directamente al espacio extracelular por exocitosis (paso de las moléculas a través de la membrana plasmática). De allí pasan a la sangre o al fuido linfático para viajar a determinados órganos específicos que resultan activados por esa hormona en particular.

Generalmente las glándulas endocrinas son órganos compactos multicelulares, sin embargo, hay algunas células individuales productoras de hormonas por vía endocrina que están dispersas en la mucosa del tracto digestivo y el cerebro; las que reciben en conjunto el nombre de sistema endocrino difuso.

Las glándulas endocrinas son diversas estructuralmente, de modo que una sola descripción no las incluye a todas, lo mismo sucede con su secreciones, las que son muy variadas. Algunas segregan desde amino ácidos modificados hasta proteínas, otras glicoproteínas y esteroides.

Glándulas exocrinas

Estas glándulas son mucho mas numerosas que la endocrinas y todas segregan sus productos hacia la superficie del cuerpo (la piel), o hacia una cavidad interna de un órgano. Las unicelulares entregan su producto directamente por exocitosis y las multicelulares con el uso de un conducto que comunica con el epitelio que recubre el lumen (espacio interior) del órgano, o con la piel según el caso. Son muchas las glándulas exocrinas, entre estas están: las salivares (que produce la saliva), las sudoriferas (que producen el sudor), las sebáceas (productoras de grasa en la piel), el hígado, el páncreas y otras muchas.

figura 1
Figura 1. Simple
tubular

figura 2
Figura 2. Simple
alveolar

figura 3
Figura 3. Simple tubular ramificada.

figura 4
Figura 4. Simple alveolar ramificada.

figura 5
Figura 5. Compleja
tubular.
figura 6
Figura 6. Compleja
alveolar.


figura 7
Figura 7. Tubuloalveolar

Hay un solo ejemplo importante de glándula exocrina unicelular en el ser humano, y son las llamadas células caliciformes que están distribuidas en el epitelio de revestimiento de los tractos digestivo y respiratorio, y segregan la mucina una glicoproteína compleja que se disuelve en agua para formar el moco, un producto viscoso que forma una capa que recubre ambos tractos para su protección y lubricación.

Glándulas exocrinas multicelulares

Las glándulas exocrinas multicelulares son mas complejas en estructura que las unicelulares como podía esperase, y tienen dos partes básicas: una unidad secretora formada por células secretoras, y un conducto. En todas, menos las más simples, la unidad secretora está rodeada de tejido conectivo de soporte que presenta vasos sanguíneos y nervios. A menudo el tejido conectivo se extiende al interior de la glándula para formar cápsulas fibrosas que dividen el órgano en lóbulos.

Teniendo en cuenta la estructura de sus conductos las glándulas exocrinas multicelulares pueden clasificarse en simples: cuando el conducto no tiene ramificaciones (figuras de la 1 a la 4); o complejas: si el conducto presenta ramificaciones (figuras de la 5 a la 7).

Desde el punto de vista de sus unidades secretoras la clasificación es:

1.- Tubulares: si las células secretoras forman un tubo.

2.- Alveolares: si las células secretoras forman un pequeño saco (alveolo).

3.- Tubuloalveolares: estas contienen los dos tipos anteriores de células.

Modos de secreción

 Las células de las glándulas multicelulares pueden segregar sus productos usando diferentes vías. La mayoría lo hacen por exocitosis (glándulas merócrinas) a medida que se produce manteniendo la célula intacta. El páncreas y las glándulas salivares pertenecen a este tipo.

En las glándulas holocrinas las células secretoras acumulan sus productos en el interior, lo que a la larga termina rompiendo la membrana citoplásmatica produciendo la muerte de la célula y la liberación de la secreción junto a fragmentos celulares, es decir, la célula "muere en cumplimiento de su deber". Las glándulas sebáceas de la piel son el único ejemplo verdadero de este tipo de glándulas en el ser humano.

Un tercer tipo de glándula es la glándula apocrina que está definitivamente presente en los animales, pero su presencia en el ser humano es motivo de controversia. En estas glándulas el producto segregado también se acumula en el interior de la célula pero solo en la superficie interior de la membrana plasmática. De vez en cuando la membrana se "pincha" y libera gránulos de secreciones con algo de citoplasma. La célula repara el daño, y el proceso se repite una y otra vez.



Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.