home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

La membrana plasmática

Esta membrana flexible es la que delimita la célula y separa las dos zonas con fluidos en los tejidos, el fluido intracelular, que está en el interior de la célula, del fluido extracelular contenido en el espacio entre las células.

Membrana plasmática
Figura 1. Estructura de la membrana plasmática

La membrana plasmática, independientemente de su extraordinaria delgadez (unos 7 a 8 nm), está formada por dos capas de moléculas de lípidos (moléculas naturales que incluyen un grupo diverso de sustancias entre las que se encuentran las grasas y aceites) con moléculas de proteínas dispersas dentro de la estructura, algunas de las cuales flotan en la bicapa lípida.

La bicapa lípida, que forma el "entramado" básico de la membrana está constituido principalmente por fosofolípidos (lípidos que contienen fósforo) con cantidades más pequeñas de colesterol y glucolípidos (que contienen algún azúcar como la glucosa asociado).

La molécula del fosfólípido tiene una forma que recuerda un pirulí o chupete, con una "cabeza" polar con afinidad por el agua (hidrofílica) y una "cola" no polar hidrofóbica (que rechaza el agua). Las cabezas polares son atraídas por el agua, que es el componente mayoritario del citoplasma interno y del líquido extracelular externo a la célula. Esto hace que las cabezas se coloquen en las caras interior y exterior de la membrana plasmática (figura 1). Por su parte las colas, que son rechazadas por el agua, se alinean hacia el centro de la membrana.

En resumen se puede decir que las membranas plasmáticas, al igual que todas las demás membranas biológicas, comparten una estructura común a modo de emparedado o sándwich en la que dos láminas paralelas de moléculas de fosfolípidos yacen cola con cola y con las cabezas polares expuestas al agua del interior y el exterior de la célula.



Temas sobre anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.