home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Anatomía del tejido muscular



El tejido muscular es el responsable de la gran mayoría de los movimientos del cuerpo y está muy bien vascularizado. Hay tres tipos de tejidos musculares: esquelético, cardíaco y liso. Estos tipos de tejidos musculares se diferencian en la estructura de sus células, su localización en el cuerpo, su función, y por el modo en que se activan para la contracción.

Los músculos tienen cuatro grandes funciones en el cuerpo:
  1. Producir movimiento: Casi todos los movimientos posibles en el cuerpo humano se realizan en base a contracciones de músculos, desde los movimientos más notorios como los que se hacen para caminar, hasta los más insignificantes como mover los ojos o cambiar la expresión de la cara, así como aquellos que no se ven; digamos transportar los alimentos a través del tracto digestivo o los del corazón.
  2. Mantener la postura: Aunque no nos damos cuenta, los músculos son los que haciendo pequeños ajustes nos permiten mantenernos de pie o sentados o en cualquier otra posición en contra de la incesante fuerza de la gravedad.

  3. Estabilizar las articulaciones: Muchos músculos participan en la estabilización de las articulaciones del esqueleto.
  4. Generar calor: Los músculos generan calor al funcionar y este calor es vital para mantener la temperatura del cuerpo en el rango apropiado.

Características básicas de los tejidos musculares

Muscular esquelético.

Está empaquetado por tejido conectivo formando órganos, los que se conocen como músculos esqueléticos que se acoplan a los huesos del esqueleto. Constituyen la "carne" del cuerpo y sus contracciones y distensiones mueven los huesos o la piel produciendo los movimientos corporales. Las células de este tipo de tejido muscular se conocen también como fibras musculares y son células largas y cilíndricas con varios núcleos.


Las células de las fibras musculares esqueléticas son las más largas de todas las células musculares y presentan bandas visibles llamadas estrías y en general pueden ser activadas a voluntad, pero, aunque a menudo se activan por reflejos en los que no participa nuestra voluntad, se les llama músculos voluntarios ya que son los únicos de los tres tipos de músculos que se pueden manejar de forma consciente.

Los músculos del esqueleto pueden contraerse muy rápidamente pero se cansan después de un relativo corto período de actividad y deben reposar. Pueden producir fuerzas muy variables de acuerdo a nuestra voluntad, así por ejemplo, usted puede hacer que los músculos del brazo produzcan una pequeña contracción para levantar una pluma, o una gran contracción para levantar un bloque de construcción o algo más pesado aun.

Muscular cardíaco

Solo está presente en las paredes del corazón formando la mayor parte de su volumen y sirve para bombear la sangre a los vasos sanguíneos debido a sus contracciones y extensiones. Igualmente que los músculos del esqueleto las células son estriadas, con las diferencia de que estas solo tienen un núcleo y son células ramificadas que se juntan fijamente en ciertos puntos únicos llamados discos intercalados. Las fibras musculares cardíacas no son voluntarias. Los músculos cardíacos tienden a contraerse a un ritmo estable establecido por un "marcapasos" propio del corazón, pero el control neuronal permite cambiar a mucho mayor ritmo cuando las necesidades del cuerpo así lo exigen, por ejemplo, cuando se corre.

Muscular liso

Su nombre se debe a que su apariencia externa no presenta estrías, las células individuales tienen forma de huso y solo un núcleo situado centralmente. Su ubicación principal en el cuerpo está en las paredes de los órganos huecos, excepto el corazón, como en el tracto digestivo, los vasos sanguíneos, el tracto urinario y los pasajes del sistema respiratorio. Su función mas común es conducir sustancias a través de esos órganos alternando contracciones y extensiones. No tienen estrías como ya se ha dicho y tampoco son voluntarios.

Las contracciones del tejido muscular liso son lentas, sistemáticas y sin cansancio.

Para obtener mas detalles de la anatomía de los músculos puede leer los artículos siguientes en el orden sugerido:
  1. Músculos esqueléticos.
  2. Músculos lisos.

  3. Músculos cardíacos.

Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.