home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Anatomía del músculo cardíaco



Los músculos cardíacos solo están presentes en el corazón, y de la misma forma que los músculos esqueléticos, son estriados y su contracción se lleva a cabo a través de fibrillas contráctiles que en resumen permiten bombear la sangre a todo el organismo haciendo cambiar el volumen de las cavidades internas del órgano. Sin embargo, los músculos cardíacos reflejan algunas características anatómicas especiales que los diferencian de los esqueléticos.

Paredes del corazón

Antes de hablar de los músculos cardíacos debemos hacer un descripción resumida de la estructura de las paredes del corazón que es donde radican los músculos cardíacos.

Las paredes del corazón están compuestas de tres capas:

1.- El epicardio: es la capa superficial o visceral, está a menudo infiltrada con grasa.

2.- El miocardio: es la capa intermedia, constituye el "músculo del corazón" formado principalmente por musculatura cardíaca y es, de hecho, la predominante en el volumen del órgano, además de ser la capa contráctil. Dentro del miocardio las células musculares cardíacas están atadas unas a otras por un entrecruzado tejido conectivo fibroso que de forma efectiva enlaza todas las partes del corazón como un conjunto. Estas fibras de tejido conectivo forman una red densa llamada esqueleto fibroso del corazón.

3.- El endocarpio: que es la capa mas profunda, es una lámina brillante de tejido epitelial escamoso (una suerte de "piel" interior) que descansa en una fina capa de tejido conectivo y que es continuo con el revestimiento interno de los vasos sanguíneos que entran y salen del corazón.
Todas las capas están abundantemente irrigadas con vasos sanguíneos.

Anatomía de las fibras musculares cardíacas

Como ya se ha dicho arriba, las fibras musculares cardíacas presentan características comunes con las fibras (células) musculares esqueléticas como el hecho de ser estriadas y por sus elementos contráctiles básicos, sin embargo, en contraste con las largas, cilíndricas y multinucleadas fibras musculares esqueléticas, las fibras cardíacas son cortas, gruesas, ramificadas e interconectadas y presentan uno, o hasta dos núcleos grandes, pálidos y localizados centralmente. El espacio intercelular está lleno de una matriz de tejido conectivo holgado (endomisio) con numerosos capilares, la que a su vez está conectada al esqueleto fibroso del corazón mencionado arriba, dándole integridad al órgano, y proporcionando una vía para la efectividad de la contracción de las células sobre las paredes del corazón a fin de cambiar el volumen de sus cavidades internas.

Las fibras esqueléticas son independientes unas de otras lo mismo funcional como estructuralmente, en contraste, las membranas plasmáticas de las células cardíacas adyacentes se "traban" unas con otras a través de una frontera sinuosa que forma una unión denominada disco intercalado.

Los discos intercalados contienen desmosomas (estructuras celulares especializadas que unen las células vecinas en los tejidos) como medio de anclaje, y uniones en cruce o nexus como medio de comunicación entre unas células y otras. La función de las desmosomas es evitar que las células contiguas se separen durante la contracción, y las uniones nexus permiten el paso libre, de unas células a otras, de las sustancias (iones) y los impulsos eléctricos que activan el trabajo contracción-relajación de forma que todo el conjunto de células (músculo) accione al unísono.

Músculo cardíaco

Figura 1. Tejido muscular cardíaco


Dentro del tejido existen grandes mitocondrias que ocupan hasta el 25 % del volumen de la célula cardíaca (en contraste con el 2 % en los músculos esqueléticos) lo que explica la gran resistencia a la fatiga de las células cardíacas. El resto del volumen de la fibra está formado primariamente por miofibrillas (tratadas en el artículo músculos esqueléticos).

Otra gran diferencia entre las fibras musculares esqueléticas y cardíacas es que en las primeras cada fibra individual puede ser estimulada independientemente por una terminal nerviosa, mientras que en las segundas son auto-excitables y pueden iniciar su propio trabajo de forma espontánea y rítmica.



Otros tipos tejidos musculares aquí.
La descripción del sistema muscular aquí
Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.