home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Anatomía de las glándulas sebáceas

Son glándulas simples alveolares que segregan un producto graso y están presentes en toda la superficie del cuerpo (piel) excepto en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Son pequeñas en el tronco y las extremidades pero bastante grandes en el cuello, cara y la parte superior del pecho. El producto aceitoso que segregan se denomina sebo.

Las células centrales del alveolo de la glándula acumulan los lípidos y engordan hasta que se rompen, de modo que funcionalmente son glándulas holocrinas. El sebo es por consecuencia una acumulación de grasas junto con fragmentos de células. Las glándulas sebáceas generalmente vierten el sebo en el folículo piloso (vea la figura 1 a la derecha) y ocasionalmente a través de un poro en la superficie de la piel.

El sebo suaviza y lubrica el pelo y la piel, evitando que el pelo se vuelva frágil y reduciendo las pérdidas de agua por la piel cuando la humedad externa es baja. Pero quizás su función más importante sea su acción antibacterial.

La secreción de sebo se ve estimulada por hormonas y en especial los andrógenos, de modo que las glándulas sebáceas son muy poco activas en la niñez y su actividad se incrementa durante la pubertad en ambos sexos, cuando la producción de andrógenos se incrementa.

Desarreglos principales.

Existen dos dolencias principales relacionadas con las glándulas sebáceas, el acné y la seborrea (exceso de producción de sebo en las glándulas sebáceas).

Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.
Glándulas sebáceas
Figura 1. sección de la piel mostrando las glándulas sebáceas.