home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Olla a Presión


La olla a presión se ha convertido en un indispensable  elemento en la cocina moderna en la mayoría de los hogares del mundo,  pueden conseguirse en el mercado de diferentes tipos, capacidades, niveles de funcionalidad y precios.

Este dispositivo basa su funcionamiento en el hecho de que la temperatura de ebullición de un líquido dependerá de la presión a que está sometido, de forma tal que a mas presión mayor  temperatura.

Utilicemos el esquema siguiente para ilustrar.
esquema


El esquema representa un recipiente cerrado tal y como es la olla de presión con su tapa ajustada, al que se le aplica calor y que contiene agua (azul). Las pequeñas bolitas azules representan las burbujas de vapor que abandonan el líquido y pasan al estado de vapor durante el calentamiento.

Estos vapores como están confinados y no pueden escapar, van gradualmente incrementando la presión dentro de la olla, y con ello la presión de vapor saturado del agua, por lo que esta no podrá entrar en ebullición.

El incremento de presión terminará levantando el peso que cierra un pequeño conducto al exterior y los vapores escaparán haciendo que la presión interior se estabilice en un valor fijo, si baja, el peso cae y cierra el conducto, si sube el peso se levanta y deja escapar vapores en una suerte de regulador de presión.
 
Durante este proceso, al agua de la olla ha ido ganando en temperatura, y entra al fin en ebullición a un valor mas alto de  temperatura final, que si la olla estuviera abierta a la atmósfera.

El incremento de temperatura, resulta evidente, que dependerá de la magnitud del peso colocado para cerrar el agujero de escape, y del diámetro de este agujero.

Este incremento de temperatura hará que los alimentos se cuezan mucho mas rápido, que es la aplicación principal de la olla a presión.
Finalmente, el uso de la olla a presión, ha hecho que ganemos en tiempo de cocción lo que indirectamente además significa un considerable ahorro de energía.

Como existe la posibilidad real de que el agujero de escape se obstruya por fragmentos del alimento que se cuece, todas la ollas a presión, tienen un válvula de seguridad, que se abre cuando la presión interior sobrepasa un límite de seguridad establecido para evitar su explosión.

Precauciones en el uso de la olla a presión.


Para evitar accidentes con la olla a presión deben seguirse las precauciones siguientes:
  1. Nunca deberá llenarse la olla por encima de la capacidad nominal, un nivel muy alto hará, que fragmentos de los alimentos que se cuecen, puedan alcanzar el conducto de salida obstruyéndolo.
  2. Jamás de destapará la olla conteniendo presión en el interior, el contenido caliente será dispersado violentamente.

  3. No debe usarse una olla que tenga escapes por la junta o empaque de la tapa, ya que esto acelera la pérdida de líquido interior con el riesgo de que se seque, y queme el contenido.
  4. Debe colocarse siempre una cantidad de agua segura de acuerdo al tiempo previsto de cocción, para evitar el secado interior.

  5. Nunca abandone por largo tiempo la olla funcionando sin vigilancia.
  6. Si en un tiempo razonable, la válvula no empieza a dejar escapar presión, apáguela inmediatamente, puede estar obstruido el conducto de escape.

  7. Muchas ollas a presión tienen la válvula de seguridad de simple uso, si alguna vez se dispara, jamás la sustituya por otra cosa que no sea un repuesto adecuado.
  8. Hay alimentos que durante la cocción inicial producen abundante espuma (chícharos), estos alimentos deben cocerse unos minutos, con la olla a presión destapada hasta que el proceso de producción de espuma sece, luego se tapa.

  9. Una vez que la válvula reguladora de presión, comienza a dejar escapar vapores, el fuego debe bajarse a un valor medio, para evitar excesiva ebullición dentro de la olla que puede arrastrar fragmentos de alimentos, y obstruir el conducto de salida de vapores.

Para ir al índice general del portal aquí.