home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Conductos de admisión y limpieza del aire del motor


Estas partes del motor pertenecen al sistema de alimentación y pueden separarse en dos:
  1. Conductos de admisión.
  2. Filtro de aire.

Conductos de admisión

Los conductos de admisión del motor puede ser desde un simple tramo de tubo que tiene en un extremo el filtro de aire y en el otro una superficie de acople al motor cerca de las válvulas de admisión, hasta un complejo y bien diseñado sistema de conductos de longitud y formas aparentemente caprichosas.
El conjunto de todos los conductos que conducen el aire desde el exterior hasta los cilindros del motor se puede dividir en dos partes básicas:
  1. Los tramos de tubería que funcionan como simples conductos para trasegar el aire desde el exterior y llevarlo primero hasta el filtro de aire y luego al motor, los que pueden ser mas o menos tortuosos para adaptarse a la geometría del espacio disponible.
  2. Un haz de conductos que forman un solo cuerpo y que se distribuyen por un extremo a cada uno de los cilindros del motor poli-cilíndrico pero que coinciden todos en el otro extremo en una cavidad común donde se apoya el carburador o la mariposa del sistema de inyección de gasolina para el motor de gasolina.  Este haz de tubos es conocido como múltiple de admisión. Para el  motor Diesel, en la mayor parte de los casos no existe mariposa alguna en el sistema de alimentación de aire, por lo que lo común es que este múltiple de admisión venga directamente del filtro de aire.

Múltiple de admisión.

La longitud, forma y diámetro de los conductos que forman el múltiple de admisión son el resultado de un meticuloso trabajo de experimentación que tiene como objetivo obtener el mejor llenado del cilindro por lo que su modificación nunca se recomienda. Aunque parezca simple, no lo es tanto, estos conductos corresponden a un sistema ínter-dependiente y no a la unión de simples piezas, todos ellos hacen un trabajo conjunto que en muchos casos y en determinadas condiciones de funcionamiento, logran llenar el cilindro a presiones mayores que la atmosférica, especialmente en los llamados múltiples de resonancia, donde las ondas de presión generados por el cierre de unas válvulas de admisión llegan a otras, creando una sobre presión que favorece en mucho el llenado del otro cilindro. Estos múltiples de resonancia producen una suerte se sobrealimentación del motor.

La imagen que sigue (figura 1) representa un simple sistema de admisión y limpieza de aire.
imagen
Figura 1


Este es un sistema sin gran complejidad, en él, el aire del exterior entra directamente al filtro  acoplado en la parte superior del carburador, debajo de este último está el múltiple de admisión que se acopla al motor lateralmente, justo en la entrada del conducto que existe embebido en el bloque del motor que conduce a la válvula de admisión. Las flechas desde el exterior representan el flujo de aire.

Es común que desde el filtro hasta el exterior exista otro conducto que puede perseguir dos objetivos:
  1. Obtener el aire mas frío lejos del calentamiento redundante del volumen alrededor del motor.
  2. Darle mayor altura a la entrada del aire fresco, ya que el aire, mientras mas cerca del suelo contiene mas polvo.

Las imágenes que siguen, corresponden a diferentes múltiples de admisión, puede observarse que van desde simples conductos hasta complejos sistemas de tubos.

Múltiple de admisión
imagen
imagen

Filtro de aire

El filtro de aire tiene una importancia vital para la duración del motor, ya que evita la entrada de partículas sólidas flotantes en el aire que lo desgastarían por abrasión, especialmente en ambientes polvorientos.

Este filtro antiguamente estaba constituido por un recipiente lleno con un entramado de fibras humedecidas con aceite, por el cual pasaba el aire de admisión. El aceite retenía el polvo por adherencia y se denominaban filtros húmedos, su eficacia no era muy buena especialmente cuando se acumulaba en él mucha suciedad ya que dejaban de filtrar, pero tenían la ventaja de que eran "lavables" por lo que podían reusarse muchas veces.

Desde hace unas cuatro décadas, fueron sustituidos por los filtros de papel, en estos el material filtrante es un papel cuya porosidad ha sido elaborada cuidadosamente para que ofrezca poca resistencia al paso del aire, pero que retenga las partículas mas pequeñas contenidas en el aire. Esto filtros se le llama filtros secos. Para aumentar la superficie de filtrado y tener mayor capacidad de trabajo sin obstruirse con la menor resistencia, el filtro se construye con un largo papel arrollado en forma de acordeón.

Son muy eficientes en cuanto a la limpieza del aire, pero tienen las desventajas que cuando se retiene mucha suciedad se obstruyen dificultando el trabajo del motor, y que son necesariamente desechables, porque si se intenta lavarlos se agrandan los poros y su eficacia se reduce dramáticamente.

Las imágenes que siguen representan dos tipos comunes de filtros secos.

imagen
imagen


Otros temas sobre el automóvil aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.