home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar



El mármol

Técnicamente, el mármol es una piedra de origen calizo (calcita), cuyo componente principal es el carbonato de calcio vítreo-cristalizado, formado en un largo proceso geológico que lo hace muy compacto. Las impurezas retenidas dentro de la masa de la caliza, pueden producir  veteados o salpicaduras coloreadas entrelazadas. Cuando estas salpicaduras o vetas tienen un aspecto agradable a la vista hacen de la piedra un excelente material de escultura y para recubrimientos decorativos utilizado desde tiempos remotos. En este caso, la piedra adquiere un relativo alto precio comercial que ha dado pie a toda una industria.

Hay en realidad en la naturaleza muchas canteras con mármol, si nos atenemos a su definición técnica, pero solo algunas proporcionan un material suficientemente compacto, resistente y decorativo para tener valor comercial explotable.

muestra
muestra
Comercialmente hablando el nombre de mármol se utiliza en muchos casos de manera genérica para denominar una piedra natural, con determinada textura a la vista y capaz de recibir un gran pulimento, aunque en su composición el componente predominante no sea la calcita y en algunos casos incluso, esté esta completamente inexistente.

Es frecuente que se considere también como mármoles a rocas con cantidades relativamente altas de dolomitas, esta dolomita puede colorear el mármol de verde haciéndolo muy vistoso, pero al mismo tiempo reduce su calidad estructural y complica un tanto el montaje.

También se comercializan otras piedras no compactas de base cálcica que se expenden como sustitutos del mármol real para su uso en el recubrimiento de pisos, el precio de estas piedras naturales es menor, pero una vez instaladas dan al piso la apariencia del verdadero mármol.

Estas piedras, conocidas frecuentemente como "Travertinos",  en forma natural presentan en su masa oquedades o poros que pueden llegar a ser grandes, y solo se usan como recubrimiento de pisos en el exterior, cortadas como losas de relativo gran espesor. Para su uso en el interior, se someten a un proceso de rellenado de los poros por una de sus caras, la que luego se pule para ser usada como superficie exterior durante el montaje.

En las fotos de la derecha puede observarse un travertino típico de manera natural (arriba) y después de relleno (abajo).

Los travertinos luego de instalados en el piso se recubren con una capa de alguna resina transparente y resistente que le da brillo y sensación de mármol real pulido.

El mármol adquirió su valor como elemento decorativo de lujo desde tiempos inmemoriales, debido a su belleza, capacidad de adquirir pulimento y facilidad relativa de labrado, ventajas evidentes para la época.

El mármol está formado de un roca relativamente blanda y frágil, rayable incluso con el cobre y además atacable por muchos componentes químicos, incluyendo los ácidos tan débiles como el jugo de limón o el vinagre y hasta algunas bebidas gaseosas o el orine, por lo que en realidad su durabilidad y campo de aplicación es limitado y en ocasiones se usa en aplicaciones inadecuadas, solo pensando en su belleza y reputación histórica.

travertino natural
Travertino natural
Los avances tecnológicos actuales en la producción de materiales de corte y abrasivos muy duros y baratos permiten la utilización de rocas de mucha mejor calidad del grupo de los granitos, mas estables, compactas y duras que el mármol con una belleza equivalente.

En la práctica, el mármol se comercializa en diferentes formas, desde grandes bloques en bruto para el trabajo de escultura, piezas talladas con formas especiales y piezas cortadas en forma de losas pulidas en una de sus caras para el revestimiento de paredes y pisos.

Como en realidad el mármol no es un producto específico, si no mas bien una denominación genérica de la roca natural de cierto aspecto, los países han elaborado normas y estándares para la clasificación, propiedades y usos de los mármoles en la búsqueda de cierta uniformidad técnica del mercado, no obstante, las propiedades de los mármoles son muy variadas de unos a otros y el diseñador debe ser muy cuidadoso a la hora de escoger uno para un proyecto balanceando precio, estética, propiedades físicas y forma de instalación para tener éxito.

Propiedades básicas de los mármoles

Densidad entre 2.38 y 2.87 kg/dm³  (el agua tiene densidad 1)

Dureza entre 3 y 4  (el cobre tiene dureza 3)

Absorción de agua en peso entre  0.2 y 0.7 %

Resistencia a la compresión  entre 600 y 1000 kg/cm²

Resistencia a la tracción  entre 100 y 360 kg/cm²

Hay otras propiedades mas específicas y muy variables como la resistencia química y al desgaste así como el coeficiente de expansión térmica que deben ser consultadas con las normal del país o las especificaciones técnicas de los productores del mármol.

Siempre deberá tenerse en cuenta que el mercado de los mármoles, siempre resaltará mucho mas las cualidades estéticas del producto, su fuerte, mientras que los datos técnicos, adquieren un lugar secundario y estos últimos son los decisivos a la hora de un proyecto.

Campo de utilización de los mármoles

El mármol es un componente caro, sensible y muy variable, pero con un inapreciable valor estético y una alta reputación histórica que lo hace apetecible por muchas personas, no obstante, su relativa alta reactividad química, su tendencia al manchado, su baja dureza y resistencia al desgaste así como su fragilidad lo hacen apropiado solo para ciertos usos con éxito garantizado.

No deben utilizarse superficies de mármol en:
  1. Mostradores para gabinetes de cocina, la constante humedad, la posibilidad de que se derramen productos ácidos (vinagre, salsa de tomate, aderezos etc) y la utilización de cuchillos de acero en el corte pueden arruinar rápidamente la belleza inicial del mostrador.
  2. Pisos de tránsito intenso de personas, donde puedan tener acceso objetos muy pesados como automóviles o donde existan animales domésticos que orinen o defequen sobre el mármol.
  3. Zonas de altas temperaturas o donde exista la posibilidad de salpicaduras de líquidos muy calientes o productos químicos.
  4. La utilización de enchapados de mármol en las paredes de las duchas, aunque frecuente, requiere de un tratamiento de recubrimiento especial de la superficie con resinas selladoras especiales y un esmerado mantenimiento para conservar la superficie en estado óptimo.
travertino relleno
Travertino relleno



El lugar de aplicación por excelencia de los mármoles es:
  1. Recubrimiento decorativo de paredes, ya sea en zonas exteriores o interiores de edificios, especialmente porque da un bello aspecto a la edificación de por vida eliminando con esto la necesidad de pintar.
  2. En paredes interiores de pasillos de instalaciones médicas (hospitales, clínicas etc) donde el tráfico de personas es alto y donde la sensación y la necesidad de limpieza es importante.
  3. En lugares donde la estética juegue un papel preponderante y los gastos de mantenimiento se justifiquen por la propia productividad del local, tales como salones de reuniones, salas de conferencia o recepción, palacios de arte o de congresos y similares.
  4. Para el esculpido de obras de arte.

Para ir al índice general del portal aquí