home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Este artículo trata el tema de la diabetes mellitus en lenguaje simple, para ganar acceso a otro artículo donde se trata el mismo tema con más profundidad pulse aquí.

Lo sugerido en este artículo tiene solo carácter informativo y nunca podrá utilizarse  para auto-medicarse o en sustitución del diágnóstico del médico.

Diabetes mellitus en niños

El cuerpo necesita insulina, una hormona producida en el páncreas, para convertir en energía la glucosa, el principal azúcar de la sangre. En las personas con diabetes, el páncreas deja de producir insulina y, como resultado, la glucosa se acumula en la sangre y daña los vasos sanguíneos, los nervios y algunos órganos. El término diabetes, por su etimología griega, significa "orinar mucho", y mellitus, miel, por la eliminación de una gran cantidad de glucosa por la orina.

Incidencia

En el niño y el adolescente la diabetes más frecuente es el tipo 1 (insulino-dependiente). Requiere tratamiento con insulina porque ocurre un déficit total de esta hormona. Existen además la llamada diabetes mellitus tipo 2 (no insulino-dependiente), que suele aparecer en obesos después de los 40 años, y se origina por la resistencia que presentan los tejidos para utilizar la insulina, cuya producción se hace insuficiente para mantener los niveles de azúcares en sangre normales; y la diabetes gestacional, que es típica de las embarazadas.
Contenido del artículo
Incidencia
Síntomas
Causas
Diagnóstico
Tratamiento

Síntomas

La diabetes mellitus tipo 1 puede iniciarse desde etapa tan temprana como en el lactante, pero su aparición es más común de 5 a 7 años de edad y en la pubertad. No existen diferencias en cuanto al sexo.

El niño empieza a orinar frecuentemente, a veces comienza a orinarse en la cama cuando ya había dejado de hacerlo, toma mucha agua, se siente cansado, con fatigas, pierde peso, no obstante tener mayor apetito. Los maestros pueden jugar un papel importante en la detección de la enfermedad, al notar que el niño se levanta mucho en la clase para ir al baño, en estos casos debe sugerir a los padres acudir al médico para descartar la enfermedad.

Causas


Existe cierta predisposición a la diabetes al nacer en algunas personas, pero es necesario que existan factores ambientales para que se desarrolle. En un 90% de estos pacientes se comprueba el origen autoinmune de la enfermedad, por la presencia al inicio, de diferentes anticuerpos en la sangre producidos por el organismo contra la célula Beta del páncreas, productora de la insulina.

Ciertamente el medio ambiente presenta el factor desencadenante para el desarrollo de la diabetes. Se han señalado principalmente determinadas infecciones virales como factores predisponentes.

La obesidad tiene gran influencia en la aparición de la diabetes mellitus tipo 2, que en la actualidad, debido al incremento de la obesidad en buena parte del mundo, ha aumentado su aparición, sobre todo en adolescentes.

Diagnóstico

Se hace con un análisis de la glucemia, para conocer la presencia o no de azúcar en sangre, y la determinación de la glucosa en la orina. Cifras de glucemia en ayunas mayores de 7 milimoles por litro, o en cualquier momento del día mayores de 11 mmol/l, indican una diabetes.

El retraso en acudir al médico y un diagnóstico demorado, pueden conducir a la aparición de complicaciones como vómitos, deshidratación y acidosis (cetoacidosis diabética).

Tratamiento

El tratamiento básico se hace a través del control de la dieta. La dieta del niño diabético debe contener igual número de kilocalorías que las del niño no diabético. Lo que varía son las proporciones de grasa y carbohidratos. Los carbohidratos de absorción rápida que existen en los dulces, helados y refrescos, por ejemplo, no se recomiendan porque elevan la glucemia rápidamente. Las grasas se limitan para evitar futuras complicaciones vasculares de la enfermedad por aterosclerosis. Se recomienda en la dieta la ingestión de frutas naturales en las meriendas y vegetales en las comidas por sus efectos beneficiosos.

Al inicio del tratamiento, principalmente en los niños de menos edad, la omisión en su dieta de ciertos alimentos que les pueden subir su glucemia les resulta molesto, pero con un manejo familiar adecuado, evitando el ocio y la ansiedad que pueden incrementar el apetito, logran adaptarse al esquema adecuado de alimentación para su enfermedad, sin producirles repercusión psicológica desfavorable.

Otras enfermedades humanas aquí.
El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.