home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Lo sugerido en este artículo tiene solo carácter informativo y nunca podrá utilizarse  para auto-medicarse o en sustitución del diágnóstico del médico.

Galactorrea

Los especialistas califican la galactorrea como la secreción láctea de la glándula mamaria, en condiciones no fisiológicas, es decir, fuera del periodo puerperal (posparto) se considera anormal y por consiguiente una enfermedad.

Para los no familiarizados con el lenguaje médico nos resultaría quizás más fácil de comprender esa definición si dijéramos que así se denomina la enfermedad que se produce cuando una mujer, sin que haya parido recientemente, comienza a segregar leche por el pezón. Puede decirse además, que la leche durante el embarazo, el posparto y también en el recién nacido puede considerarse como una galactorrea fisiológica, es decir, normal.
Contenido del artículo
Origen y naturaleza
Tratamiento

Origen y naturaleza

El mecanismo esencial de la galactorrea es el aumento de la prolactina, hormona originada en la hipófisis (considerada la “glándula principal” y localizada en el cráneo) que estimula la producción de leche. Por su parte, el aumento de esta hormona se produce generalmente por una disminución del efecto inhibidor de una sustancia conocida como dopamina, indispensable para la regulación de la prolactina y que es producida en el hipotálamo, una estructura nerviosa situada encima de la hipófisis. El hipotálamo también produce factores que estimulan la secreción de prolactina en algunas situaciones.
Pueden producir galactorrea los tumores, procesos infiltrativos, traumas, infecciones, lesiones por irradiación o vasculares, que dañan el hipotálamo e impiden que la dopamina se forme o llegue a la hipófisis.


En el hipotiroidismo y algunas enfermedades suprarrenales, la galactorrea se debe a un aumento de factores liberadores de prolactina, mientras que en la cirrosis hepática y la insuficiencia renal crónica hay un aumento de su actividad. En otras situaciones, la prolactina se produce en células hipofisarias tumorales, como sucede en el prolactinoma o tumor hipofisario productor de prolactina y otros tumores hipofisarios mixtos, es decir, que secretan prolactina y otras hormonas.

No obstante la causa más frecuente de galactorrea es el uso de medicamentos. Muchos medicamentos incrementan la producción de prolactina y producen galactorrea. La lista es grande. Los más frecuentes son: el haloperidol, fenotiazinas, butirofenonas, imipramina, amitriptilina, clomipramina, reserpina, alfametildopa, morfina, heroína, metoclopramida, sulpirida, domperidona, cimetidina, anticonceptivos y verapamilo, entre otros.

También, el estímulo mecánico de la mama, mastitis, traumatismos y cirugía torácica, y el herpes zóster del tórax, desencadenan un mecanismo irritativo nervioso reflejo, que asciende por los nervios torácicos, afecta la liberación de los factores que regulan la prolactina y pueden producir galactorrea. Existen causas más raras de galactorrea, como algunos tumores bronquiales y renales.

La galactorrea puede asociarse con la amenorrea o ausencia de la menstruación, y la infertilidad, y determinar un cuadro clínico más complejo. Sin embargo, galactorrea e hiperprolactinemia (aumento de la prolactina) no son sinónimos, ni su asociación es obligada. De hecho, en 30% de los pacientes con galactorrea no se detecta hiperprolactinemia.

Toda mujer con galactorrea debe acudir al médico y éste debe valorar en primer lugar la utilización de medicamentos. Las pacientes con amenorrea e infertilidad deben ser valoradas en consultas de ginecología, endocrinología o infertilidad.

No todas las secreciones del pezón son de leche y pueden deberse a infecciones, en la infección existe dolor, síntomas inflamatorios y la secreción es purulenta, mientras que la galactorrea es opalescente y no existen signos inflamatorios. En los cultivos de la secreción mamaria pueden aparecer gérmenes de la flora normal de la piel que pueden confundir el diagnóstico. En caso de duda, un examen microscópico de la secreción que demuestre la presencia de glóbulos de grasa confirma el diagnóstico de la galactorrea. El diagnóstico de la galactorrea es clínico, pero el de la hiperprolactinemia requiere la determinación de esta hormona.

La respuesta de la mama en la mujer es mayor debido a la acción de los estrógenos. Ello explica que la galactorrea sea más frecuente en la mujer. En la mujer debe pensarse en primer lugar en el uso de medicamentos, mientras que en el hombre debe pensarse en la existencia de un tumor de hipófisis, generalmente benigno.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa. Las galactorreas fisiológicas no requieren tratamiento. Las medicamentosas y las producidas por factores irritativos locales desaparecen o mejoran al eliminar la causa. Otras requieren tratamiento específico, como las originadas por hipotiroidismo, algunas enfermedades suprarrenales, insuficiencia renal y la cirrosis hepática. Los tumores se operan si su diámetro es mayor de 10 mm, pero en los de menor tamaño se utilizan medicamentos.

Otras enfermedades humanas aquí.
El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.