home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Lo sugerido en este artículo tiene solo carácter informativo y nunca podrá utilizarse  para auto-medicarse o en sustitución del diágnóstico del médico.

Contenido del artículo
Síntomas
Secuelas
Diagnóstico
Agente infeccioso
Transmisión
Período de incubación
Tratamiento
Incidencia
Prevención

Meningoencefalitis

No son pocas las madres que, en la búsqueda del saber necesario, se preguntan: ¿Es posible establecer la diferencia, en cuanto a los primeros síntomas que se producen, cuando se trata de una meningitis viral o de la bacteriana?

Síntomas

Los primeros síntomas son similares, suelen estar precedidos durante uno a tres días por varias manifestaciones respiratorias. Ejemplo: tos y secreción nasal. Luego aparecen los síntomas clásicos: fiebre, náuseas o vómitos, dolor de cabeza en niños mayores o irritabilidad en menores. La diferencia radica en el buen estado general que se aprecia en las meningitis por virus, contrariamente a las bacterianas, en que los síntomas aparecen súbitamente, son más intensos y el paciente se muestra "muy enfermo".

Secuelas

Las de origen viral suelen tener un curso benigno, la duración raramente excede a los diez días y se restablecen sin dejar secuelas. Sin embargo, las bacterianas tienen un pronóstico reservado, pues hasta un 35% de los convalecientes muestran secuelas que afectan su calidad de vida. Las más frecuentes: pérdida de la audición, epilepsia y trastornos del aprendizaje, la atención y la conducta. En caso de no tratarse adecuadamente el decenlace puede ser fatal.

Los convalecientes deben ser sometidos a estudios neurofisiológicos que permitan detectar precozmente las secuelas y valorados de forma multidisciplinaria para garantizar su rehabilitación. El seguimiento debe prolongarse hasta la edad escolar.

Diagnóstico


Para el diagnóstico certero se utiliza la punción lumbar, este proceder, no exento de molestias, es imprescindible para diferenciar una meningitis viral de una bacteriana y establecer conductas médicas apropiadas en cada caso.

Agente infeccioso

Con la eliminación, mediante vacunas, de la poliomielitis, el sarampión y la parotiditis (paperas), los enterovirus han quedado como responsables de la mayoría de los casos de la viral. Muchas bacterias son capaces de producir meningitis. Son el neumococo, el haemophilus influenzae b y el meningococo los principales agentes.

Transmisión

Los enterovirus se trasmiten mayormente por vía digestiva, es decir, a través de aguas contaminadas o las secreciones de los portadores. Para los agentes bacterianos la trasmisión ocurre por contacto directo, incluyendo las gotillas y secreciones de la nariz y garganta de personas infectadas.

Período de incubación

En las virales el período es corto (de 3 a 5 días) y se trasmiten durante la fase aguda de la enfermedad; las bacterianas tienen un período de incubación que varía entre 2 y 10 días, y su trasmisibilidad persiste hasta que los gérmenes desaparecen de las secreciones nasales y faríngeas, lo que ocurre después de recibir tratamiento con antibióticos.

Tratamiento

Todos los casos requieren hospitalización. En las virales el tratamiento está dirigido a los síntomas, siendo el reposo la medida más efectiva. Aun cuando se decida el alta hospitalaria en las primeras 72 horas, el paciente debe mantener reposo domiciliario por una semana bajo la observación médica. Las bacterianas siempre requieren de cuidados intensivos y antibióticos.

Incidencia

Pueden ocurrir a cualquier edad, pero más comúnmente en la niñez.

Prevención

No existen vacunas para prevenir las virales, siendo la medida más efectiva el aislamiento durante el período febril de la enfermedad y la desinfección de los objetos contaminados por las secreciones de los pacientes. Existen vacunas de probada efectividad que protegen contra la meningitis contra el meningococo y haemophilus influenzae b. Otras de corta eficacia se han desarrollado contra el neumococo, pero su uso se limita a grupos con alto riesgo de padecer estas infecciones (sicklémicos y esplenectomizados (con ausencia del bazo).



Otras enfermedades humanas aquí.
El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.