home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar
 

Contenido del artículo
Función
Fuentes naturales de magnesio
Deficiencias
Dosis
Efectos adversos
Interacción con fármacos

Magnesio en la dieta

El magnesio es esencial para todas las células vivas, es el segundo mineral en cantidad en el fluido intracelular y el cuarto entre todos los del cuerpo.

Función

Se requiere magnesio para la formación de la estructura de los huesos y para el funcionamiento apropiado de mas de 300 enzimas involucradas en múltiples procesos metabólicos como la síntesis de las proteínas y el metabolismo de los carbohidratos. El magnesio extra celular es crítico para el mantenimiento de los nervios y para el trabajo de los músculos, así como para la transmisión de los impulsos nerviosos en las uniones del tejido neuromuscular.

El magnesio tiende a imitar al calcio en sus efectos sobre el sistema nervioso central y los músculos del esqueleto. Las deficiencias de magnesio embotan la respuesta normal de la glándula paratiroides a la carencia de calcio de modo que  la tetania (contracciones dolorosas de los músculos de las extremidades) producida por falta de calcio no se puede corregir si no se hace lo mismo con la carencia de magnesio. De la misma forma, las deficiencias de magnesio reducen la habilidad de los riñones para conservar el potasio por lo que la hipopotasemia (bajo nivel de potasio en la sangre) no se puede corregir si no se hace los mismo con las deficiencias de magnesio.


Fuentes naturales de magnesio

Las personas que consumen alimentos frescos casi nunca tienen deficiencias de magnesio debido a que todas las comidas sin procesar contienen magnesio, aunque en cantidades muy variables. Los alimentos ricos en magnesio son: los cereales enteros, el tofu (queso de soja), las nueces, las legumbres, y los vegetales verdes. El procesamiento de los granos (retirar el germen y la cáscara) puede eliminar hasta el 80% del magnesio en ellos.

Deficiencias

Los estados debidos a deficiencias de magnesio son causados usualmente por síndromes de mala absorción, mala nutrición generalizada, alcoholismo, y causas inducidas por tratamiento médico. También se pueden producir por la terapia parenteral (vía venosa) prolongada con formulaciones libres de magnesio, las hemodiálisis (filtrado extra corporal de la sangre), la diabetes mellitus, la pancreatitis (inflamación del páncreas),  los des-balances electrolíticos por el uso de diuréticos y el aldosteronismo, una condición que se caracteriza por la pérdida del potasio del cuerpo, la debilidad y la presión sanguínea elevada.

Los síntomas de la deficiencia de magnesio pueden incluir irritabilidad neuromuscular, sensibilidad del sistema nervioso central incrementada, delirio y convulsiones.

Dosis

La ingestión recomendada diaria de magnesio aparece en la tabla 1. La dosis máxima tolerada se ha establecido en 350 mg por día.

Tabla 1. Ingestión de magnesio recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
30
7-12 meses
75
Niños

1-3 años
80
4-8 años
130
Varones

9-13 años
240
14-18 años
410
19-30 años
400
31-50 años
420
51-70 años
420
mas de 70 años
420
Hembras

9-13 años
240
14-18 años
360
19-30 años
310
31-50 años
320
51-70 años
320
mas de 70 años
320
Embarazo

18 años o menos
400
19-30
350
31-50
360
Lactante

18 años o menos
360
19-30
310
31-50
320

* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.

 
Existe controversia en cuanto a la utilidad profiláctica del uso del magnesio en el síndrome premenstrual, la migraña, y la aterosclerosis, así como en el asma y la hipertensión. Aunque las deficiencias en este mineral potencialmente contribuyen a esas dolencias, no hay suficiente información que soporte el uso del magnesio de forma profiláctica en poblaciones bien nutridas.

Efectos adversos

No hay evidencia de que las dosis orales suplementarias de magnesio sean dañinas para los individuos con función renal normal a no ser la diarrea en dosis altas.

La hipermagnesemia puede ocurrir en los que abusan del sulfato de magnesio (Sal de Epson) o el hidróxido de magnesio (Leche de Magnesia) como laxante, así como con el uso de antiácidos que contienen magnesio en personas con problemas renales severos. La hipermagnesemia puede producir varios grados de debilidad muscular, letargo y sedación, los que pueden progresar a estupor y coma cuando hay altos niveles en el suero. Los síntomas cardiovasculares incluyen hipotensión (presión sanguínea baja) arritmias (pulso errático) los que pueden llegar hasta detener el corazón.

Interacción con fármacos

El magnesio suplementario puede reducir la absorción de los antibióticos: eritromicinas y fluoroquinolonas, por lo que hay que separar las ingestiones 2 horas antes o 6 horas después del consumo del antibiótico.

Para ir a la lista de todos los temas vinculados con la alimentación y dieta aquí.
Para ir al índice general del portal aquí