sabelotodo






Instalación de  molduras o cornisas

Contenido del artículo
Los materiales
Cornisas exteriores
Cornizas interiores
El perfil
El sustrato
Los cortes
Variantes
El montaje
Molduras de puertas
Rodapiés y molduras a media pared
Cornisas
Terminación


Las cornisas son elementos decorativos de las construcciones iniciadas desde el Egipto faraónico y concluidas por la cultura griega de donde fueron hechas propias por los romanos que la expandieron al resto del mundo con sus conquistas. Su magia no se ha perdido con el paso de los años y aun hoy se mantienen con una gran actualidad.

Es difícil comprender el poderoso efecto que causa algo tan pequeño. Las molduras son horizontales, y sirven para marcar la separación entre distintos cuerpos, es decir sirven para articular. Sin embargo, sus pequeños salientes son capaces de imbuir a toda una fachada o al interior de una habitación de una sensación de movimiento, como las curvas de las paredes de un vaso. Por eso hay que ser especialmente cuidadoso al diseñarlas y montarlas.

Los materiales

Los materiales utilizados para la fabricación de las cornisas depende de si estas serán utilizadas en el exterior o en el interior.

Cornisas exteriores

Las cornisas exteriores se fabrican juntando piezas de materiales resistentes a la intemperie, generalmente moldeadas por tramos de mezclas arenosas de cemento Portland blanco aligerado, aunque también se fabrican tallando materiales como mármol y granito siendo estas dos ultimas bastante mas caras. Se han usado en ocasiones, cornisas construidas de losas de cerámica de formas especiales.

Cornisas interiores

Antiguamente las cornisas se fabricaban con frecuencia de yeso muchas veces "in situ", pero este método ha caído en desuso y en su lugar se utilizan casi exclusivamente las cornisas hechas de piezas de madera tallada o papel prensado y de poliuretano aligerado y moldeado por tramos.

La ventaja de las cornisas plásticas es que son mas ligeras y flexibles para el montaje, pero  nunca llegan a la belleza, tonos y matices de la madera real.

El perfil

Existen en el mercado muchos tipos diferentes de cornisas en cuanto a forma y dimensiones. A continuación se muestran algunos ejemplos:

Primeramente aparecen en la tabla que sigue, molduras del tipo completamente rellenas o macizas y su diseño está especialmente dirigido para ser colocadas en las esquinas superiores de las paredes entre la pared y el falso techo.

Más abajo se presentan otras con el mismo propósito, pero su construcción se basa en una pieza fina de madera que deja un espacio vacío interior cuando se montan en la esquina formada por la pared y el falso techo.

1
Figura 1.
2
Figura 2.
3
Figura 3.
4
Figura 4.
5
Figura 5.
6
Figura 6.

7
Figura 7.
8
Figura 8.
9
Figura 9.

El sustrato

Durante el montaje de las cornisas, el sustrato donde serán colocadas es muy importante a la hora de seleccionar el método de fijación.
En la práctica pueden darse tres casos:

1.- Techo y paredes de materiales clavables , madera, cartón, tableros de yeso-papel etc.

2.- Techo de concreto y pared clavable.

3.- Techo y paredes no clavables, ladrillos, bloques etc.

Siempre que sea posible, la utilización de clavos es el modo mas fácil y rápido de instalar las molduras. Deben utilizarse clavos "sin cabeza" o de terminación, a fin de camuflarlo y que luego no se noten en la cornisa terminada.

La figura que sigue es una muestra de los diferentes tipos de clavos disponibles en el mercado (USA).

 clavos
Figura 10. Clavos de terminación

Es usual denominar los clavos como múltiplos de una dimensión "d", como puede apreciarse entonces, hay clavos "sin cabeza" desde 2d hasta 8d cuyas longitudes aparecen en el esquema en pulgadas.

Para cada trabajo en particular y en dependencia del tamaño y grueso de la moldura, hay que usar el clavo de la longitud adecuada, teniendo en cuenta que mientras mas pequeño sea el clavo mejor, siempre y cuando sostenga bien las molduras. Como en la práctica, las molduras se clavan cerca de los bordes y estos generalmente son delgados, rara vez hay que usar un clavo mayor de 6d.

Para el caso de sustrato no clavable, se recurre entonces a los pegamentos.
 
El pegamento a utilizar para la colocación de cornisas debe ser suficientemente viscoso y de rápido secado como para que no se tenga la necesidad de utilizar algún sostén adicional por largo tiempo antes de dejar la pieza como anclada.

Existen en el mercado diversas marcas de pegamentos que cumplen con estos requerimientos, están los llamados "cementos de contacto" , las pastas de poliuretanos, los pegamentos a base de látex, siliconas etc.

Los cortes

Para un montaje impecable de las cornisas, una de las cosas más importantes es el corte de los extremos de las piezas que encajan a continuación. Estos cortes deben hacerse con las herramientas apropiadas porque deben ser de gran precisión a fin de que coincidan con exactitud el borde de una pieza con el de la otra, especialmente en las esquinas.

Existen reglas de inglete para el corte con sierra manual de los extremos, y otras herramientas más caras y especializadas como las sierras eléctricas de patrones con hoja de corte para el trabajo a gran escala. Estas últimas producen un corte limpio e impecable con gran exactitud, lo que además de facilitar el montaje, dan al trabajo una excelente terminación.

La regla de ingletes, permite hacer manualmente cortes con exactitud suficiente para un trabajo de terminación profesional. En ella el trozo de cornisa se coloca entre dos superficies paralelas, y la herramienta tiene ranuras guías a diferentes ángulos para dirigir el serrucho de corte, con ello se puede lograr el ángulo de corte apropiado de acuerdo a la necesidad de montaje.

El trabajo con la sierra de patrones es mas fácil y rápido y la limpieza de los cortes es superior a la del trabajo con la regla de ingletes.

En este tipo de sierras, puede colocarse la hoja de corte desde la posición vertical hasta un ángulo algo mayor de 45 grados en ambas direcciones, además de contar con un mesa rotatoria graduada donde se soporta la moldura. En casi todas las marcas de sierras de patrones, están especialmente marcados los ángulos mas usados en la instalación de cornisas y molduras, tanto en el ángulo de la hoja de corte así como en el grado de giro de la mesa soporte.

Un par de intentos de cortes fallidos, le dará la experiencia necesaria para comenzar a hacer cortes con ángulos adecuados.

 sierra
Figura 11. Sierra de patrones

Variantes

Solo la imaginación limita el uso de las molduras y cornisas en la decoración de los interiores y exteriores de las edificaciones, de todas formas pueden distinguirse algunas de uso mas común:

clasica
pared
mueble
repisa
Figura 12. Molduras en el borde superior de las paredes y en contacto con el techo.
 
Figura 13. Molduras a mitad de pared y en la base (rodapiés) así como en los bordes de las puertas.
Figura 14. Cornisas en los bordes de los muebles. Han sido clásicas durante muchos años.
Figura 15. Utilización de cornisas de gran tamaño para formar repisas. Se colocan a una altura adecuada.

El montaje

El montaje de las molduras dependerá de su ubicación,  a continuación se hará una breve descripción de los casos mas típicos.
Molduras de puertas
Estas molduras son unas de las de mas simple montaje, el trabajo se reduce a cortar cada una de las tres piezas que lo conforman a la longitud apropiada con un ángulo de 45 grados en un extremo para las piezas laterales y en los dos extremos para la pieza superior. Luego con clavos de terminación de longitud apropiada se clavan al marco de soporte de la puerta.

puerta

Figura16.  Cornisa en marco de puerta


Como es práctica común que las bisagras estén ligeramente embebidas en el marco de soporte de la puerta, las molduras quedan un tanto adentradas del borde del marco, téngase eso en cuenta a la hora de cortar la pieza superior.

En la figura 16 se ilustra como quedarían instaladas las molduras de una puerta, la puerta misma no está representada. Obsérvese que como la bisagra está bajo relieve en el marco de soporte de la puerta, la moldura correspondiente a ese lado no puede hacerse coincidir con el borde del marco representado de color blanco. Para mantener la simetría, el resto de las molduras se colocan dejando el mismo espacio.

Rodapiés y molduras a media pared.

Las molduras de base de la pared, así como las que se colocan a media altura se montan con el mismo procedimiento simple, esto es cortar a 45 grados en los extremos que forman una esquina para un buen acople y también a 45 grados en los empates de los tramos rectos entre una pieza y la que sigue pero con los ángulos invertidos, de esta forma una pieza empuja la otra evitándose los inadecuados escalones en los empates.

Cornisas

moldura
Figura 17. Cornisa entre techo y pared.

marcado
Figura 18. Haciendo el trazo de referencia

inicio
Figura 19. Elaborando una esquina interna.


inicio
Figura 20 Elaborando una esquina externa.

Las cornisas o molduras superiores que se colocan entre la pared y el techo de forma diagonal, es decir, apoyadas y sujetas en ambas superficies (figura 17) son las más difíciles de instalar debido a que el corte de los ángulos para formar las esquinas es un tanto más complejo.

Lo importante es ser metódico, cuidadoso en los cortes y contar con las herramientas apropiadas.

Para instalar esta cornisas lo primero que debemos hacer es dibujar en la pared un trazo de referencia que servirá luego para alinear la moldura (figura 18), este trazo se hace en todo el perímetro de la habitación.

La forma más simple de hacer la linea de referencia es usando un marcador de hilo y tiza o bota de marcar, para ello se hacen marcas a la distancia apropiada del techo cerca de los extremos de cada pared , luego se tensa el hilo entre las marcas y se procede a hacer el marcado.

Una vez marcada adecuadamente la habitación, es buena práctica comenzar por instalar las esquinas usando tramos cortos de molduras (figuras 19 y 20), esto permite con facilidad establecer los ángulos adecuados y hacer un montaje con la mínima hendidura visible en el empalme. La falta de precisión en la unión de las esquinas es especialmente desfavorable cuando las molduras son de madera y pretenden ser dejadas al color natural o barnizado, ya que los rellenos en la mayor parte de los casos no tienen el exacto color de la madera natural.

Para el caso de molduras que serán pintadas, los defectos en las uniones después de rellenos y pintados desaparecerán casi por completo.

Una vez instaladas las esquinas con exactitud, se instalan los tramos rectos de unión entre ellas siempre siguiendo las lineas de referencia establecidas de antemano. Es conveniente cortar los empalmes de los tramos rectos a 45 grados para que como en los rodapiés, una pieza  empuje la otra y no puedan producirse escalones en las uniones.

Terminación

Finalmente, con un botador fino y puntiagudo se introducen ligeramente al interior de la moldura las cabezas de los clavos y se rellenan. También se rellenan  las imperfecciones tanto en la uniones de las molduras así como entre estas y la pared y el techo usando un relleno del color y tipo adecuados, lo más común es utilizar rellenos a base de látex para las piezas plásticas ya coloreadas o madera que será pintada, y masillas para madera para las molduras de este material que quedarán a color natural.



Para otros temas de "hágalo usted" aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.