sabelotodo





Pintura decorativa

Contenido del artículo
Técnicas típicas
Descripción de las técnicas
Esponjado
Trapeado
Hilado
Dilución
Pelado


Puede que esté cansado de pintar las paredes de su casa siempre de colores enteros y sienta la necesidad de hacer algo diferente, algo con un toque personal o de distinción, entonces este artículo puede serle útil.

Existen varias técnicas bastante simples y que puede realizarlas usted mismo con un poco de cuidado y dedicación que le permitirán lograr el objetivo de personalizar sus paredes. Todas se basan en la utilización de dos o mas colores superpuestos y pueden estar dirigidas a la imitación de diferentes texturas tales como mármoles, cuero etc. o simplemente representar una superficie de diferentes matices, rayas, manchas etc.

En términos generales, lo que se hace es pintar toda la pared de un color (normalmente claro) con una pintura de algún brillo (satinada, de semi-brillo etc.), la que se deja secar completamente y cuyo color servirá de fondo para la aplicación de otro, u otros colores semi-transparentes y mas oscuros dispersados de alguna manera para lograr el efecto deseado. Esta dispersión puede hacerse por dos métodos:
  • Por adición. Donde el color disperso se agrega manualmente sobre el fondo tal y como va a quedar.
  • Por sustracción. Donde el color disperso se agrega como una capa continua sobre el fondo y luego se retira una parte de la pintura para lograr el efecto deseado.
Las posibilidades de diferentes matices, tonos y colores, la diversidad de modos de dispersión, la utilización de diferentes transparencias en el color disperso así como el uso o no, de capas completamente transparentes en la terminación final, dan una infinita cantidad de posibilidades decorativas que queda solo limitada por su imaginación.

Técnicas típicas

Hay muchas técnicas para crear ilusiones, imitaciones, patrones de manchas y rayas etc. en las paredes y muebles pero en este artículo solo nos referiremos a las mas comunes.

Aunque el mismo efecto final puede conseguirse en ocasiones usando diferentes técnicas, las mas comunes pueden diferenciarse de acuerdo al modo de operar en:
  1. Esponjado
  2. Trapeado
  3. Hilado
  4. Dilución o lavado
  5. Pelado
En las imágenes a continuación (figura 1, 2, 3, 4 y 5) se muestran terminaciones típicas de superficies utilizando estos métodos.

Esponjado por adición
Figura 1. Esponjado por adición de un color de tono oscuro sobre un fondo claro
trapeado
Figura 2. Trapeado de un tono de color oscuro sobre un fondo claro
hilado
Figura 3. Hilado de un tono claro sobre un fondo oscuro
lavado
Figura 4. Dilución de dos tonos del mismo color básico sobre un fondo blanco
pelado
Figura 5. Pelado de un color mas oscuro sobre un fondo de tono mas claro

Descripción de las técnicas

En todos los casos y para tener éxito en el futuro proyecto, deben hacerse varias pruebas sobre una superficie de ensayo que tenga la misma terminación (rugosidad) que la pared objeto del proyecto a fin de lograr el efecto deseado y adquirir experiencia en la técnica a utilizar. Esto le evitará tener que rehacer el trabajo si no cumple las expectativas en la pared real que siempre es mas incómodo y caro.

Esponjado

El esponjado de una pared puede hacerse tanto por adición como por sustracción.

Para realizar un proyecto de esponjado tanto por adición como por sustracción deben tenerse los materiales siguientes:
  1. Un cantidad suficiente de pintura con algo de brillo y del tono deseado (generalmente el mas claro) para el fondo, con este color se pintará toda la pared.
  2. Un poco de pintura o colorante de un tono mas oscuro para preparar el color que será dispersado.
  3. Una cantidad suficiente de esmalte transparente (glaze) para mezclar con el colorante y dispersarlo sobre el fondo.
  4. Un trozo de esponja, preferentemente natural marina.
  5. Rodillos y bandejas de pintar así como los recipientes para mezclar las pinturas.
  6. Trapos limpios.
  7. Guantes de látex.

Esponjado por adición

Paso 1

Para comenzar el proyecto lo primero que debe hacerse es decidir si se deja el color actual que tiene la pared como color de fondo, o se cambia a otro color. Si la pared está bien pintada de un color con algo de brillo y el tono puede ser adecuado no es necesario pintarla, de lo contrario lo mejor es usar un nuevo fondo, que deberá dejar secar por lo menos 24 horas.

Paso 2

En un recipiente adecuado mezcle bien por lo menos cuatro partes de un buen esmalte transparente (glaze), con una parte del color oscuro que será dispersado. Si quiere obtener mas o menos aspecto translúcido de la capa dispersa agregue mas o menos esmalte o colorante a la mezcla.

Paso 3

Sumerja parcialmente o unte con una brocha la esponja marina previamente mojada en agua en el color a dispersar. Retire el exceso de pintura con un trapo de ser necesario.

Paso 4

Comience en una esquina, aplique el color a dispersar manchando o pinchando con la esponja a saltos hasta obtener el efecto deseado (figura5). Rotando la esponja ligeramente puede obtenerse un efecto de manchas al azar. No arrastre la esponja ni la apriete con fuerza sobre la superficie. Recarge la esponja con pintura cuando sea necesario. Mantenga los bordes de las áreas terminadas siempre húmedos para evitar que la pintura se seque y luego se noten los empates, al solapar las áreas nuevas con las ya terminadas evite que las uniones se vean mas densas. En las esquinas use un pequeño trozo de esponja para la terminación de las áreas estrechas.

Paso 5

De vez en cuando eche un vistazo desde lejos a las áreas terminadas para asegurarse de la uniformidad del trabajo.


foto
Figura 6





Paso 6

Continúe hasta el final de la pared. Lucirá algo como lo que muestra en la figura 7.

Esponjado por sustracción

Paso 1

Para comenzar el proyecto lo primero que debe hacerse es decidir si se deja el color actual que tiene la pared como color de fondo, o se cambia a otro color. Si la pared está bien pintada de un color con algo de brillo y el tono puede ser adecuado no es necesario pintarla, de lo contrario lo mejor es usar un nuevo fondo, que deberá dejar secar por lo menos 24 horas.

foto
Figura 7

Paso 2
En un recipiente adecuado mezcle bien por lo menos cuatro partes de un buen esmalte transparente (glaze), con una parte del color oscuro que será dispersado. Si quiere obtener mas o menos aspecto translúcido de la capa dispersa agregue mas o menos esmalte o colorante a la mezcla.

Paso 3

Ponga la mezcla del color a dispersar en una bandeja de pintar y con un rodillo pinte completamente un área de la pared comenzando por una esquina superior. El área debe ser de mas o menos un metro cuadrado. Haga los cortes de las esquinas con una brocha si fuera necesario.


foto
Figura 8


Paso 4

Con la esponja bien mojada en agua aclare los bordes del área pintada con la pintura aun húmeda para evitar que se noten los empates cuando se haga una nueva área adjunta mas tarde.

Paso 5

Haciendo saltos con la esponja (figura 8), en el interior del área pintada, retire parcialmente la pintura fresca. Haciendo giros ligeros de la esponja se puede lograr un efecto de manchas al azar. No apriete con fuerza la esponja sobre la superficie. Trabaje rápido, evite que se seque la pintura. Si la pintura comienza a secarse humedézcala con un aerosol de agua. Si la esponja se carga demasiado con pintura exprímala o rótela sobre un trapo limpio.

Paso 6

Cuando termine una de las áreas, cree una nueva área de trabajo adjunta a la ya terminada, solape las uniones evitando que se noten los empates entre las áreas.

Para obtener un acabado más manchado o rayado, puede usar la misma técnica de la esponja pero usando en el lugar de esta un bolso plástico de mercado doblado como una mota arrugada o una brocha de pelos muy duros.

Paso 7

Continúe hasta alcanzar toda la pared, lucirá como lo que muestra la imagen de la derecha (figura 9).
foto
Figura 9

Trapeado

El trapeado de una pared puede hacerse tanto por adición como por sustracción.
Para realizar un proyecto de trapeado tanto por adición como por sustracción deben tenerse los materiales siguientes:
  1. Un cantidad suficiente de pintura con algo de brillo y del tono deseado (generalmente el mas claro) para el fondo, con este color se pintará toda la pared.
  2. Un poco de pintura o colorante de un tono mas oscuro para preparar el color que será dispersado.
  3. Una cantidad suficiente de esmalte transparente (glaze) para mezclar con el colorante y dispersarlo sobre el fondo.
  4. Trozos de trapo limpios
  5. Rodillos y bandejas de pintar así como los recipientes para mezclar las pinturas.
  6. Brochas
  7. Guates de látex
La técnica del trapeado se diferencia del esponjado tratado en el punto anterior en que en lugar de una esponja para dispersar el color semi-transparente se usa un trozo de trapo. Este cambio produce notables diferencias en el acabado final.

Trapeado por adición

Paso 1

Para comenzar el proyecto lo primero que debe hacerse es decidir si se deja el color actual que tiene la pared como color de fondo, o se cambia a otro color. Si la pared está bien pintada de un color con algo de brillo y el tono puede ser adecuado no es necesario pintarla, de lo contrario lo mejor es usar un nuevo fondo, que deberá dejar secar por lo menos 24 horas.

foto
Figura 10

Paso 2

En un recipiente adecuado mezcle bien por lo menos cuatro partes de un buen esmalte transparente (glaze), con una parte del color oscuro que será dispersado. Si quiere obtener mas o menos aspecto translúcido de la capa dispersa agregue mas o menos esmalte o colorante a la mezcla.

Paso 3

Sumerja un trapo mojado en el color a dispersar, exprímalo y forme con él un rollo.

Paso 4

Comience en una de las esquinas superiores, manche a saltos o ruede el rollo de trapo con la pintura a dispersar sobre el color de fondo. Frecuentemente re-dimensione y re-enrolle el trapo para lograr un efecto al azar (figura 10).

Paso 5

Recarge el trapo con pintura nueva a medida que va siendo necesario. Elimine los excesos.

Paso 6

Continúe cubriendo toda el área mezclando bien los bordes de las áreas nuevas con la ya hechas para evitar que se vean diferencias entre unas y otras.

Paso 7

Mantenga el trabajo hasta completar toda la pared. De vez en cuando mire el trabajo terminado desde lejos para asegurarse de que tiene un aspecto continuo y estable. Al final debe tener un aspecto como el que se muestra en la figura 11.
foto
Figura 11

Trapeado por sustracción

Paso 1

Para comenzar el proyecto lo primero que debe hacerse es decidir si se deja el color actual que tiene la pared como color de fondo, o se cambia a otro color. Si la pared está bien pintada de un color con algo de brillo y el tono puede ser adecuado no es necesario pintarla, de lo contrario lo mejor es usar un nuevo fondo, que deberá dejar secar por lo menos 24 horas.

Paso 2

En un recipiente adecuado mezcle bien por lo menos cuatro partes de un buen esmalte transparente (glaze), con una parte del color oscuro que será dispersado. Si quiere obtener mas o menos aspecto translúcido de la capa dispersa agregue mas o menos esmalte o colorante a la mezcla.

Paso 3

Ponga la mezcla del color a dispersar en una bandeja y con un rodillo pinte completamente un área de la pared comenzando por una esquina superior. El área debe ser de mas o menos un metro cuadrado. Haga los cortes de las esquinas con una brocha si fuera necesario.


foto
Figura 12




Paso 4

Con un trapo arrugado o arrollado bien mojado en agua aclare los bordes del área pintada con la pintura aun húmeda para evitar que se noten los empates cuando se haga una nueva área adjunta mas tarde.

Paso 5

Haciendo saltos con el trapo arrugado o rodando el trapo arrollado (figura 12), en el interior del área pintada, retire parcialmente la pintura fresca, para formar manchas. Frecuentemente re-arrugue o re-enrolle el tapo para lograr manchas al azar. Trabaje rápido, evite que se seque la pintura. Si la pintura comienza a secarse humedézcala con un aerosol de agua. Si el trapo se carga demasiado con pintura exprímalo o rótelo sobre un trapo limpio.

Paso 6

Cuando termine una de las áreas, cree una nueva área de trabajo adjunta a la ya terminada, solape las uniones evitando que se noten los empates entre las áreas. Siempre mantenga los bordes húmedos y aclarados.

Paso 7

Continúe hasta alcanzar toda la pared, deberá lucir algo como lo que muestra la figura 13.
foto
Figura 13


Hilado

El hilado es una técnica de adición y trazado que da a la superficie terminada el aspecto de un tejido. La formación de lineas estrechas dispersas que simulan hilos puede hacerse tanto en sentido vertical como horizontal o en ambos sentidos.
Para realizar un proyecto de hilado deben tenerse los materiales siguientes:
  1. Un cantidad suficiente de pintura con algo de brillo y del tono deseado (generalmente el mas claro) para el fondo, con este color se pintará toda la pared.
  2. Un poco de pintura o colorante de un tono mas oscuro para preparar el color que será hilado.
  3. Una cantidad suficiente de esmalte transparente (glaze) para mezclar con el colorante e hilarlo sobre el fondo.
  4. Algunas brochas limpias.
  5. Rodillos y bandejas de pintar así como los recipientes para mezclar las pinturas.
  6. Trapos limpios.
foto
Figura 14

Paso 1

Para comenzar el proyecto lo primero que debe hacerse es decidir si se deja el color actual que tiene la pared como color de fondo, o se cambia a otro color. Si la pared está bien pintada de un color con algo de brillo y el tono puede ser adecuado no es necesario pintarla, de lo contrario lo mejor es usar un nuevo fondo, que deberá dejar secar por lo menos 24 horas.

Paso 2

En un recipiente adecuado mezcle bien por lo menos cuatro partes de un buen esmalte transparente (glaze), con una parte del color oscuro que será dispersado. Si quiere obtener mas o menos aspecto translúcido de la capa hilada agregue mas o menos esmalte o colorante a la mezcla.

Paso 3

Ponga la mezcla del color a hilar en una bandeja y con un rodillo pinte completamente un área de pared de un metro de ancho desde arriba hasta abajo comenzando por una esquina. Use una brocha para hacer los cortes del borde si fuera necesario.

Paso 4

Arrastre ligeramente los pelos de una brocha limpia y seca verticalmente en toda el área pintada desde arriba hasta abajo (figura 14). Mantenga la brocha limpia y seca con un paño de tela en cada pase o use una nueva de ser necesario.

Paso 5

Pinte una nueva área de un metro de ancho a continuación de la ya hilada de arriba a abajo solapando las uniones para que se mezclen juntas. Haga el hilado de esta área.

Paso 6

Continúe pintando e hilando hasta que la pared esté completa.

Paso 7

Para obtener un aspecto de lino o de tejido, espere que la pared ya hilada se seque unos 20 minutos y aplique con el rodillo una capa ligera del esmalte coloreado mientras pasa la brocha horizontalmente. El trabajo terminado debe lucir como se muestra a la derecha (figura 15).
foto
Figura 15

Dilución

La dilución o lavado es una técnica de adición y mezclado. Generalmente se hace usando tres tonos, uno de base o fondo que puede ser blanco o del mismo color de los demás pero muy claro, seguido por otro semi-transparente de tono mas acentuado y luego otro también semi-transparente pero de tono oscuro o profundo.
La técnica consiste en producir la dilución continua y al azar de unos tonos en otros para producir un constante cambio de tonalidad que le da a la pared un aspecto agradable y acogedor.
Para realizar un proyecto de dilución deben tenerse los materiales siguientes:
  1. Un cantidad suficiente de pintura con algo de brillo y del tono deseado (generalmente el mas claro) para el fondo, con este color se pintará toda la pared.
  2. Un poco de pintura o colorante de un tono un tanto mas oscuro para preparar uno de los colores que después será lavado.
  3. Un poco de pintura o colorante de un tono mas profundo para preparar uno de los colores que después será lavado.
  4. Una cantidad suficiente de esmalte transparente (glaze) para mezclar con los colorantes y lavarlos sobre el fondo.
  5. Algunas brochas limpias.
  6. Rodillos y bandejas de pintar así como los recipientes para mezclar las pinturas.
  7. Trapos limpios.


foto
Figura 16


Paso 1

Para comenzar el proyecto lo primero que debe hacerse es decidir si se deja el color actual que tiene la pared como color de fondo, o se cambia a otro color. Si la pared está bien pintada de un color con algo de brillo y el tono puede ser adecuado no es necesario pintarla, de lo contrario lo mejor es usar un nuevo fondo, que deberá dejar secar por lo menos 24 horas.

Paso 2

En dos recipientes adecuados mezcle bien por lo menos cuatro partes de un buen esmalte transparente, con una parte de cada uno de los colores que serán lavados. Si quiere obtener mas o menos aspecto translúcido de la capa lavada agregue mas o menos esmalte o colorante a la mezcla.

Paso 3

Con un rodillo pinte un área de un metro cuadrado de la pared comenzando por una esquina superior con el tono medio de la pintura semi-transparente. Haga los cortes de las esquinas si fuera necesario.

Paso 4

Inmediatamente después y con la pintura de tono medio aun fresca, aplique unos "brochazos" salteados separados unos 10 -12 centímetros con la pintura de tono profundo sobre la de tono medio. Usando una brocha limpia y seca mezcle los dos tonos de color usando movimientos largos y cortos cruzados de manera que se puedan apreciarse de manera entrecortada las carreras cruzadas y diluidas unas en otras de los movimientos de la brocha (figura 16).

Paso 5

Continúe el trabajo pintando una nueva área adyacente de un metro cuadrado, cambie de vez en cuando los patrones de movimiento de la brocha. Trabaje aprisa para evitar que la pintura de los bordes del área de trabajo se seque. Mantenga estos bordes húmedos.
Cambie o seque la brocha frecuentemente para evitar que se sobrecargue de pintura.

Paso 6

Continúe hasta completar toda la pared, la que deberá lucir como en la figura 17. Observe la dilución de los tonos de color mientras aun se conservan manchas de bordes indefinidos.
foto
Figura 17

Pelado

El pelado es una técnica de dar una terminación a la superficie por sustracción. Esta técnica da a la superficie una textura a rayas, vetas y manchas que puede servir para imitar materiales naturales tales como cuero viejo, superficies agrietadas, y con aplicaciones mas complejas simular mármol o piedra.
foto
Figura 18

Para realizar un proyecto de pelado deben tenerse los materiales siguientes:
  1. Un cantidad suficiente de pintura con algo de brillo y del tono deseado (generalmente el mas claro) para el fondo, con este color se pintará toda la pared.
  2. Un poco de pintura o colorante de un tono mas oscuro para preparar el color que será pelado
  3. Una cantidad suficiente de esmalte transparente (glaze) para mezclar con el colorante y luego aplicarlo sobre el fondo.
  4. Rodillos y bandejas de pintar así como los recipientes para mezclar las pinturas.
  5. Brochas de pintar.
  6. Trapos limpios.
  7. Lámina muy fina de plástico.
  8. Guantes de látex.
Paso 1

Para comenzar el proyecto lo primero que debe hacerse es decidir si se deja el color actual que tiene la pared como color de fondo, o se cambia a otro color. Si la pared está bien pintada de un color con algo de brillo y el tono puede ser adecuado no es necesario pintarla, de lo contrario lo mejor es usar un nuevo fondo, que deberá dejar secar por lo menos 24 horas.

Paso 2

En un recipiente adecuado mezcle bien por lo menos cuatro partes de un buen esmalte transparente (glaze), con una parte del color oscuro que será dispersado. Si quiere obtener mas o menos aspecto translúcido de la capa que será dispersada agregue mas o menos esmalte o colorante a la mezcla.

Paso 3

Corte suficientes cuadros de lámina de plástico de un metro cuadrado como para cubrir toda la pared y arrúguelos.

Paso 4

Empezando por una esquina superior pinte un cuadro de algo mas de un metro cuadrado con el color a dispersar. Utilice una brocha para los cortes de ser necesario. El cuadro pintado debe ser ligeramente mayor que el tamaño de los cuadros de plástico cortados.

Paso 5

Coloque un cuadro de plástico como una capa sobre el área pintada, extiéndalo ligeramente usando una brocha o rodillo pequeño pero sin eliminar completamente las arrugas. Evite que el plástico sobresalga del área pintada, para garantizar el solape de las pinturas cuando se pinte un área adyacente.

Paso 6

Deje el plástico en el lugar.

Paso 7

Pinte otra área de un metro cuadrado adyacente a la cubierta con el plástico.

Paso 8

Cubra la nueva pintura con otro cuadro plástico usando la misma técnica del cuadro anterior. Trabaje rápido, mantenga la pintura de los bordes salientes de los plásticos anteriores siempre húmeda.

Paso 10

Continúe hasta que toda la pared esté pintada y cubierta con los cuadros plásticos.

Paso 11

Retire uno a uno los cuadros de plástico, estos se llevarán consigo parte de la pintura excepto en las bolsas de aire debido a las arrugas dejando en la superficie un patrón de rayas y manchas. Para suavizar las lineas de unión de las áreas puede crear manchas con una mota de algodón o un pequeño paño en estas zonas con un patrón parecido al resto del área de ser necesario.

El acabado de la superficie dependerá de la cantidad de arrugas de los cuadros plásticos y de la presión conque estos cuadros fueron aplicados, esta versatilidad puede permitir acabados muy diferentes, uno se ellos puede lucir como el que se muestra a la derecha en la figura 19.

En las fotos de abajo se muestran otros acabados.


foto
Figura 19


foto
Figura 20. Pelado usando dos colores y un plástico con arrugas alargadas y finas
foto
Figura 21. Pelado usando dos colores y arrugas menos finas
foto
Figura 22. Pelado usando tres colores y un patrón de arrugas frecuentes
foto
Figura 23. Pelado usando dos colores bien contrastantes de pinturas de diferente velocidad de secado y arrugas especiales.

Para otros temas de "hágalo usted" aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.