sabelotodo




 

Tornear pequeñas piezas de madera.

En muchas ocasiones necesitamos dar a una pieza de madera un perfil cilíndrico, o con cierta forma cilíndrico-ondulada para satisfacer una aplicación en particular, sustituir una pieza rota o hacer realidad una idea de diseño.

Esto, a primera vista puede parecer que requiere de equipamiento especial, como un torno, por ejemplo, sin embargo en una buena parte de los casos podemos realizar el proyecto con elementos que tenemos al alcance en nuestra casa, o son baratos y de fácil adquisición.

Para ello solo necesitamos:
  1. La pieza de madera en bruto de dimensiones adecuadas al propósito.
  2. Un taladro manual común.
  3. Un perno con su tuerca de unos 8-10 mm de diámetro y una longitud de unos 25-30 mm mayor que el largo que la pieza de madera en bruto.
  4. Una broca de diámetro ligeramente mayor que el perno.
  5. Una escofina.
  6. Un trozo de papel de lija.

Como proceder.

Preparación de la pieza en bruto.

Lo primero que debemos hacer es conseguir un trozo de madera en bruto como la que se muestra en la figura 1, que tenga las dimensiones requeridas para lograr nuestro propósito. A esta pieza se le practica un agujero los mas próximo a su centro geométrico y paralelo a la linea longitudinal de la pieza de madera.

Este agujero servirá para alojar el perno, que luego se convertirá  en el eje de rotación de la pieza de madera para el torneado.

Si nuestro agujero queda demasiado separado del centro geométrico, o inclinado con respecto a el eje longitudinal de la pieza en bruto tendremos dos problemas:
  1. El balanceo de la pieza al rotar será muy malo, provocando molestas vibraciones que dificultarán el trabajo.
  2. En casos extremos, las dimensiones de la pieza en bruto no serán suficientes para lograr las medidas de la pieza buscada, ya que el desprendimiento de material será muy intenso en las zonas mas alejadas del centro de rotación.
Una vez completado el agujero, se introduce el perno en él, y se asegura firmemente con la tuerca a la pieza de madera.

Por la parte libre del perno se acoplará el taladro para hacer rotar el conjunto durante el torneado, esto implica que esta longitud libre debe ser suficiente (25 mm o mas) y que la tuerca debe estar firmemente apretada contra la madera para evitar el patinaje.
La pieza preparada y lista para tornear se muestra en la figura 2.

El modo mostrado es el mas apropiado para asegurar con firmeza la pieza de madera al eje de arrastre, pero en caso de que la pieza no pueda tener un agujero interior, puede recurrirse a un tornillo de madera de buen diámetro y suficiente longitud, roscado en la propia madera en uno de sus extremos. En este caso será necesario partir de una pieza de madera en bruto de mayor longitud que la de la pieza que quiere fabricarse, a fin de poder cortar, una vez terminada, la zona con el agujero dejado por el tornillo de madera.

Maquinado de la pieza.

Para ello lo mejor es fijar el taladro en un tornillo de banco o en caso de no tenerlo, asegurarlo a un mesa de trabajo con buenas ataduras, sostenerlo en las manos es una mala práctica.

Una vez fijo el taladro, se monta en el mandril el conjunto pieza-perno elaborado usando el extremo libre del perno y se asegura firmemente.

Con el taladro en funcionamiento, es decir, la pieza de madera girando arrastrada por el perno, se comienza a desbastar con cuidado la madera con el uso de la escofina tal y como se muestra en la figura 3, hasta dar la forma deseada.

Finalmente, y mientras la pieza rota, se usa el papel de lija en la palma de la mano abrazando la pieza conformada para dar la terminación final.

Un poco de experiencia le indicará el tipo de escofina a utilizar en cada caso, así como la manera de manejarla de acuerdo al perfil de la pieza, la dureza de la madera y la cantidad de material a devastar.

esquema
Figura 3.

Para otros temas de "hágalo usted" aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.
esquema
Figura 1



esquema
Figura 2