sabelotodo





Pata de lira

Patas caladas en forma de lira.

Muebles estilo Renacimiento español

(Artículo base: Estilo de los muebles occidentales.)

El Renacimiento llega a España a finales del siglo XV y esta tendencia se extiende hasta finales del siglo XVI, inicialmente tuvo una franca influencia italiana, no obstante, a partir de Felipe II (1556-1598) encontró su propia personalidad.

Los muebles renacentistas españoles son en general mas moderados, aunque están decorados con gran riqueza, presentan paneles tallados con motivos como la cruz, rectángulos, cuadrados y cuarterones, realzados por herrajes calados.

Los cierres y pestillos de las puertas son grandes; se labra el cuero muy minuciosamente y los clavos de cobre o hierro se colocan formando figuras geométricas.

Las patas de las mesas son caladas en forma de lira y están unidas entre si por hierros forjados o travesaños de madera.

Las maderas empleadas fueron el nogal, el roble, el pino melis (pinotea resinosa) y madera de los frutales de gran calidad. Para la marquetería se usaron maderas mas claras así como hueso y marfil.

Muebles característicos del Renacimiento español

El cofre

Es de madera tallada, muchas veces revestido de cuero tachonado o incrustado con hueso. Las cerraduras sirven como adorno al ser muy grandes. Están fuertemente influenciados por los árabes e italianos.

La mesa

Está constituida por una único tablero grueso sostenido por patas unidas entres si por una armazón de hierro forjado. Las patas normalmente estaban muy talladas.

El armario

Presenta patas cortas y es de forma maciza, los paneles están tallados con figuras geométricas. Abundan los herrajes, cerraduras y pestillos. En ocasiones consta de dos cuerpos uno sobre el otro, con portezuelas en la parte superior.

Bargueño cerrado
Bargueño típico cerrado

Bargueño abierto

El mismo bargueño abierto

La cama

Normalmente con cabecera esculpida y montantes muy pesados de madera torneada.

El bargueño

Resulta un arca de dimensiones adecuadas para ser colocada sobre una mesa o cómoda. El frente es una tapa abatible muy simple que contrasta con el interior refinado, formado por una serie de casillas con sus respectivas gavetas y puertas finamente tallados y adornados con piezas de diferentes colores. Se usa el oro y el marfil.

La silla

Se acostumbra a forrarla con anea, cuerda y a veces con cuero. Las comunes o corrientes son en general de nogal, bajas y muy cuadradas con respaldo rudimentario y a veces barrotes.

El banco:

Tiene un respaldo tallado que al principio se tumba sobre el asiento. Las patas son iguales a las de la mesa, aunque al paso del tiempo se construyeron torneadas y el respaldo se fue haciendo mas ligero.

El sillón mudéjar

Su ornamento recuerda lo árabe, normalmente con incrustaciones de hueso y maderas claras de motivos florales.

El frailero

Es una silla con brazos, inspirada en los muebles de las iglesias. Tenía respaldo rígido y cuadrado y el asiento de cuero. Podía estar forrado de brocado, terciopelo u otra tela preciosa.

El brasero

Es un mueble típicamente español y está inspirado en el mundo oriental. Es una cuenca de cobre sostenido por patas y que se usaba para colocar brasas.

Otros estilos de muebles aquí.
Para ir a una lista con los los tipos de muebles aquí.
La arquitectura del Renacimiento aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.