home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Infecciones de la piel con hongos y como tratarlas


La infección por hongos de la piel, o dematomicosis está entre las afecciones cutáneas mas frecuentes. Estas infecciones son generalmente superficiales y pueden incluir los pelos, las uñas y la piel. Las que aquejan a la piel se denominan usualmente con la palabra tiña y es frecuente que tenga un "apellido" de acuerdo a la zona donde se desarrolla. Así tenemos:
  1. Tiña capitis (cuero cabelludo).
  2. Tiña cruris (ingle).
  3. Tiña corporis (cuerpo).
  4. Tiña pedis (pies).
  5. Tiña ungüium (uñas).

Causas de la tiña.

Los agentes causantes mas comunes son tres géneros de hongos: Trichophyton, Microsporum y Epidermophyton, aunque las especies de Candida y otras levaduras pueden verse envueltas. Existen muy variados índices de susceptibilidad de unos individuos a otros, desde personas que "agarran" la infección con el contacto de una simple espora hasta otras que tienen que tener contacto con un ambiente masivo de estas para infectarse. Otros factores que predisponen a adquirir tiña son: la diabetes mellitus y otras enfermedades que deprimen el sistema inmunológico; el uso de fármacos inmuno-depresores; problemas circulatorios; higiene y alimentación pobre; los traumas; la oclusión de la piel; y los climas húmedos y cálidos.

Muy probablemente la infección mas frecuente en los humanos por hongos de la piel es la tiña pedis (pie de atleta). La aparición de la dolencia es bastante mas frecuente en hombres que en mujeres, es rara en los negros pero común en los blancos, especialmente en aquellos que viven en zonas urbanas tropicales. Cuando la exposición a condiciones infecciosas son iguales, la incidencia en las mujeres se acerca a la de los hombres. Los deportistas de alto rendimiento en carreras de larga distancia, las que causan traumas crónicos en los pies, también los predispone a la tiña pedis. Los traumas permiten a los hongos invadir las capas externas de la piel y el uso de medias y zapatos ajustados, que impiden la disipación de calor y el sudor de los pies, crean un ambiente óptimo para el desarrollo de los hongos.

La tiña ungüium o tiña de las uñas aveces está asociada con la tiña pedis. La tiña de las uñas no se puede manejarse con honguicidas tópicos (externos) sin prescripción y por ello debe acudirse al médico para la solución, que normalmente incluye el uso de honguicidas sistémicos (internos) o la cirugía.
La tiña corporis y la cruris son las otras mas próximas en grados de incidencia, la primera es mas común en individuos pre-pubescentes (que aun no tienen pelos en las axilas y el pubis), pero también es común en niños y adultos que viven en climas cálidos y húmedos.

La tiña cruris es mas común durante los mesen cálidos y húmedos del año, pero puede aparecer en cualquier momento si la piel  de la ingle se mantiene húmeda y cálida por un periodo de tiempo largo, por ejemplo, si se suda o se visten ropas mojadas. La tiña cruris también sucede mas en los hombres que en las mujeres y rara vez afecta a los niños.

La tiña capitis ocurre con mas frecuencia en los niños, probablemente por el contacto mas íntimo ente ellos debido a los juegos, y porque estos no tienen el mismo cuidado al bañarse que los adultos. Se puede contagiar desde perros y gatos infectados.

Síntomas y signos de la tiña.

Los síntomas de la tiña pueden ir desde escozor y descamación leve hasta procesos inflamatorios severos caracterizados por denudación, agrietamiento, encostradura y/o la decoloración del área afectada.

Tiña pedis


Hay cuatro variantes aceptadas clínicamente de la tiña pedis; dos o mas de las cuales se pueden superponer.
  1. El tipo intertriginoso: caracterizado por picazón, escamado, agrietamiento o maceración del espacio interdigital, mal olor y ardor en los pies. Típicamente la infección incluye la parte interna de los dedos, mas comúnmente entre los dedos quinto y cuarto y también entre el tercero y el cuarto dedo. Desde esos sitios la infección se puede expandir a la planta del pie pero rara vez al dorso.
  2. El tipo papulo-escamoso (como verrugas escamosas) crónico: es usual que aparezcan en los dos pies y se caracterizan por una inflamación leve así como el decapado difuso en la planta de los pies. Puede estar presente al mismo tiempo la tiña ungüium en uno o mas dedos, lo que alimenta la continuidad de la infección.
  3. El tipo vesicular (como ampollas): el agente causante usual es mentagrophytes var. interdigitale. Se producen unas pequeñas vesículas que se observan cerca del empeine o en la zona media anterior de la planta del pie. Se producen escamas en la piel en esa área.
  4. El tipo ulcerativo: se asocia a menudo con ulceraciones desnudas y húmedas que "lloran" en la planta de los pies. Típicamente se producen unas úlceras blanquecinas de mal olor. Esta infección da pie a la introducción de bacterias oportunistas lo que puede producir una dolencia de mucho dolor con espacios purulentos que impiden a la persona caminar.

Tiña ungüium

Las uñas infectadas se van tornando opacas. Si no se tratan empiezan a engordar, a ponerse rugosas, amarillas y frágiles y puede terminar en que la uña se separe de su base y finalmente esta pueda perderse. Las suciedades que se acumulan debajo de la uña ofrecen un excelente medio de crecimiento a otros patógenos oportunistas que pueden resultar en complicaciones.

Tiña corporis

Esta tiña puede tener diversas presentaciones clínicas, mas a menudo, la lesión incluye una zona de la piel lampiña y comienza como un área circular pequeña eritematosa (enrojecida) y escamosa. La infección se propaga periféricamente y los bordes pueden contener vesículas o póstulas. Puede además producir picazón.

Esta enfermedad puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

Tiña cruris

La tiña cruris se produce en la parte media y alta de los muslos y en el área púbica y es mas frecuente en hombres que en mujeres. La lesión tiene márgenes bien delimitados que están mas elevados y mas enrojecidos que las partes centrales, se pueden notar pequeñas vesículas, especialmente en los bordes y puede estar presente alguna descamación fina. El problema es generalmente bilateral con picazón significativa. La infección puede extenderse al pene y al escroto (envoltura de los testículos). Este hecho puede ayudar a diferenciar la infección con candidas (candidiasis) que no afecta a estas áreas.

Tiña capitis

La tiña capitis puede aparecer en una de las cuatro variantes clínicas en dependencia del agente causante:
  1. La no inflamatoria: la lesión comienza como una pápula pequeña que rodea individualmente el tallo de los pelos. Después la infección se expande circularmente hasta incluir todos los pelos de la zona. Como hay cierta descamación del cuero cabelludo se produce una pequeña inflamación, los pelos del área se vuelven de color gris mate al estar recubiertos por las esporas.
  2. La inflamatoria: esta tiña produce un rango de inflamación que va desde póstulas a la formación de queriones, que son pápulas y pústulas que exudan un fluido espeso que deja al secarse una gruesa costra en el cuero cabelludo. Las personas con este padecimiento sufren de mas prurito (picazón) además de fiebre y dolor. Los ganglios linfáticos de la región pueden agrandarse.
  3. La de puntos negros: se denomina así por la apariencia de la zona infectada del cuero cabelludo. La acumulación de esporas en la base del pelo hace que este se rompa a nivel del cuero cabelludo dejando allí unos puntos negros. La caída del pelo, la inflamación y la piel escamosa pueden ir desde mínima a extensiva y en consecuencia el diagnóstico de la dolencia constituye un desafío.
  4. La del tipo favus (como panal de abejas): se presenta como áreas en forma de parches sin pelo y cubiertas con una costra amarillenta y descamaciones conocidas como scutula. Con el tiempo esos parches pueden converger para incluir una mayor porción del cuero cabelludo. Si no se atiende puede conducir a la pérdida permanente del pelo.

Tratamiento de las infecciones de la piel por hongos

Metas del tratamiento

Las metas del tratamiento son tres:
  1. Proveer alivio a los síntomas.
  2. Erradicar la infección existente.
  3. Evitar las infecciones futuras.

Enfoque general del tratamiento

En muchas circunstancias las personas pueden auto-tratar la tiña pedis, la tiña corporis y la tiña cruris, con fármacos tópicos sin prescripción y medidas no farmacológicas, pero la tiña ungüium o la tiña capitis deben tratarse por el médico.

Terapia no farmacológica

Las medidas no farmacológicas que hay que tomar para ayudar a los fármacos en su trabajo son:
  1. Para prevenir la diseminación del hongo a otras partes del cuerpo use una toalla aparte para secar la zona afectada. Seque el cuerpo con una toalla y por último la zona infectada con otra.
  2. No comparta las toallas, ropas ni otros artículos personales con el resto de la familia.
  3. Lave las prendas de ropa y las toallas en agua caliente.
  4. Limpie la piel diariamente con agua y jabón y séquese escrupulosamente para evitar zonas húmedas y grasientas.
  5. Si es posible no vista ropas y zapatos que mantengan húmeda la piel. Las telas sintéticas no dejan circular el aire de forma efectiva.
  6. Deje los zapatos secar bien antes de volverlos a calzar, es bueno espolvorearlos con talcos medicados o no, para ayudar a mantenerlos secos.
  7. Evite el contacto con personas que tengan la infección.
  8. Use zapatos o sandalias apropiadas cuando use el baño, si este está compartido por toda la familia, o si es un baño público.

Terapia farmacológica

La terapia se puede llevar a efecto con varios honguicidas tópicos disponibles en el mercado para el tratamiento de las infecciones de la piel con hongos. Entre estos están: cloridrato de butenafina, clioquinol, clotrimazol, haloprogina, nitrato de miconazol, clorhidrato de terbinafina, tolnaftato, ácido undecilénico y sus sales y otros. En todos los casos se recomienda una duración de la terapia entre 2 y 4 semanas. Un periodo corto de terapia puede hacer desaparecer los síntomas pero resulta necesario usar el medicamento como se recomienda para evitar el resurgimiento de la infección.

Clioquinol

El clioquinol al 3% está disponible sin receta como crema, ungüento o loción para uso antimicótico (contra hongos), pero tiene también efecto antibacterial. Este fármaco se indica para infecciones cutáneas como la foliculitis (infección de los folículos de donde sale el pelo) y el impétigo; y para infecciones superficiales de la piel con hongos así como la moniliasis (infecciones con candidas).

El medicamento es mas efectivo cuando se usa en productos combinados con hidrocortisona, pero en muchas partes los productos comerciales combinados no están disponibles sin prescripción.

Dosificación

Se aplica una capa fina al área afectada dos veces al día para la tiña pedis y la tiña corporis durante 4 semanas, para la tiña cruris solo se administra por 2 semanas.

Efectos adversos

Si se usa como se indica los efectos adversos tienen una incidencia muy baja y se limitan básicamente a enrojecimiento, picazón e irritación. Si aparece alguno de estos síntomas el fármaco debe ser suspendido. El clioquinol puede manchar de amarillo las ropas y la piel o las uñas, si entra en contacto con la ropa esta se debe lavar inmediatamente usando hipoclorito de sodio, de lo contrario la mancha se vuelve indeleble.

Nunca se debe aplicar y luego cubrir de forma oclusiva con ropas, esto puede aumentar la absorción a través de la piel, tampoco se puede usar oralmente, ambas cosas pueden conducir a efectos adversos mayores relacionados con enfermedades oculares que pueden, inclusive, llevar a la pérdida de la visión, especialmente si se usa internamente. Por esta razón se advierte que no se debe usar en niños menores de 2 años de edad ni para tratar el sarpullido debido a los pañales en los infantes.

Clotrimazol y Nitrato de miconazol

El clotrimazol y el miconazol han demostrado efectividad contra las infecciones cutáneas por hongos. Son fármacos sin prescripción seguros para uso tópico y están indicados para tratar la tiña pedis, la tiña cruris y la tiña corporis.

Dosificación

Ambos se usan aplicados dos veces al día hasta por 4 semanas. Se sugiere hacer una aplicación en la mañana y otra al atardecer.

Haloprogina

Aunque este fármaco está aprobado para la venta sin prescripción por la FDA (Administración de Alimentos y Drogas de Los Estados Unidos) ningún producto comercial sin prescripción está disponible en el mercado en ese país.

Clorhidrato de terbinafina

El clorhidrato de terbinafina al 1 % se puede adquirir sin prescripción para uso tópico como crema y aerosol. Está indicado para la tiña pedis entre los dedos, la tiña corporis y la tiña cruris causada por algunos tipos de hongos.

Dosificación

La dosificación es similar a las del clotrimazol y el miconazol. Este fármaco es el único de los disponibles sin prescripción que ha demostrado clínicamente que cura la tiña pedis en 7 días, sin embargo para la completa resolución de los síntomas se puede necesitar hasta 4 semanas de terapia.

Clorhidrato de butenafina


Este producto esta disponible sin prescripción al 1% como crema. Está indicado para tratar la tiña pedis entre los dedos, la tiña cruris y la tiña corporis producida por algunos tipos de hongos. La efectividad en las partes laterales y la planta de los pies no está bien definida.

Dosificación

El clorhidrato de butenafina se usan dos veces al día como una fina capa, entre, y alrededor de los dedos de los pies por una semana, después 1 vez al día hasta 4 semanas para curar la tiña pedis. Para la tiña corporis y la tiña cruris se usa una vez al día por 2 semanas. En ambos caso el médico puede indicar una terapia diferente.

Tolnaftato

El tolnaftato ha demostrado eficacia contra la tiña desde hace casi medio siglo, además, este fármaco es normalmente el patrón contra el que se mide la eficacia de los otros antimicóticos. Es el único medicamento de este tipo indicado para la cura y para la prevención de la tiña pedis y tiene efecto en los principales tipos de hongos que producen tiñas. La infección puede resurgir si la terapia no se lleva a cabo durante el período indicado; o cuando no se sigue el método indicado; o cuando se usa en combinación con antimicóticos orales. El tolnaftato se puede adquirir sin prescripción en forma de cremas, geles, soluciones, aerosoles líquidos y aerosoles de polvos al 1%.

Dosificación y administración

Todas las formas del tolnaftato al 1% se aplican sin excesos dos veces al día después que las áreas afectadas se han limpiado profusamente. La terapia efectiva es de 2 a 4 semanas aunque algunas personas pueden necesitar hasta 6 semanas.

Efectos adversos

El tolnaftato se tolera muy bien cuando se aplica a la piel sin roturas y arde un tanto cuando se aplica. Las reacciones adversas son extremadamente raras pero si usted nota alguna como irritación, sensibilidad o empeoramiento de la condición de la piel pare el uso del fármaco.

Ácido undecilénico y sus sales

Combinaciones del ácido undecilénico y sus sales se han usado ampliamente como medicamentos sin prescripción para el tratamiento de infecciones superficiales leves con hongos de la piel, excluyendo aquellas relativas a uñas y pelo. Presentan actividad contra las infecciones leves y crónicas de tiña pedis pero en la actualidad van siendo cada vez mas suplantadas por fármacos mas efectivos.

Sales de aluminio

Aunque las sales de aluminio no tiene un efecto antimicótico directo y por ello no son consideradas usualmente como tales para el uso tópico, son útiles en combinación con fármacos tópicos activos para tratar la tiña pedis.  Las sales mas utilizadas son el acetato y el cloruro de aluminio. Lo mas común es que se introduzcan los pies en una solución de las sales por 20 minutos.

Otros temas sobre el uso de los medicamentos sin prescripción aquí.
Para llegar a la descripción de otras enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.