home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Nitruración del acero.


El método de nitruración se basa en la formación en la capa superficial del acero de una solución sólida de nitrógeno y nitruros, siendo estos últimos extremadamente duros por lo que le confieren mucha dureza a la capa superficial de la pieza.

La dureza de la superficie nitrurada es notablemente mayor que la de las superficies cementadas y templadas.
La nitruración se produce a temperaturas relativamente bajas (500-600°C), en medio amoniacal, el que al descomponerse, desprende nitrógeno elemental capaz de reaccionar con el metal.

NH3
---->
3H
+
N

La duración de la nitruración es aproximadamente 10 veces mayor que la de la cementación, necsitando unas 20-50 horas para alcanzar una profundidad de 0.2-0.4 mm.

La nitruración exige el uso de acero especial aleado, debido a que solamente cuando se forman nitruros de cromo, molibdeno, aluminio etc., esta operación da buenos resultados. En estos casos se obtienen nitruros muy duros, que se concentran exclusivamente en la capa superficial de la pieza, ya que los elementos aleantes se difunden con dificultad a su interior.

Un buen acero para nitrurar es el que contiene:
  • 0.30-0.38 % de carbono.
  • 1.35-1.65 % de cromo.

  • 0.4-0.6 % de molibdeno.
  • 0.75-1.1 % de aluminio.

La dureza de la capa superficial es natural, es decir,  se obtiene sin temple; por lo tanto sirve para el trabajo a temperaturas relativamente altas (400-500°C).

Además de la resistencia térmica y la alta dureza, la superficie nitrurada soporta bien la acción corrosiva de la atmósfera. Esta última propiedad se utiliza con éxito para fines decorativos. Para este tipo de nitruración la dureza puede ser baja y, por consiguiente el acero común se puede utilizar para el procedimiento, además como la capa puede ser muy delgada, la duración del proceso se reduce a solo 2-3 horas.

Otros temas sobre metalurgia aquí.
Para ir al índice principal del portal aquí.