home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Figuras mitológicas mesoamericanas e incas


Las culturas precolombinas mesoamericanas e inca, eran lo suficientemente desarrolladas al llegar los conquistadores españoles, como para tener una rica gama de dioses y mitos. A continuación haremos una reseña de las principales figuras.

Principales figuras

Chac. Dios maya

Chac es uno de los dioses importantes de la cultura maya y puede compararse con el Tlátoc azteca.

Lo veían con grandes ojos amarillos, de colmillos curvos, una larga nariz y con el cabello formado por un enmarañado de nudos. Es un dios benéfico y protector de los campos de maíz. Le ha enseñado las técnicas de cultivo a los hombres y se le implora para que caiga la lluvia.

En los rituales de imploración los hombres se desplazan a las afueras de los pueblos y mantienen allí un estricto ayuno así como la abstinencia sexual.

Decían que podía venir desde las cuatro direcciones: cuando viene del este es rojo; si es del norte es blanco; del oeste, negro y del sur, amarillo.

Podía generar el rayo con su hacha de piedra y la lluvia provenía de calabazas llenas de agua que vertía desde el cielo

Itzamma. Dios maya

Es un dios que puede ser tanto benévolo como terrible. Los mayas lo consideraban como el inventor de las escrituras, es el que ha dado los nombres a los lugares y repartido las tierras a las diferentes tribus.

Es hijo de Hunab Ku y señor del día y de la noche, es conocedor de las curaciones y medicinas y le enseña esas técnicas a los curanderos. Aunque lo veían como un anciano desdentado con las mejillas caídas y una larga nariz, aparece en ocasiones con la forma de una serpiente enorme que representa el cielo y que desde su boca puede surgir, tanto la lluvia beneficiosa, como las lluvias diluviales.

El dios es objeto de un culto al comienzo de cada año con sacrificios tanto de animales como humanos. El sacrificado se lanza desde lo alto de una pirámide a un grupo de piedras cortantes. Una vez caído se le extrae el corazón para ofrecerlo a Itzamma.

Quetzalcóalt. Dios azteca

La figura de Quetzalcóalt, cuyo nombre significa "serpiente emplumada" está rodeado de muchas discrepancias entre los estudiosos del tema, pero todos están de acuerdo en que es una de las figuras mitológicas mas importantes de la cultura mesoamericana.

Es hijo Cloatuclue, una de las cinco diosas de la luna con el dios sol, se le considera como dios de la vegetación y del viento.

Es un dios creador, ha ido con su hermano gemelo, Xólotl, al mundo debajo de la tierra y encontrado la osamenta de los antiguos muertos. Los trajo, los molió y roció con su sangre, al hacerlo, recobraron la vida y dieron lugar a la humanidad.

Se le considera el origen de la civilización, reina en Tula y no acepta los sacrificios humanos. Ha dado a los hombres las técnicas del cultivo del maíz, las artes, la escritura, la escultura y les enseña a medir el tiempo con un calendario. Como rey de Tula ha dado la paz y la prosperidad.

Cuenta la leyenda que  un día, Tezcatlipoca, le enseña a Quetzalcoalt la embriaguez que se obtiene con el consumo del pulque, le muestra su rostro arrugado en un espejo de obsidiana que asusta al dios, e intenta seducir a su hija. Estas acciones hacen que Quetzalcoalt abandone el palacio y se dirija hacia el este. Cuando llega al borde del océano ayuna por cuatro días, se viste las mejores ropas y hace construir una hoguera y se lanza al fuego. Del cuerpo quemado salen unos pájaros y se ve el corazón del rey subir al cielo y convertirse en el planeta Venus.

Se representa como un hombre barbudo, llevando una máscara de donde salen dos tubos dirigidos hacia adelante, dos pendientes y portando el pectoral llamado "joya del viento", además un sombrero cónico.

Tezcaltipoca. Dios azteca

Es un dios brujo y maléfico, lo contrario de Quetzalcóalt . Se le representa con forma humana, con una banda negra atravesándole la cara y un pie sustituido por un espejo de obsidiana, el que ha sido mutilado por el cocodrilo mítico que soporta el mundo.

Le consideraban el dios creador y rey de los cuatro mundos desaparecidos antes de la creación del mundo actual.

Tezcaltipoca está presente en todas partes, pero lo hace casi siempre de forma invisible, con su espejo de obsidiana lo ve todo, conoce las acciones y el pensamiento de los hombres. Lo relacionan con la diosa Tlazoltéolt, divinidad de la lujuria y el amor ilícito y la que recibía la confesión de los pecadores una vez en la vida.

Sin embargo, es el protector de los jóvenes y patrocina las escuelas militares. Protege también a los esclavos y castiga a los amos que los maltratan, al mismo tiempo, premia a los buenos con la riqueza y la felicidad y castiga a los malos haciéndolos pobres y enfermos.

Era partidario de los sacrificios humanos y no está de acuerdo con Quetzalcóalt que los rechaza, por lo que se presenta al reino de este último y le enseña a beber pulque y a embriagarse, disfrazado de un apuesto joven desnudo trata de seducir a la hija y hace otras muchas cosas que terminan con el exilio y muerte de Quetzalcóalt.

A la muerte de Quetzalcóalt, Tezcaltipoca asume el poder e instaura los sacrificios humanos.

El ritual del sacrificio comienza con una gran fiesta en honor del nuevo rey, allí se escoge a un joven hermoso que vivirá el próximo año en una suerte de principesco con las cuatro jóvenes mas bellas de la cuidad, y es servido y honrado como un gran personaje. Al año siguiente en la nueva fiesta el joven sube los escalones del templo, cuando llega a la cima, se acuesta de espaldas sobre una piedra llamada techcalt. Cuatro hombres lo sujetan por los brazos y piernas y un sacerdote le abre el pecho y le arranca el corazón.


Tláloc. Dios azteca

Su fuerte es la lluvia, y por lo tanto, el dios de los agricultores y campesinos. Tiene dos compañeros: Uixtocíualt, la diosa de las aguas saladas y del mar: y Chalchiutlicue, la diosa de las aguas dulces, y representante de la belleza y el ardor de la juventud.

Siendo el dios de la lluvia se le coloca al mismo nivel que Uitzilopochtli, el dios del sol, ya que ambos, lluvia y sol, son necesarios para la productividad de los suelos.

Tláloc está acompañado de los tlalocas, un séquito de pequeños dioses que bajo sus órdenes reparten la lluvia para los sembrados, o pueden originar el huracán que los destruye, por lo que es considerado un dios ambivalente, que, en ocasiones mata con sus rayos, o ahoga en las aguas o desata enfermedades relacionadas con el agua. Las víctimas de estas muertes son tratadas diferente a los otros muertos, no son incineradas como los últimos, si no que se entierran junto a un trozo de madera seca para que Tláloc los reciba en el Tlalocan, una suerte de paraíso donde pasarán una afortunada eternidad rodeados de verduras y frutas.

Tlazoltéolt. Diosa azteca

Es la diosa de la lujuria, responsable de las infidelidades conyugales y al mimo tiempo la que perdona esos actos. El perdón se ofrece una sola vez en la vida en la persona de un sacerdote, pero está precedido por múltiples penitencias.

Es la patrona de los baños de vapor, el Temazcalli y diosa de la renovación. Razón por la cual, se le ofrenda un joven en sacrificio cada año: una vez muerto le quitan la piel y recubren la estatua de la diosa con ella.

Uitzilopochtli. Dios azteca

Cuenta la leyenda que Coatlicue, vieja diosa de la tierra es la madre de Coyolxauhqui, las tinieblas, y de los cuatrocientos meridionales, divinidades estelares. Ella, en su camino, encuentra una bola de plumas que guarda en el corpiño y con ello queda embarazada. Los hijos le reprochan ese acto y piensan matarla, y es entonces cuando sale Uitzilopochtli del vientre, muy bien armado, y mata a todos los hermanos; tal y como el sol hace desaparecer todas las estrellas. Por eso es considerado el que levanta el sol. Los aztecas lo convierten en una autoridad suprema, como adivino le habla a los sacerdotes por las noches.Cruel le arranca el corazón de los que no le obedecen.

En su honor se celebran grandes fiestas con simulacros de combates, carreras y sacrificios.

Viracocha. Dios inca

Viracocha es el creador y el civilizador de la humanidad.

En un primer intento Viracocha crea al hombre, pero se decepciona con la creación y convierte a algunos en estatuas de piedra y a los otros lo quema. Luego vuelve a crearlos, pero crea al mismo tiempo el sol y la luna, y ya estos hombres no viven en la oscuridad, están en la luz. Para completar su obra recorre el mundo creando las montañas y los llanos, los ríos y enseña a los habitantes las artes del cultivo, la cría de ganado y el resto de las cosas para garantizar la satisfacción de sus necesidades.

Concluido el trabajo se dirige al mar y desaparece en el horizonte. Los incas creían que Viracocha volvería algún día y le dedican una gran estatua de oro en el Cuzco. Es el protector personal del emperador.

Se dice que la creencia de que Viracocha volvería, hizo que los incas confundieran a los españoles, a la llegada a sus tierras, con el regreso del dios y por ello los llamaron los Viracocha.

Xipe Totec. Dios azteca

Se le consideraba el dios de la primavera y por ese motivo se le dedicaban grandes fiestas al regreso de la floración primaveral.

Estas fiestas comenzaban con sacrificios humanos, durante los cuales el sacrificado se acribillaba a flechazos para que brotara mucha sangre y mojara el suelo como una lluvia fertilizante, luego, se le arrancaba el corazón y eran desollados. Creían que llevar algunos despojos de la piel del desollado durante veintiún días era bueno para curar las enfermedades de la piel.

Luego, la ceremonia continuaba con combates simulados entre guerreros confirmados y cadetes de las escuelas militares, estos últimos se cubrían con la piel aun caliente de los ajusticiados. Probablemente el hecho de que los penitentes portaran los trozos de piel de color amarillo hizo que Xipi Totec fuera el dios de los orfebres.

Xiuhtecuhtli. Dios azteca

Conocido también como Otontecuhtli o Huehuetéolt es el mas anciano de los dioses aztecas y lleva sobre la cabeza un brasero donde arde incienso. Es el dios del hogar.

El siglo azteca era de cincuenta y dos años y ellos creían que en el paso de un siglo al otro los dioses cancelaban su "acuerdo de gobierno", y por lo tanto, las gentes estaban aterrorizadas por el posible fin del mundo. Durante este tiempo transitorio los aztecas honraban a Xiuhtecuhtli  "para que naciera el fuego nuevo", el que era recogido por los sacerdotes y así cada uno lo pudiera llevar a su hogar.

El dios se asocia al pimiento (picante), símbolo de la fuerza vital, y el pino, madera de la que se hacen las antorchas, es su árbol.

Figuras de otras mitologías aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.