home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Figuras mitológicas de Oceanía

La composición física de Oceanía es aun hoy día discutida. No obstante lo mas común que se acepta es que está formado por las islas del Pacífico: Australia (y su plataforma continental), Nueva Zelanda, Nueva Guinea y los archipiélagos de islas coralinas o volcánicas de Micronesia, Polinesia y Melanesia todos ubicados al oeste o el noroeste de Australia, la mayor isla del conjunto y que es considerada por muchos como un continente-isla por sí solo.

Desde hace mucho tiempo algunos de estos territorios estuvieron poblados por comunidades humanas que muy probablemente llegaron allí desde el sureste de Asia.

La relativa gran distancia entre las islas para la época en cuestión, y el primitivismo de los pobladores autóctonos por entonces, hizo que surgieran múltiples leyendas y deidades en unos territorios y otros. El contacto con los europeos a partir de mediados del siglo XVI y la posterior colonización de la región que se completó en mayor o menor medida en el siglo XVIII introdujo el cristianismo en la zona.

Los personajes, mitos y leyendas de esta zona geográfica y que pudieran constituir su "religión" fueron trasmitidos oralmente de generación en generación entre los habitantes de las comunidades o tribus nativas, algunas de las cuales se mantienen hoy viviendo con los mismos métodos primitivos ancestrales. La falta de documentación autóctona escrita y la inevitable influencia cristiana, que no se preocupó mucho por dar fe escrita de las costumbres y mitos de los nativos hacen muy difícil hacer una descripción acertada y coherente de lo que podía llamarse la mitología  de Oceanía.

Sin embargo algo se conoce y acepta como cierto de ese conjunto, y sus figuras mas importantes, o mas comunes, de esas tierras son la que se relacionan a continuación.

Una particularidad de estos pueblos en general, es que la muerte no es un hecho en sí mismo, esta existe en dependencia del recuerdo de los vivos, aunque siempre habrá un momento en que los muertos dejan esa existencia casi paralela a los vivos para bajar a los lugares del olvido, a los infiernos.

Principales figuras

Qat

Qat, Kat o Ambat es el civilizador, el hombre de los orígenes y que organiza la vida y la muerte.

Nace de una roca que se abre en el centro para darle salida. Así como a sus once hermanos, los Tagaro. Entre los Tagaro están: Tagaro Gilgilala, que es sabio y puede enseñar a los demás y Tagaro Loloqong que no sabe nada y se comporta como un loco.

Qat tiene un rival, Marawa. Un día Qat empieza a crear las cosas partiendo de un mundo que ya existía y se divierte con ello. Esculpe los cuerpos de los hombres y las mujeres en la madera de un árbol, luego esconde sus creaciones por tres días, mas tarde los saca a la luz tres días más y bailando al son del tambor les da la vida.

Por su parte su rival, pero no ciertamente enemigo, Marawa le gusta lo que hace Qat, se dispone a hacer lo mismo y esculpe los hombres y mujeres en otra madera y entierra las figuras hechas en el suelo. Cuando las retira al cabo de los seis días las piezas estaban completamente podridas.

Por aquellos remotos tiempo la gente no moría, sólo mudaba la piel y eso trajo pronto problemas, ya que al mantenerse los mismos dueños de las tierras, los mismos cultivos el progreso estaba paralizado, las cosas no cambiaban. Qat entonces inventa la muerte, para ello utiliza un hombre llamado Mate al que acuestan sobre una piedra prometiéndole que no pasará nada y le colocan un cerdo muerto arriba. Se organiza el festín funerario y al cabo de cinco días Qat retira lo que estaba sobre Mate. Solo huesos había debajo, por lo que Mate debe irse, o bien al mundo subterráneo o bien al mundo superior. El camino al mundo superior estaba bloqueado por Tangaro Loloqong, así es que a Mate no le quedó otro remedio que ir al mundo inferior, lo que representa el surgimiento de la muerte y la primera utilización del infierno.

Cuenta la leyenda que Qat subió al borde del cielo para conseguir la noche, la cambió por un cerdo y esta, la noche, le enseño a dormir y a cortarla de madrugada para hacer surgir el amanecer. Luego enseñó a sus hermanos esta práctica.

La mujer de Qat es muy hermosa y produce el celo de los hermanos, los que, según algunas versiones, matan a Qat que defendía a su esposa y luego esta se suicida, pero en otras Qat no muere. El hecho es que Qat se marcha en una canoa a un lejano lugar y con él se van todas las esperanzas de los hombres, aunque se asegura que volverá.


Tano

Tano es el dios de los bosques, los árboles forman su cuerpo: las ramas son las piernas; el tronco su cabeza; y la madera su carne.

Es hijo de Ragni, el cielo, su padre; y Papa, la tierra, su madre. Por aquel entonces el cielo y la tierra estaban unidos, por lo que el sol fijo en su lugar, puede destruir los hijos que surjan de Papa. Tano decide separarlos y utilizando los pies acostado boca arriba en su madre levanta y sostiene el cielo a distancia de la tierra. Debido a la separación, algunos hijos de la pareja han quedado separados, unos arriba en el cielo que tendrán vida eterna y otros abajo, en la tierra, que serán los hombres. A Tano se le considera el defensor de los hombres contra la cólera de Ragni al verse separado de su pareja.

Tano crea los pájaros, los árboles y otras muchas criaturas pero no tiene descendencia, para eso necesita a una mujer. Por fin la encuentra, pero no sabe actuar, primero trata de usar los ojos de la mujer, el resultado, lágrimas. Luego usa su nariz, lo que produce mucosidades, lo intenta con los oídos, pero nada, solo cera, insiste con la boca y obtiene saliva. Por fin usa la abertura adecuada y engendra una hija Hine ahu one y con la que se casa de inmediato.

Enterada la hija de que su esposo es su padre huye aterrada, Tano la busca y le pide que regrese pero ella se niega y se convierte en la diosa de la muerte.

El aprendizaje del arte de pesca se relaciona con Tano. Se cuenta que el dios Tangaroa, que es enemigo de Tano vive en el mar convertido en pez y ha tenido muchos hijos, algunos de los cuales han abandonado el mar y se han instalado en tierra, pero aun quedan muchos en el océano. Tano le pide a los descendientes de Tu-matanega, su hermano y dios de los hombres feroces, que  usen redes, anzuelos, lanzas y combatan a los hijos de Tangaroa. De esta forma el hombre conoce la pesca. Tangaroa, en venganza, inunda la tierra y provoca graves destrozos en la costa. La rivalidad entre Tangaroa y Tano trajeron al mundo las desgracias y la muerte.

Con frecuencia Tano representa el dios del bien mientras Tangaroa el del mal.

Figuras de otras mitologías aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.