home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Latisols, latosols o suelos lateríticos


Los latisols están constituidos principalmente por lateritas, las que son el resultado de un proceso conocido como lateritización.

La laterita se forma en la superficie de la corteza terrestre en las zonas tropicales cálidas y húmedas, y está enriquecida con hierro y aluminio. Se desarrolla por la meteorización intensa y de larga duración de la roca madre subyacente. Casi todos los tipos de rocas pueden ser profundamente descompuestas por la acción de las grandes precipitaciones y las temperaturas elevadas. El agua de lluvia que se filtra a las profundidades, causa la disolución de los minerales de la roca primaria y la disminución de los elementos fácilmente solubles como sodio, potasio, calcio, magnesio y silicio. Esto da lugar a una concentración residual de los elementos más insolubles predominantemente hierro y aluminio.

La abundancia de hierro, les da generalmente a estos suelos un colo rojizo.

Algunas lateritas son especialmente abundantes en bauxita, un mineral de donde se extrae el aluminio, en otras hay suficiente cantidad de níquel como para ser explotado comercialmente.

Para ir al índice general del portal aquí.