home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Ácido clorhídrico


El ácido clorhídrico, ácido muriático o sal fumante es una disolución acuosa del gas cloruro de hidrógeno (ClH). Esta disolución resulta un líquido transparente o ligeramente amarillo, que en estado concentrado produce emanaciones de cloruro de hidrógeno (de ahí el nombre de sal fumante) las que combinadas con el vapor de agua del aire son muy caústicas y corrosivas de color blanquecino y muy irritantes a las vías respiratorias.

El ácido clorhídrico reacciona con los metales activos o sus sales de ácidos mas débiles para formar cloruros, casi todos los cloruros son solubles en agua por eso el aćido clorhídrico encuentra aplicación como eliminador de los sedimentos, carbonatos de calcio, magnesio, hierro etc en muebles sanitarios.

Puede obtenerse haciendo reaccionar ácido sulfúrico con sal común  (cloruro de sodio) según la reacción siguiente:

 2 NaCl + H2SO4 -> Na2SO4 + 2 ClH

Durante la reacción se forma el ácido y sulfato de sodio Na2SO4.

Industrialmente se producen grandes cantidades de ácido clorhídrico haciendo reaccionar el cloro y el hidrógeno procedentes de la cuba electrolítica de cloruro de sodio, utilizada para la producción de sosa caústica.

El ácido clorhídrico que se encuentra en el mercado suele tener una concentración entre el 25 y 38% de cloruro de hidrógeno. Soluciones de una concentración de algo mas del 40 % son químicamente posibles, pero la taza de evaporación en ellas es tan alta que se tienen que tomar medidas de almacenamiento y manipulación extras. En el mercado es posible adquirir soluciones para uso doméstico de una concentración de entre 10 y 12 %, utilizadas principalmente para la limpieza y la regulación del pH de las piscinas.

Para ir al índice general del portal aquí.