home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

El animador turístico


El animador turístico es un profesional que puede ejercer enorme influencia sobre personas o una colectividad, especialmente durante el uso del tiempo libre, permitiendo que se establezcan contactos e intercambios humanos; es un intermediario para el desarrollo de las actividades dentro del medio ambiente, natural, social y turístico.

Este profesional proporciona la distracción pero no es siempre actor, debe permitir a cada persona descubrirse a si mismo. Es un embajador cultural, se hallará siempre preparado para ofrecer informaciones sobre el entorno donde radica su instalación hotelera, dominando cuales son las ofertas que ofrece: excursiones, safaris, tour, visitas, etc, y debe ser capaz de explicarle a los clientes como pueden asistir a bibliotecas, teatros, cines, restaurantes, museos, y otros sitios de interés.

Algunas cualidades importantes que debe poseer:
  1. Amplio dominio de la Cultura Universal.
  2. Facultad para vivir y trabajar en grupo.
  3. Conocimiento de al menos tres idiomas.
  4. Posibilidades de comunicación y contacto.
  5. Habilidad para realizar deportes, expresión corporal y el baile.
  6. Ser capaz de motivar a la participación.
  7. Habilidad para trabajar con personas de cualquier edad.
El animador hace funciones de relaciones públicas, muchas veces actúa como vendedor indirecto de diferentes productos, por ejemplo, excursiones, visitas, eventos; da la información necesaria a cada huésped. Él es la cara más visible de un establecimiento, en este sentido es la persona que más poder de fidelización (hacer fiel al cliente a usar siempre la instalación) posee sobre el cliente. Debe ser una persona competente y de gran versatilidad, por lo tanto posee cualidades y responsabilidades específicas entre las que están:
  1. Proponer, ejecutar y organizar programas de animación, teniendo en consideración los intereses, gustos, preferencias y motivaciones de los clientes, para proporcionarles un buen disfrute de las acciones.
  2. Coordinar con las demás áreas de la instalación las necesidades de materiales, para el buen éxito de una actividad.
  3. Participar en las reuniones de información con los clientes dando a conocer en las mismas las características del hotel y su programa de animación.
  4. Establecer comunicación directa con los clientes teniendo como objetivo lograr su confianza y participación en las actividades.
Generalmente en la animación turística se trabaja en equipo, porque un animador solo, poco puede hacer o lograr en una instalación turística, por ello, en aquellas que poseen este servicio, se habla de Departamento o Equipo de Animación.

La composición ideal de un equipo de Animación tiene lo siguiente:


  1. Un jefe de Animación.
  2. Animadores deportivos.
  3. Animador infantil.
  4. Animadores para adultos mayores y discapacitados.
  5. Animador V.I.P.
  6. Coreógrafo y Bailarines.
  7. Modista y costurera.
  8. Maquilladora.
  9. Decorador.
  10. Discjockey.
Cuando se trabaja con grupos de personas es muy importante que los animadores tengan en cuenta:
  1. No debe haber a la espalda del que anima ningún motivo móvil, ni excesivamente iluminado o de colores profusos, ello produciría una evasión psicológica de los participantes.
  2. Se debe ubicar a los participantes de forma tal que todos queden dentro del campo visual del animador.
  3. No se debe permitir la formación de pequeños sub grupos, el grupo debe ser un bloque unido.
  4. Si existe mucho sol, o algún reflector iluminando, se debe procurar que la luz incida sobre el rostro del animador y no en el de los participantes.

Algunos comportamientos de grupo

Es normal, y además deseable, que se produzca una suerte de contagio afectivo espontáneo entre todos los integrantes de un grupo sea cual sea su naturaleza o especie cuando simultáneamente están realizando una misma actividad, persiguiendo un mismo fin. Tal fenómeno se manifiesta en cierto afecto o cariño con que dialogan, se ayudan, se abrazan, se festejan personas que hasta ese momento apenas se conocían, demostrando que el hombre puede sacrificar muy fácilmente su interés personal e incorporarlo al interés colectivo.

Otro aspecto importante es conocer que los grupos humanos cualquiera que sea su edad promedio se integran con un equilibrio llamativo entre tímidos y extrovertidos; siempre el más dinámico arrastra al más retraído, muy rara vez se da el caso contrario.

Artículo basado en los apuntes del profesor Pedro Pablo Abreu

Otros temas sobre animación turística aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.